Agustín García Celis

En esta sociedad, donde la vida del ser humano va perdiendo su valor, por la descomposición del tejido social, la ignorancia de muchos se vuelve un poder, se vuelve una voz más fuerte, que ha llevado a la sociedad a tomar decisiones sin pensar en las consecuencias. Que desgracia más grande para una sociedad que se muestra hambrienta del saber y sedienta de valores; verse arrastrada por la ignorancia. Y lo más grave es que sea tutelada por la ignorancia.

Estamos acostumbrados en la vida vivir bajo el asombro de los espectáculos. La misma vida de un ser humano se desarrolla bajo la estupefacción de diferentes acontecimientos, unos maravillosos y otros desafiantes; pero, sobre todo, el espectáculo que nos deja ver la historia de un ser humano que ha sido causa de muchos estudios con carácter científico.

Hoy podemos pensar al hombre desde la sociología, antropología, psicología, entre otros. Pero todo esto también nos da la pauta para admirarnos ante la maravilla del ser humano y para escandalizarnos ante la fragilidad utilizada por otros para aprovecharse de las masas humanas menos capacitadas en el pensamiento y la reflexión.

Es un espectáculo ver como en ocasiones la ignorancia de alguno pretende manejar las masas humanas, dejando ver en sus discursos la falsedad, la poca preparación intelectual y lo más grave, su manera de regir con autoritarismo, pretendiendo imponer conceptos falsos e ideologías subjetivistas como parámetros de vida.

El espectáculo más terrible es ver la ignorancia en acción, en los diferentes semblantes de la sociedad. Cuantos de nosotros al no estar acostumbrados a la reflexión, creemos todo lo que se publica y nos volvemos marionetas de la ignorancia.

Es triste, escuchar entre las personas puntos de vista formados por la ignorancia; es increíble que, en nuestros tiempos, con tantos adelantos tecnológicos, sigamos siendo presa de la ignorancia y en consecuencia tengamos grupos sociales que son utilizados como carnada o frentes de contención o modos de irrupción en los proyectos sociales, que traerán beneficios para la sociedad.

No podemos quedarnos de manos cruzadas observando solamente el espectáculo de la Ignorancia; al contrario, debemos sumarnos a los muchos que tratan de razonar y se esfuerzan por mejorar las estructuras e instituciones a favor de la sociedad.

Hoy más que nunca, debemos ser más inteligentes para analizar los proyectos de dirección social, para descubrir el trasfondo de las iniciativas en la colectividad. De tal manera que seamos capaces de desenmascarar los intereses personales de algunos grupos humanos. Hoy más que nunca nos urge crear ambientes capaces de mostrar la verdad, crear iniciativas solidas en defensa de los valores y formar líderes capaces de levantar la voz a favor de la sociedad

https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/05/ñ.jpg?fit=500%2C334https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/05/ñ.jpg?resize=150%2C150Redacción / El DespertarOpinión
Agustín García Celis En esta sociedad, donde la vida del ser humano va perdiendo su valor, por la descomposición del tejido social, la ignorancia de muchos se vuelve un poder, se vuelve una voz más fuerte, que ha llevado a la sociedad a tomar decisiones sin pensar en las consecuencias....