Dentro de las estrategias para cuidar el entorno, se encuentran las ecotecnias, opciones viables y económicas para la construcción de ciudades y comunidades responsables con el medioambiente.

Melissa Rodríguez

Según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la bioconstrucción radica en edificar de forma apta para la vida, pues favorece los procesos evolutivos de todo ser vivo y de su hábitat. De esta forma, dicha disciplina se ha desarrollado como un instrumento para aprovechar eficientemente los recursos naturales, y permitir la elaboración de productos ejecutados de modo sustentable.

Las técnicas productivas empleadas en la bioconstrucción son aquellas que permiten tener una casa saludable y sostenible. Para la Secretaría, la elección de las técnicas es muy importante, ya que se tiene que tomar en cuenta la disponibilidad de los materiales y los efectos bioclimáticos.

Este cambio en la forma de construir ha generado una importante huella ecológica, y ha contribuido de manera significativa en la mitigación del medioambiente y el cambio climático.

Según estudios de la Semarnat, al construir una casa con técnicas convencionales basadas en el uso del cemento, se emiten a la atmósfera 478 kilogramos de dióxido de carbono (CO2). Si se considera que una casa de tamaño medio usa más de 20 toneladas de cemento, se necesitarían, por cada una de ellas, 5 hectáreas de bosque para contrarrestar sólo los efectos de la contaminación causada por el CO2, sin tomar en cuenta las demás consecuencias implicadas en su fabricación, como la generación de dioxinas (compuestos orgánicos, cancerígenos, bioacumulables, incoloros, inodoros, disruptores hormonales y altamente tóxicos) generados por el acero, PVC, viniles, entre otros.

 

Principales ecotecnias

 

Pintura natural. Consiste en utilizar la baba extraída del nopal, diluida en agua y mezclada con cal, cemento blanco y sal. Esta combinación de materiales se aplica en muros como pintura. Para el impermeabilizante es necesario añadir a la mezcla elementos como el pegazulejo, la arena gris, el jabón de pasta y el alumbre.

Aislar perfectamente los techos es indispensable para aprovechar mejor las cualidades de los muros; esto permite climatizar con aire puro y además sembrar una gran diversidad de plantas.

 

Composta (abonos orgánicos). Es un fertilizante natural y mejorador de suelos que estimula la diversidad y la actividad microbiana. Este proceso beneficia la estructura del suelo y favorece la filtración de agua. El compostaje consiste en la descomposición de materia orgánica: verduras, frutas, hierbas, pasto, entre otros. El proceso se acelera al acumular los materiales en una pila; después, se añade agua, y se revuelve para permitir la aireación.

Lombricomposta. Es el material que resulta de la transformación de residuos orgánicos, como restos de cosecha, hojas secas, desperdicios de cocina, estiércol de animales domésticos y ceniza o cal. Las lombrices son el elemento principal para esta práctica.

 

Biodigestor. Consiste en un depósito aislado en su totalidad donde, a través de microorganismos anaerobios, se transforman los residuos orgánicos. Es empleado para el tratamiento de excretas de animales, la producción de biogás, el tratamiento de aguas residuales y la elaboración de biofertilizantes.

 

Captación de agua de lluvia

Este sistema filtra y purifica el líquido una vez que pasan por el biodigestor, cuya función es eliminar las bacterias. Las aguas grises van hacía una trampa de grasas y pasan por un filtro. Posteriormente, en un periodo de 40 días, se unen con las negras, pasando por filtros biofísicos (capas de piedra de arena o grava).

El ahorro, captación, almacenamiento y tratamiento del agua es uno de los pilares de la bioconstrucción.

 

Cisterna de ferrocemento. Es una alternativa eficiente para el almacenamiento de agua potable y pluvial. Su costo de construcción se reduce hasta en 50 por ciento, con relación a las cisternas normales. Se puede construir a través de una malla electrosoldada.

 

Letrina seca. Una casa, además de estar construida con materiales locales, biodegradables, energías alternas, etcétera. Es ciento por ciento ecológica cuando utiliza un sanitario seco. Su uso es importante, ya que un alto porcentaje de habitantes de zonas marginadas carecen de un sistema de drenaje. Por lo tanto, esta alternativa es sumamente económica y evita la contaminación que produce la defecación al aire libre. No utiliza agua y los residuos sirven como materia orgánica para el suelo.

 

Muros de paja. Mientras los muros de tierra son una termomasa, es decir, que acumulan calor y luego lo liberan, las pacas de paja son un excelente aislante, el cual guardará el calor o el frío que las ventanas o puertas proporcionen.

 

Tierra compactada. Hacer construcciones con tierra compactada o paja es una práctica que se lleva a cabo en Estados Unidos, Inglaterra y Francia; no obstante, México tiene una gran tradición de construcción con tierra, empezando por el adobe, el primer material que utilizaron los indígenas.

Esta práctica comienza a ser menos frecuente en el país, debido a la falta de información respecto a la calidad de estos productos.

 

Ventajas de las ecotecnias

  •           Limitan el impacto humano sobre la biosfera
  •           Mantienen el patrimonio biológico
  •           Utilizan racionalmente los recursos naturales no renovables
  •           Mejoran la salud de las personas
  •           Permiten reciclar y manejar los desechos de forma adecuada
  •           Ahorran agua y energía
https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2017/07/01.jpg?fit=690%2C425https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2017/07/01.jpg?resize=150%2C150Redacción/ CulturaCultura
Dentro de las estrategias para cuidar el entorno, se encuentran las ecotecnias, opciones viables y económicas para la construcción de ciudades y comunidades responsables con el medioambiente. Melissa Rodríguez Según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la bioconstrucción radica en edificar de forma apta para la vida, pues...