Zitácuaro, Mich.-Mario Alberto Valdez Reséndiz es un artista de las artes marciales, tanto de Lima-Lama como de Taekwondo. Se inició en la especialidad de Lima-Lama a la edad de 6 años, quedando a un paso de ser campeón. Su tenacidad y esfuerzo le llevaron a conseguir el tan anhelado campeonato, pero ahora en la modalidad de Taekwondo.

En total acumuló 40 participaciones en toda su trayectoria, teniendo como resultado 25 trofeos y 10 medallas conseguidas en diferentes ciudades, como Morelia, Zamora, Quiroga, Salamanca y Ciudad de México.

Su madre no quiso que estudiara artes marciales, pero se inscribió solo y lo hizo de la misma manera al ganar su primer trofeo. Al verlo su familia, con reconocimiento en manos, se sorprendieron sus padres y a partir de ese momento se encargaron de brindarle lo necesario para que continuara su carrera deportiva.

A la edad de 14 años, como competidor de Lima-Lama y cinta verde, acudió al gimnasio Juan de la Barrera de la Ciudad de México, acompañado de su iniciador, el maestro Abel, así como de sus padres. En dicho evento deportivo se quedó a un paso de convertirse en campeón nacional, obteniendo así un segundo lugar y el subcampeonato en sus manos.

Fue también este mismo recinto deportivo en el que tendría una segunda oportunidad de convertirse en el mejor del país, pero sería años después y ahora bajo el uniforme de Taekwondo y cobijado por el maestro Anselmo Munguía. Mario Alberto se alzó con el triunfo en los 6 combates que tuvo, con lo cual fue declarado ganador absoluto.

Tiempo después Mario abandonó las competiciones deportivas, para enfocar más tiempo a su carrera de medicina, aunque también tuvo la oportunidad de ser parte de una selección de karate y Taekwondo por parte de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en competiciones internas.

Mario Alberto hizo equipo con Osvaldo Jaramillo y Víctor, en Lima-Lama, por lo que siempre los tres eran los que viajaban hacia las diferentes ciudades del estado de Michoacán, así como la zona del bajío, Guanajuato, para participar en los torneos de combate, a los que eran invitados.

Uno de los sueños que no pudo concretar, es viajar a un torneo internacional, celebrado en la ciudad de Tijuana y conocer personalmente al campeón mundial de karate y actor estadounidense Chuck Norris.

Reconoció Mario Alberto que tuvo que escoger entre su carrera deportiva y su carrera profesional, por lo que la medicina fue la que finalmente le absorbió más tiempo, hasta concretar sus estudios en la facultad de medicina, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, realizando también un internado en el Hospital Civil de Morelia, acumulando varias experiencias como médico general y aportando sus conocimientos en el sector salud, a través de la Jurisdicción Sanitaria.

Cabe resaltar que las escuelas a las que estaba inscrito tenían programadas peleas o torneos de 2 a 4 veces al año, por lo que durante determinados ciclos deportivos estuvo a la altura de un deportista de alto rendimiento, participando en más de 20 torneos estatales y en 4 nacionales, obteniendo así un subcampeonato en Lima-Lama y un campeonato nacional con Taekwondo.

https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/04/zImagen1.jpg?fit=1024%2C624https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/04/zImagen1.jpg?resize=150%2C150Gabriel Gómez RodríguezPersonaje de la SemanaZitácuaro
Zitácuaro, Mich.-Mario Alberto Valdez Reséndiz es un artista de las artes marciales, tanto de Lima-Lama como de Taekwondo. Se inició en la especialidad de Lima-Lama a la edad de 6 años, quedando a un paso de ser campeón. Su tenacidad y esfuerzo le llevaron a conseguir el tan anhelado...