Etelberto  Cruz Loeza.

                Atrajo mi atención sondeo ciudadano  publicado el 10 del presente,  por diario de circulación casi estatal para conocer la  opinión de algunos ciudadanos sobre la desaparición de las escuelas normales; afirma el diario que lo motivó la declaración del delegado en el estado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasajeros y Turismo, Arcadio Méndez Hurtado, quien el pasado 9 de septiembre afirmó que las normales han perdido su propósito ya que no se dispone de espacios para laborar como maestros, lo que motiva que sus egresados luchen para ir por dinero sin trabajar, por lo tanto sería una solución para el progreso de Michoacán.

                Independiente de lo desubicado del juicio del señor empresario, es falso que no se disponga de espacios para laborar como maestros y que esa carencia es razón suficiente para que sus egresados-alumnos luchen para ir por dinero sin trabajar.  Espacios para trabajar como docentes existen, sólo hace falta una redistribución, del personal docente, técnico y administrativo en todo el sistema educativo-estructura administrativa de la SEP-SEE en el estado, pero eso espera una verdadera revolución administrativa que se ha anunciado pero tarda en llegar y será proceso que llevará años y no muy felices días.

                En el sondeo hubo opiniones que van desde la militarización de los planteles y alumnos, pasando por su rediseño-funcionamiento hasta su cierre, tajante. La nota presenta, mayoritariamente,  opiniones coincidentes en que se deben cambiar su estructura y funcionamiento.

                Al respecto, como los ombligos, todos tenemos uno,  mi opinión es ésta:

                1°            Los escenarios que plantean los alumnos y los recientemente egresados  de las escuelas normales públicas y también sus plantas docentes y administrativas, no son de carácter nacional. Son típicos, exclusivamente regionales, característicos, no sé si propios, de la Cuenca de la pobreza – Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán -. En el resto del país, casi el 90%, todas las escuelas normales públicas – federales y estatales -, federalizadas, urbanas, centros regionales y experimentales están trabajando normalmente sin contratiempo alguno. Particularmente en nuestro estado existe esta efervescencia por circunstancias propias que aquí no  presentaremos, pues no es la finalidad, pero que mucho tiene que ver la percepción-visión  del respeto a la ley, cumplimiento a las responsabilidades constitucionales, la percepción del Poder,  compromisos políticos electorales, capacidad, conocimiento, competencia, experiencia, habilidades, gobierno, autoridad y dirección-aplicación de la norma-política pública del caso.

2°            De cerrar las escuelas normales públicas – Morelia, primaria,  Morelia preescolar, Morelia Normal Superior,  Tiripetío, Arteaga Primaria, Arteaga Preescolar, CECAM Morelia (capacitación para el magisterio), ENEF (Educación Física) Morelia -, se estaría, totalmente, abriendo la puerta a la escuela normal particular, casi todas ellas de origen confesional, regresando  a las condiciones de 1857, anterior a las Leyes de Reforma y a la Constitución de 1857  y entregando la Educación michoacana al dogma religioso – que tanto daño hizo a nuestro país y sociedad. Sería un monumental error,  una regresión histórica y una derrape-gazapo  ideológico. Por otro lado, la universidad pública – UMSNH – no contempla en su amplio abanico y profesiográfico la facultad de Pedagogía y/o Ciencias de la educación; quienes sí la ofrecen al público necesitado son empresas particulares y hasta universidades privadas, de corte confesional.        

3°            Coincido completamente con Salvado Molina Navarro – al día siguiente de la publicación del sondeo, en colaboración en el mismo diario, expresaba:-…que cerrar las escuelas normales es tanto como decir que se cierre el Poder Ejecutivo local por el despilfarro del titular en gastos de traslado aéreo, que se cierren las dependencias locales y federales que no han podido controlar por la creciente inseguridad pública, que se cierre el Congreso por los desfalcos económicos que lo mantienen en una crisis financiera, que se cierren las instituciones todas… cierto, es descabellado,, es imposible, no es la solución…Las escuelas deben retomar su esencia, su ideología, su formación y ofrezcan a la sociedad maestros de calidad, con formación, con libre pensamiento, entonces habremos vencido los vicios que nos afectan. – los viejos ideales de José Ma. Morelos, en los Sentimientos de la Nación, en el proyecto constitucional de 1814, la 1ª. Constitución federal de 1824 y la constitución de 1917, y sus sucesivas reformas y que ahora queremos vencer cerrando instituciones educativas. Las escuelas normales públicas no adoctrinan. Lo hacen los alumnos y sus instituciones hermanas o algún desfasado, anacrónico y rebasado docente, emisario de un utópico pasado, idealizado.

4°            Las escuelas normales públicas, y las particulares, están esperando la anunciada reforma: nuevo programa y plan de estudios y nuevo modelo pedagógico, así como la reestructuración-selección de nuevo personal docente, técnico y de apoyo administrativo  – que deberá ajustarse a las normas del Sistema Profesional Docente y dejar atrás el modelo-formato de homologación, que se empecinan a sostener – en general y en particular –  y –actualización=renovación tecnológica de instalaciones y servicios. Particularmente en Michoacán debe ser plantel por plantel y persona por persona.

5°            En estas escuelas designar directivos por facultad-atribución del funcionario del sector,   basándose en formación profesional, conocimiento, experiencia y competencia o, de ser posible, una convocatoria académica abierta buscando un específico y deseado perfil y no a propuesta= imposición de las delegaciones sindicales de las instituciones.

                A otra cosa, Juan Manuel Lozano es amigo mío, odontólogo y maestro de baile folklórico; está entusiasmado por el 2º.  Festival de la Catrina en Capula, que bajo la dirección del artista plástico Juan Torres y con el patronato de esa población,  se presentará en la última semana de este mes para unirlo con el Festival de Día de Muertos; hablaba y hablaba de la escuela de arte  J. Guadalupe Posada, en Capula y la finalidad de transformarlo en Centro Cultural. Me llamó la atención tanto fervor que decidí acompañarlo y fuimos. La casa – hermosa, luce toda su elegancia,  unidad  y armonía arquitectónica  muy mexicana y mediterránea, a lo máximo – propiedad de los herederos de Juan Gabriel y entregada al artista para el funcionamiento de la escuela popular de arte de Capula, con todo y que está siendo reconstruida por el artista, ya que fue motivo de despojo y hasta rapiña, ofrece  clases de  pintura, dibujo, cerámica, grabado, escultura, danza y música. Juan Torres, el artista, está entusiasmado y espera que, a pesar de los ofrecimientos=promesas incumplidas de políticos y secretarios estatales y hasta del presidente municipal, en dos años ya esté la casa remodelada y la escuela Popular de Arte de Capula se transforme en Centro Cultural que sea referencia artística en el estado. Don Juan Torees, a quien el pesimismo no se le da mucho,  impulsor-promotor artístico, como Ana Pellicer en Santa Clara del Cobre, desea que los casi 300 talleres que ya trabajan La Catrina, respalden esta transformación cultural y si las autoridades de esta población – tenencia de Morelia –, su patronato y los propietarios de los talleres y empresas  que ofrecen sus vajillas se deciden a respaldarlo, Capula, en dos, tres años, podría ser para la cultura de Morelia, lo que Tonalá y Tlaquepaque, mercados de cerámica y artesanías, son para Guadalajara. Por lo pronto ahí funciona una modesta Escuela Popular de Arte, muy limitada, pero llena de entusiasmo y fe en el futuro.  

https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2016/11/eldespertar.jpg?fit=299%2C200&ssl=1https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2016/11/eldespertar.jpg?resize=150%2C100&ssl=1Redacción / El DespertarOpinión
                                                                                                                                         Etelberto  Cruz Loeza.                 Atrajo mi atención sondeo ciudadano  publicado el 10 del presente,  por diario de circulación casi estatal para conocer la  opinión de algunos ciudadanos sobre la desaparición de las escuelas normales; afirma el diario que lo motivó la declaración del delegado en el estado de la...