¿Usted qué haría con 9 mil 451 millones de pesos? En la Secretaría de salud de Michoacán hicieron magia, pues los desaparecieron. Un análisis del Sistema Estatal Anticorrupción a las auditorias hechas a algunos programas de esta dependencia sacó a flote un desfalco multimillonario.
Toda clase de estrategias fueron usadas para este desfalco: medicamentos a sobreprecio, transferencias de recursos públicos a cuentas bancarias privadas, pago a personal que no estaba calificado, pago injustificado de servicios y dinero que simplemente desapareció, sin dejar rastro.
El posible daño a la Hacienda Pública Federal suma un monto total de 9 mil 451 millones 766 mil 384 pesos, con 7 centavos, recursos que debieron ser destinados a gasto de salud de los michoacanos, entre 2012 y 2016.
El Sistema Estatal Anticorrupción fue el que encontró estas situaciones en revisiones a auditorías que se realizaron en la aplicación del Seguro Popular y en el Fondo de Aportaciones para Servicios de Salud en el estado de Michoacán.
Se trata de una investigación basada en dictámenes finales de auditorías, que se encuentran contenidos dentro del Informe de Resultados de la Auditoría Superior de la Federación para los ejercicios 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016.
Esta revisión llevó a encontrar un probable daño de 5 mil 860 millones 25 mil 969 pesos, con 2 centavos, al Seguro Popular y otro por 3 mil 591 millones 740 mil 415 pesos con 5 centavos al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), cuya principal función consiste en prestar los servicios de salud a la población abierta de manera gratuita.
¿CÓMO DESAPARECIERON’?
La ‘magia’ que ejercieron los funcionarios de salud se aplicó en varias partidas; por ejemplo, mil 137 millones, 403 mil 230 pesos, eran de la transferencia de recursos del Seguro Popular 2012 a cuentas bancarias diferentes a la del programa y que no fueron reintegrados a la misma.
También se encontraron un millón 870 mil 295 pesos de los “objetivos del programa” en Seguro Popular, recursos que no habían sido ejercidos o devengados al 31 de diciembre de 2012.
Hay igualmente dos millones 15 mil 914 pesos, que se destinaron de la Cuota Social y la Aportación Solidaria Federal 2014 para adquirir medicamentos a un precio superior al de referencia y medicamentos no incluidos en el Catálogo Universal de Servicios de Salud.
Y eso por mostrar sólo algunos de los conceptos que se encontraron en esa revisión a las auditorías.
¿PERO CUÁNTO DINERO SIGNIFICA TODO ESTO?
Actualmente el salario mínimo es de 88.36 pesos, recientemente el Secretario de Desarrollo Económico, Jesús Melgoza Velázquez, admitió que Michoacán está por debajo de la media nacional en salarios, pues los michoacanos tienen un ingreso diario promedio de entre 250 y 270 pesos diarios.
Por lo tanto, los trabajadores de la entidad ganan cada mes entre 7 mil 500 y 8 mil 100 pesos, tomando en cuenta esta última cifra, el ingreso anual es de 97 mil 200 pesos.
Tomando en cuenta estas cifras, un michoacano promedio tendría que trabajar 97 mil 240 años para igualar la cantidad de dinero que se desfalcó del sistema de salud pública. O también se podría sumar casi la misma cantidad si se juntara completo el salario de los zitacuarenses durante un año.
Para tomar idea de las proporciones de este desfalco, se puede mencionar que esos más de 9 mil millones de pesos alcanzarían para construir seis nuevos hospitales, como los que llevan ocho años estancados en Morelia.
De acuerdo con la propia información de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), los nuevos hospitales, Civil e Infantil, tuvieron un costo total que supera los 2 mil 700 millones de pesos, aunque todavía no están terminados.
MIENTRAS TANTO, A OTROS LES DEBEN
Apenas el pasado 17 de diciembre sindicatos y organizaciones de los sectores educativos y de salud en Michoacán marcharon en la ciudad de Morelia, para exigir los pagos que se les adeudan de salarios, aguinaldo y otras prestaciones desde el pasado mes de noviembre.
Los trabajadores de este sector señalan que aún hay pagos de prestaciones pendientes, y aunque hay avance en algunos de los pendientes, persisten los adeudos, por ello continúan las movilizaciones.
LAS ACCIONES
Ante este desfalco, el 18 de diciembre de 2018, el entonces presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, Rafael Villaseñor Villaseñor, presentó la denuncia correspondiente a la Secretaría de la Contraloría de Michoacán, para que se investigue el caso hasta las últimas consecuencias, con el apoyo de la Auditoria Superior de la Federación (ASF).
Las denuncias presentadas sugieren que se cometieron delitos, como uso indebido de atribuciones y facultades, peculado y desvío de recursos públicos, acusando directamente a todos los titulares de la Secretaría de Finanzas y Administración del Estado de Michoacán que hayan ocupado ese cargo.
También son señalados todos los titulares de la Subsecretaría de Finanzas, de la Dirección de Operación de Fondos y Valores, de la Secretaría de Salud del Estado de Michoacán y del Régimen Estatal de Protección Social en Salud, en el mismo periodo.
Además de los funcionarios encargados de la Subdirección de Cálculo y Administración, del Departamento de Comprobación del Gasto, del Departamento de Fondos y Valores y de la Dirección de Financiamiento y Administración, todo esto dentro del Régimen Estatal de Protección Social durante los mismos años.
EL AMARGO AGRADECIMIENTO
Dos días después de que se interpuso la denuncia por este desfalco, el balde de agua fría cayó sobre el Sistema Estatal Anticorrupción, pues se dio a conocer que para el ejercicio presupuestal de 2019, el Sistema Estatal Anticorrupción de Michoacán recibió 36 % menos dinero del que había solicitado.
Recién había tomado protesta Juan José Tena García, como presidente del del Comité de Participación Ciudadana del sistema, cuando aseguró que de los 28 millones de pesos que pidieron en tiempo y forma, únicamente se les otorgaron 18 millones 664 mil 625 pesos, sin justificación alguna.
Este es un presupuesto insuficiente, consideró Tena García, pues en 2018 fue similar y apenas alcanzó para cubrir los salarios pendientes, pues estaba etiquetado para gastos de Capítulo 1000 y no permitió que se trabajara de manera adecuada durante su primer año de funcionamiento.
Resaltó también que este monto representa el 0.027 por ciento del presupuesto del estado para 2019, ni siquiera el 1 por ciento, a pesar de que en el discurso se dice que hay un compromiso para reforzar el combate a la corrupción en Michoacán.
Pero el presidente aseveró que aún con este panorama: “No toleraremos la falta de transparencia, porque los michoacanos tenemos el derecho a la verdad. No toleraremos la falta de compromiso institucional, porque los michoacanos queremos resultados y no toleraremos la falta de rendición de cuentas, porque los michoacanos merecemos servidores públicos honestos y saber que hacen con nuestros recursos”.

https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/12/eldespertar-1-1-2-2-2-1-2-1.jpg?fit=449%2C300https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/12/eldespertar-1-1-2-2-2-1-2-1.jpg?resize=150%2C150Esteban Patricio M.Opinión
¿Usted qué haría con 9 mil 451 millones de pesos? En la Secretaría de salud de Michoacán hicieron magia, pues los desaparecieron. Un análisis del Sistema Estatal Anticorrupción a las auditorias hechas a algunos programas de esta dependencia sacó a flote un desfalco multimillonario. Toda clase de estrategias fueron usadas...