CUARTO PODER…

                                                                                                                                           Etelberto Cruz Loeza

SEGURIDAD SOCIAL

¿CUESTIÓN DE ENFOQUE? (II)

                Continuando con las declaraciones del Comisionado de Seguridad del municipio de Morelia, capital del estado, en relación con sus palabras:

 “Pido tiempo a los ciudadanos para que el fortalecimiento a la estructura interna de los cuerpos de seguridad del Ayuntamiento se traduzcan en una disminución de la delincuencia”, lo que menos tiene la sociedad es tiempo. Ya no es momento de colocar en esas posiciones de trabajo, trabajo y más trabajo a ignorantes, desconocidos, inexpertos y sin competencia. La sociedad demanda, requiere, exige resultados mensurables en el menor tiempo posible  y con los mejores resultados deseables.

Por otro lado,  ¿Con qué hará el reforzamiento a la estructura interna de los cuerpos de seguridad del Ayuntamiento? ¿Con Chocomilk &eggs? ¿Con Ensure? ¿Con B12? ¿Con qué? Y, po el mismo lado y apoyándonos en sus palabras, ¿cuáles estructuras internas?

Para empezar, ¿Con cuántos elementos cuenta la policía municipal?

¿Cuántas “policías municipales”, como cuerpos paramilitares dependen  de él o a qué le llama  Cuerpos de Seguridad? ¡Y la Coordinación entre las corporaciones  y el Mando Único?

Si los delitos de alto impacto no son imputables (robos, a casas habitación, de vehículos, a restaurantes, en bancos, a casas de préstamos, etc.) – ¿será competencia? de la  policía municipal, entonces ¿cuáles sí son de su competencia?

Algunas de las cosas graves y hasta peores es que con mucha inocencia, serenidad y firmeza exprese:

“Hay una error de apreciación, porque se maneja el aumento de denuncias como si aumentaran los delitos, lo que pensamos, pero no lo sabemos con precisión es que sólo han aumentado el número de denuncias”. Por Dios. Es legendario que en todo el país y por lógica en nuestro estado y en la ciudad capital, únicamente se denuncia el 10% de todos los delitos – de alto o bajo impacto, así que haga sumas y  restas y verá, numéricamente, que los delitos aun aumentado exponencialmente y si cita una cantidad porcentual, es que la sociedad volvió a creer ven la policía, pero la está defraudando

A la pregunta, ¿Han aumentado los delitos? Su respuesta es muy clara y transparente:

¡No lo sé!

¡Por Dios! ¿Dónde vive?

Es muy cierto, la seguridad pública=social es, en parte,  cuestión de apreciación y tan bien de resultados y muy seguramente un 10% del total de los elementos de la policía municipal están encargados de la seguridad suya y de su familia. ¿Y qué porcentaje ofrece seguridad a las otras autoridades municipales?

Salvo que se demuestre lo contrario, la policía municipal cuida y ofrece seguridad a las autoridades políticas y mandos de los cuerpos de seguridad municipal, luego entonces ¿quiénes y cuántos cuidan a la sociedad, en este caso moreliana y, por ampliación,  en cada municipio?

Si no sabe, ¿qué está haciendo ahí?

Y si no puede,  que renuncie.

Para simplificar y terminar, como lo cantó el Divo de Parácuaro, ¿qué necesidad había de abrir la boca? Que la abra cuando tenga algunos resultados confiables y creíbles, no de saliva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *