CUANDO LOS PERROS LADRAN (A RAJA MADRE)

Cada cosa con su cosa y cada quien con su cada cual, en los gobiernos federales anteriores nadie y mucho menos los periodistas chayoteros, se atrevían a criticar a quienes les daban para tragar con manteca y de esa manera transcurrían los 6 años del periodo presidencial, en donde se publicaban puros logros del gobierno. En esos tiempos del prian no había nada malo que criticar, todo estaba bien, puesto que se les daba parte del botín para que los perros no ladraran, que no se mencionara nada del saqueo en el país, que no se dijera nada de las desapariciones de personas, así como de los ejecutados diariamente. Los periodistas callados, entretenidos, contando las millonarias sumas de dinero que se les daba para callar sus ladridos ¡QUÉ POCA MADRE!


Al paso del tiempo llega al poder ejecutivo federal una persona un poca más honesta y amenaza en su campaña que se acabaron las dadivas millonarias para los medios de comunicación escritos y televisivos y “SOPAS GUEY”, que se suelta la jauría de perros rabiosos en contra del actual presidente de México, Don Andrés Manuel López Obrador. Claro que esa jauría era azuzada por los empresarios corruptos que habían logrado vivir a toda madre del presupuesto del gobierno, así como por ex presidentes de México al ver afectada su entrada de dinero mensualmente y ahora desde el primer mes de gestión del nuevo gobierno duro y tupido para desprestigiarlo.


Los chayoteros empezaron una campaña de estar chingue y chingue, disque por qué no se hace nada por México (cabrones, se está limpiando la pinche cochinada que dejaron otros gobiernos).

                                      ¡QUÉ PADRE!

Que a toda madre, resulta que ahora los zitacuarenses están de fiesta, según nos comentó el amigo TOTON, que por fin Zitácuaro se encuentra tranquilo, sin ratas y sin cucarachas que había en esta ciudad, ya que esa peste dañina nos tenía hasta la madre .
A pregunta directa, vía satélite, nos comentó el TOTON: “Por ahora en zitacuaro hay tranquilidad, pues las pinches ratas y cucarachas que teníamos aquí, en Zitácuaro, ya se fueron para Morelia, ya se las llevó don Carlos Herrera para que le limpien los zapatos y saquen a pasear al perro.


Pero ahora yo me pregunto ¿DE DONDE SABRA TANTO EL TOTON?

              ASALTOS EN LA FERIA DE MORELIA

La mal llamada feria del pueblo, la cual se lleva a cabo en la ciudad de Morelia, resultó ser un desplumadero de incautos michoacanos, quienes creyéndose de los spots publicitarios del flamante organizador de esta fiesta, llegaban y la primera sorpresa era que si llevaban coche, sopas guey”, tiene que pagar 50 pesos por derecho al estacionamiento en pleno llano.


Una vez que se prestan entrar al recinto ferial, “ande cabrón”, resulta que se les cobra sólo 30 pesos la entrada por persona, así que si llevan tres hijos ya tienen que aflojar150 pesos.


Ya dentro de las instalaciones de la feria ¡cuidado! que no se les antoje un refresco a los hijos, porque cada refresco les cuesta nada más que 40 pesos cada uno, ¡ha! pero si el matrimonio quiere saborear una cerveza, esa pequeña bebida le cuesta solo 80 pesos cada una. Así que súmele y dese cuenta que esta es la feria del pueblo y para el pueblo, pero para el pueblo con dinero, porque una persona asalariada del común, cuando hijos del cabrón va tener para llevar a sus hijos a la mal llamada feria del pueblo.

           TODOS COLUDOS O TODOS RABONES                 

En todos los bancos del territorio nacional se prohíbe al cuentahabiente el uso del teléfono celular, y la pregunta obligada es ¿por qué a los empleados no se les prohíbe también el uso del teléfono?

Resulta raro y sospechoso que cuando alguna persona realiza el retiro de una fuerte cantidad de dinero siempre son asaltados fuera del banco y lo más raro es, que cuando amagan a la víctima, siempre le piden que entregue tal cantidad de dinero y dicen exactamente la cifra que se acaba de retirar.

 Es aquí en donde se cree que él o la cajera se comunica con los rateros y se les informa vía teléfono las señas de quien, y cuanto llevan de dinero, por lo que resulta urgente que se les prohíba a los empleados de las instituciones bancarias hacer uso de los teléfonos celulares cuando se encuentren trabajando.

TODOS COLUDOS O TODOS RABONES

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *