LOS PECADOS DE SILVANO

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, durante el inicio y la primera mitad de su mandato cometió graves errores, que mantienen convulsionado al Estado, afectando incluso la economía de algunos sectores emprendedores del país, y tendrá que pagar las consecuencias.

El primer “pecado” de Aureoles, es haber confiado en su equipo de colaboradores, que, no sólo no operaron eficientemente en la detección y solución de los problemas que les competen, sino que le mantuvieron engañado, sin informarle lo que realmente sucedía en el estado y las consecuencias de su inoperancia; al contrario, le incrementaban el ego, haciéndole creer que es lo mejor que la tierra ha parido y que su gobierno era lo más cercano a la excelencia

Otro error, es el no haber denunciado las irregularidades administrativas, “deviación” de recursos públicos o robos de los gobernantes que le antecedieron, tal vez respetando algún posible pacto de impunidad con los “hombres del poder”, a costa del bienestar de todos los michoacanos. Acuerdo que los propios destinatarios no han respetado; pues lo han dejado solo, enfrentando la embestida de, incluso, los partidarios de los saqueadores protegidos

El tercer “pecado”, es no realizar de manera anticipada, cuando recién tomó posesión, un diagnóstico de los grupos proclives a generar acciones desestabilizadoras, así como de las demandas e inconformidades ciudadanas que pudiesen derivar en conflictos sociales.

El cuarto yerro, fue pelearse con Andrés Manuel López Obrador; primero, manifestándose públicamente a favor de José Antonio Meade (a quien ya muy pocos recuerdan), candidato presidencial priista que no tenía ninguna posibilidad de éxito. Lo que evidenció el fuerte compromiso del gobernador con el régimen tricolor u otra grave desinformación en materia político electoral. Pero no sólo manifestó su desacuerdo con quien encabezaba las preferencias electorales, sino que lo descalificó en campaña.

Posteriormente trasladó dichas diferencias al ámbito gubernamental, y como en toda acción existe una reacción, las huestes de AMLO en la CNTE le han complicado la estabilidad de Michoacán al gobernador. Contra quien realizaron una agresiva campaña descalificativa, sin que nadie de su extenso y costoso equipo de colaboradores reaccionara para contener y revertir la golpeadora embestida; en la que, mínimo, se le acusaba de ladrón…todo por no haber dado tratamiento a un problema ocasionado desde hace casi dos décadas y omitir informar la situación real del magisterio, culpable directo del quebranto financiero, no nada más de la SEE, sino de la economía del estado.

LOS ERRORES DEL MAGISTERIO

Pero no solo en el gobierno ha habido desidia informativa, también en la base gremial del magisterio michoacano ha existido opacidad al respecto. Lo que ha servido para que los trabajadores sean chantajeados y manipulados con promesas de ascenso y obtención de plazas, de acuerdo a las participaciones en marchas, mítines y bloqueos, por lideres corrompidos que utilizan a la base sindical para presionar y obtener millonarios privilegios individuales a costa del quebranto de las finanzas públicas.

Y lo peor, no son los alrededor de 22 bonos o compensaciones adicionales a sus salarios fijos, que representan un gasto al erario de los michoacanos de mil 437 millones de pesos (apoyo a la economía familiar, bono de productividad, ajuste de calendario, Dia del Maestro, bono navideño, aparte de 65 días de aguinaldo).

Afirmo que lo anterior no es lo peor, porque ese recurso sí llega directamente a la base trabajadora del magisterio, lo que no sucedía en otras administraciones con las minutas que los líderes firmaban a cambio de 500 millones anuales y diversos programas que administraban o dirigen, como el programa de desarrollo lingüístico, impresión de libros, escuelas experimentales integrales, centro sindical de investigación e innovación educativa, centros para el desarrollo de la creatividad, programa de alfabetización popular, entre otros. La mayoría de ellos creados durante los gobiernos de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, hoy distinguidos militantes de MORENA, uno de ellos incluso coordinador de asesores del presidente de la “cuarta transformación”.

Lo anterior, sin contar con los miles de “aviadores” y “comisionados” con doble, triple y hasta cinco plazas que no devengan; pero si cobran, ya que fueron enviados a realizar tareas políticas en las secciones sindicales, en los diversos partidos políticos y en los gobiernos de los tres niveles. Esa es la razón que los hizo recular, cuando Silvano propuso auditar a la SEE y a los líderes sindicales (pero luego se volvieron a envalentonar).

Se espera que la propuesta de las auditorias no nada más se haya utilizado como medida de presión para apaciguar la “agresividad” magisterial y en verdad se transparente el destino de esas exageradas sumas millonarias de nuestras contribuciones, que lejos de verse reflejadas en una formación académica de excelencia de los educandos, a enviado a Michoacanos a los últimos lugares en materia educativa y las finanzas de Estado al colapso.

Las consecuencias del distanciamiento de Silvano con AMLO y no someterse el mandatario michoacano a los chantajes de los líderes de los maestros (esos que en sus manos tienen depositada la responsabilidad de la formación “del futuro de México”), provocó que las huestes de López Obrador le hicieran la guerra a Aureoles Conejo, sin impostar las afectaciones al sector productivo. El mismo que aporta sus salarios, mediante los tributos fiscales.

Y si Silvano cometió errores, los profesores no se quedaron atrás. Por ejemplo, una de sus principales banderas de lucha ha sido pugnar por la gratuidad educativa; sin embargo, ya llevan casi un mes sin estar frente a grupo (los que si trabajan, porque otros llevan décadas sin pisar un salón de clases), mientras las escuelas privadas no han tenido un solo día de suspensión, lo que favorece no nada más la formación académica del educando, también contribuye  a que la madre soltera, que es trabajadora, tenga tiempo para realizar sus labores, sin tener que encargar a sus hijos con la abuela, vecina o pagar para que se los cuiden, que a la larga podría resultar más costoso que la colegiatura en una institución particular. Luego entonces, los principales impulsores de la privatización educativa, son los profesores insensibles y haraganes, así como las estrategias y tácticas de lucha irresponsables.

Demostrándose, sobre todo, lo costoso que resulta para el sector productivo y los contribuyentes sostener la educación pública, por lo inconsciente e insensibilidad de los líderes sindicales, muchos de ellos convertidos en parásitos. Además, lo defectuoso que se encuentra en la actualidad dicho sistema educativo. En el recuerdo quedaron los MAESTROS de verdad. Así, con mayúsculas, que con su ejemplo nos formaron y se convirtieron en guías, incluso morales, de nuestros padres. Lideres verdaderos, que en la educación veían un apostolado, que con raquítico salario trabajaban doble turno y hasta los días domingos permanecían en las comunidades enseñando técnicas de cultivo y otras actividades productivas y de organización popular.

En la actualidad, con el pretexto de reuniones sindicales, llegan el martes a los centros de trabajo y los jueves están de regreso. Ni siquiera al programa de enseñanza aprendizaje se sujetan. Y así exigen pagos puntuales sin ningún pudor y bonos extras, producto de “sus conquistas laborales”. ¡Ha! Y se convierten en energúmenos si alguien tiene la osadía de criticarlos, cuando algunos de ellos utilizan el insulto como “instrumento” para dirimir controversias o ventilar posiciones ideológicas.

https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/01/SINOPSIS-POLITICA-3-1-300x201.jpg?fit=300%2C201https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/01/SINOPSIS-POLITICA-3-1-300x201.jpg?resize=150%2C101J. Salatiel Arroyo Zamora / El DespertarEstatalesSinopsis PolíticaTitularesZitácuaro
LOS PECADOS DE SILVANO Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, durante el inicio y la primera mitad de su mandato cometió graves errores, que mantienen convulsionado al Estado, afectando incluso la economía de algunos sectores emprendedores del país, y tendrá que pagar las consecuencias. El primer “pecado” de Aureoles, es haber...