Martín Rafael y Aldo Iván

Zitácuaro, Mich.-Martín y Aldo Iván, padre e hijo, ambos chefs, han logrado tener gran reconocimiento a nivel nacional e internacional, ya que han logrado darle alma y sabor a sus platillos. Además, han conseguido que la trucha en la región tenga un prestigio a los más altos niveles.

Aldo Iván Mendizabal Valdez, desde los 10 años estuvo siempre con su papá en el ámbito de servicio en el restaurant La Trucha Alegre y luego le llamó la atención cómo cocinaba su padre; por lo que, desde la infancia, siguió sus pasos. Incluso hasta la rogaba que lo enseñara a cocinar.

Aldo tiene un registro ante la Unesco (Patrimonio de la Humanidad) como cocinero tradicional y sin duda es el único en la categoría de varón que tiene este nombramiento, como el único en el estado.

Lo anterior luego de participar en el séptimo encuentro de cocina tradicional, celebrado en la capital michoacana, mismo trabajo que fue sustento del expediente presentado a la Unesco para el nombramiento de la cocina mexicana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En aquel tiempo presentó su platillo que tituló “Trucha Enhojada”, que precisamente estaba envuelto el pescado en hojas, de tal manera que recibió una distinción especial en la categoría de creación y fusión, con ingredientes como trucha, aguacate y guayaba, típicos de esta región oriente.

De igual manera hace algunos meses participó el cocinero tradicional en un encuentro gastronómico en el estado de Sinaloa, aprendiendo también a hacer una fusión entre ambas cocinas, la sinaloense y la michoacana.

El joven empresario catalogó sus experiencias como enriquecedoras y señaló que ha viajado por el interior de la república mexicana, ha visitado otras ciudades, como Los Mochis, Mazatlán, Tijuana, Guaymas, por mencionar algunas.

Consideró que ha tenido a su lado el mejor ejemplo: su padre, quien se ha caracterizado por ser una persona muy creativa y considerado el pionero de la trucha deshuesada en la región oriente.

“Yo recuerdo cuando se metía a la cocina y decía él, a qué sabrá este ingrediente mezclándolo con éste, ingredientes totalmente opuestos, y ahorita verlo sacar un platillo, verlo sacar una bebida, verlo en presentaciones o foros, es un ejemplo realmente a seguir, un orgullo tenerlo”, expuso.

“Aquí en el municipio de Zitácuaro es muy reconocido, con una trayectoria de muchos años. Además de su creatividad, el entusiasmo y el amor que tiene por su profesión han sido muy grandes”, recalcó.

Aldo Iván tiene un diplomado en repostería francesa, es técnico en alimentos. Además, ha recibido varias certificaciones, siendo su trabajo diario, su mayor respaldo.

El joven empresario ha incursionado también en la coctelería y entretenimiento, desde hace 6 años ha llevado la batuta del bar “El Pueblito”, escenario que sirve como escaparate para jóvenes y adultos que gustan de eventos de rock en vivo cada fin de semana, en un ameno ambiente.

EL CREADOR DE MÁS DE 50 RECETAS DIFERENTES DE TRUCHA

Por su parte Martín Mendizábal López indicó que, en el ímpetu de lograr un proyecto a buen término o exitoso, hay que recorrer un largo camino. En aquel tiempo el concepto de la trucha no era tan fuerte como en la actualidad.

“Tuvimos que estar picando piedra, sufrir de alguna manera, porque la gente no lo veía como un atractivo; sin embargo, en ese camino que recorrimos se ha logrado muchísimo, la promoción, la difusión, el tener recetas de 50 o más platillos diversos ha implicado que tengan opciones de consumo y en este camino he logrado pasarle la estafeta a mi hijo Aldo, quien como joven emprendedor ha demostrado talento y ha empezado a probar ese éxito”, subrayó.

“Ese éxito es uno de los mayores logros, que mi hijo retome esos proyectos que como iniciamos y ahorita como empresario también del Pueblito, que es una de las empresas que más ha resaltado Aldo Iván, un concepto interesante, un sitio muy frecuentado y de esparcimiento social, porque es un espacio que reúne ciertas características y con un ambiente familiar”, explicó.

Este foro también ofrece a los músicos y talentos de la región varios géneros, pero principalmente el rock. Desde sus inicios este lugar se promovió como la “Casa del rock” y ahora ya suman 6 años de manera consecutiva y a la gente le ha encantado este concepto de diversión y entretenimiento.

La razón por la que ha permanecido en Zitácuaro y que a pesar de haber recibido algunas ofertas incluso del extranjero y del interior de la república, ha sido porque “he insistido mucho y he querido demostrar que la frase que dice que nadie es Profeta en su tierra, no es cierto, todo es cuestión de trabajo y de hacer con amor lo que se hace, es el requisito mayor”, manifestó.

“He recibido de mis paisanos muchos reconocimientos; pero al mismo tiempo, con la difusión que hemos hecho a nivel nacional e internacional, pues hemos recibido satisfactoriamente la distinción de personas que vienen de aquí o del exterior”, explicó el chef.

Incluso sus alimentos y platillos han tenido tal éxito que han sido enviados a otros estados, con la presunción de que Zitácuaro ocupa el primer lugar en producción de trucha.

En sus inicios el pionero de la trucha deshuesada señaló que fue una inquietud personal, ya que había trabajado en aquel legendario restaurante “Alfredo”, que era el mismo que había inventado la pasta “Alfredo” y desde muy joven comenzó a implementar sus propias ideas.

Al principio, recordó que el pescado únicamente se quedaba nadando en el aceite, sin muchas opciones, pero luego se dio cuenta de que era necesario deshuesarla y presentarla de una manera diferente, contrariando incluso a muchos, porque decían que la trucha se comía únicamente donde la criaban.

Posteriormente expuso que su objetivo fue que este platillo tuviera un enfoque de otro nivel, con lo cual ya son más de 50 formas diferentes de preparar la trucha.

A la diabla, empapelada, rellena, almendrada, al chef, con chimichurri, son algunas de las presentaciones del restaurant “La Trucha Alegre”, mismo que ya alcanzó alrededor de 30 años en el gusto de los zitacuarenses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *