INAUGURAN “AMBÁKERANTANI TSINÁJPIRI IÁSÏ ANAPU”

El 31 de enero, en la Sala 7 del Centro Cultual Clavijero, se llevó a cabo la inauguración de la muestra “AMBÁKERANTANI TSINÁJPIRI IÁSÏ ANAPU: “LO QUE HOY ALIVIAN LOS CURADORES DE AQUÍ”; obra de Gran Formato presentada por el Colectivo Cherani, con apoyo del Gobierno de Estado, a través la Secretaría de Cultura de Michoacán.

 

Interesados en mostrar su capacidad de pintar un muro colectivo y que se conozca su modo de hacer comunidad, los impulsores de este proyecto, egresados en Artes Visuales por la Facultad Popular de Bellas Artes de la UMNSH, son Betel Pañeda Cucué, Alain Silva Guardián, Giovanni Fabián Guerrero y  Francisco Huaroco Rosas, quienes han sobresalido por sus propuestas creativas, se nutren de la cultura purépecha a la que pertenecen, al tiempo que se diferencian por su personalidad definida y su vasta experiencia plástica en el manejo de Instalación, gráfica, mural, y pintura de caballete; a través de su participación en exposiciones y proyectos individuales y colectivos locales, nacionales e internacionales.

 

Sobre el proyecto, Juan Gallardo Ruiz, explica que “Tsinájpiri” es el nombre del curador o médico tradicional p’urhépecha. Son mujeres y hombres que además de curadores, son reconocidos en sus pueblos como adivinos, rezanderos y soñadores. Se trata de competencias y facultades distintivas y experimentadas, que colocan a los tsinájpiri como reconocidos intermediarios entre los diferentes planos del mundo: el social, el natural y el mundo espiritual, mismos en los que se desarrolla el devenir de la vida cotidiana de los pueblos p’urhépechas.

 

La práctica curativa de los tsinájpiri se fundamenta en la substancias de origen natural: vegetales, animales y minerales, así como en conocimientos, saberes y poderes otorgados por la diosa madre, Cuerauaperi, que reside en Zinápecuaro, nombre topónimo que significa “lugar de medicinas o lugar de curación”.

 

Los tsinájpiri alivian los dolores del cuerpo y las aflicciones del alma. Igualmente en sus pueblos se les reconoce como confesores, consejeros y autoridades mediadoras de conflictos, y proponen acertadas decisiones y arreglos frente a problemas que amenazan el buen funcionamiento de la vida en comunidad. En esta exposición se ven expresiones de estas creencias y su contexto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *