EL RIDÍCULO DE PEÑA Y LA POPULARIDAD DEL “CHAPO” GUZMÁN

El surgimiento, fortalecimiento y empoderamiento de “presuntos” narcotraficantes, como Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, que durante décadas han construido imperios que traspasan fronteras y continentes, no pueden concebirse sin la “protección” y complicidad de funcionarios gubernamentales corruptos transexenales.

Incluso, las fugas del capo sinaloense de penales de “máxima seguridad” no serían posibles sin el contubernio de servidores públicos putrefactos; por lo que no se descarta la posibilidad de que, dentro o fuera de las rejas, el citado personaje mantenga a su servicio la obediencia de mandatarios, políticos y superioridades policiacas del más alto nivel. Tampoco resulta descabellada la hipótesis de que sus fugas y aprehensiones sean pactadas, de acuerdo a las conveniencias políticas del momento, usando ese espectáculo mediático como distractor de realidades graves para los mexicanos, que sólo incrementan la popularidad del presunto delincuente.

En un año sucederán muchas cosas, pero en el remoto caso de concretarse la extradición de Guzmán Loera a EU, la teoría del contubernio entre el “supuesto” narcotraficante y el gobierno no se descarta, ni se debilita, solo experimentaría algunas modificaciones: como un posible rompimiento entre los líderes políticos y el capo o podría tratarse de un acuerdo, en el que, a cambio de la reclusión (siempre de privilegio, comparada con la de otros internos) se respete el imperio que pudiese heredar Guzmán a sus hijos u otros miembros de su corporativo.

Pero lo verdaderamente grave, en este oscuro episodio del gobierno mexicano, es la estrategia errónea de combatir a los narcotraficantes, que generan riqueza financiera para el país, atraen divisas, promueven empleos y circulante, quienes incluso en sus territorios imponen más orden y tranquilidad que la propia autoridad. Muchos narcotraficantes, además de productores y comercializadores de sustancias eventualmente prohibidas, son empresarios que producen dinero, más que problemas para sus paisanos.

Llevar a los narcos a prisión parece ser el objetivo prioritario del poder ejecutivo federal; en cambio, el gobierno ha optado por no perjudicar a los criminales que verdaderamente lastiman a los mexicanos de diversos estados de la república, como Michoacán, Guerrero, Morelos, Estado de México, Veracruz y Tamaulipas, donde organizaciones criminales dedicadas al secuestro, extorsión y asesinato, a las que el propio gobierno con su ineptitud y dolo protege, permanecen intactas, operando en absoluta impunidad en la desaparición y ejecución de personas.

Esta campaña publicitaria del presidente Peña Nieto, en busca de la aprobación ciudadana, a través de la persecución de narco empresarios (y protección a sicarios), la perderá el titular del poder ejecutivo nacional y convertirá, ignoro si intencionalmente, al Chapo Guzmán en un sujeto con mayor popularidad… y de continuar las equivocaciones del gobierno, hasta en una especie de héroe nacional…

Enrique Peña Nieto se encuentra precedido de un profundo y delicado descrédito como mandatario; mientras que, sin terminar su primaria, El Chapo ha demostrado mayor inteligencia y habilidad para acumular bienes materiales (tal vez envenenando a personas adictas, pero no saqueando y arruinando a sus compatriotas), siendo –según la revista Forbes- de las personas más acaudaladas y poderosas del orbe.

En nuestro país el gobierno federal le ha ayudado (a El Chapo) para que, sin invertir un peso, se convierta en el personaje más popular en los medios de comunicación. También es un ser humano que ha luchado por su libertad y la ha conseguido cuantas veces se lo ha propuesto; en tanto que, el responsable de la seguridad de los habitantes de la nación cada día empeora la situación de sus gobernados, manteniéndolos al grado de la desesperación y repudio a la mayoría de sus acciones y declaraciones.

Por ejemplo, en Michoacán siguen las ejecuciones masivas, se ha premiado a los ladrones que provocaron y toleraron esta situación y arruinaron al estado. En Zitácuaro, los delincuentes que se aliaron con el crimen organizado y utilizaron el servicio público para enriquecerse, andan de vacaciones permanentes con el botín, algunos jactándose de sus viajes en el extranjero, como si ser bandido fuese honroso.

No existe autoridad capaz de llamarlos a cuentas y la sociedad cada día pierde más la esperanza de que se puedan recuperar los recursos saqueados y los degenerados paguen por sus latrocinios. Hasta se cree (ya) que los funcionarios que entraron recientemente serán iguales, pues los vicios fácilmente se propagan y no hay sanción para el político ladrón.

Lo bueno es que, los criminales que son glorificados por el gobierno de México, en el extranjero son detenidos; como acaba de suceder con el ex “líder” nacional del PRI y ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, quien fue aprehendido ayer viernes en España, por orden de la Fiscalía Anticorrupción de dicho país; quienes, como mofándose del mandatario mexicano, dieron a conocer la información a través de su cuenta de Twitter, con la frase que Enrique Peña Nieto empleó para difundir la captura de Joaquín Guzmán Loera: “#misóoncumplida”.

                                                         LAS REPERCUSIONES EN 2018

Obviamente la lógica nos indica que la sociedad cobrará esas facturas, repudiando a los candidatos del partido gobernante (PRI), en 2018; sin embargo, los asesores y operadores del gobierno y del PRI, conocen a la perfección la psicología de masas del pueblo mexicano, saben de nuestra estrechez mental, facilidad para olvidar agresiones y ofensas, cuando en lo individual así conviene y su proclividad a utilizar la “necesidad” como pretexto para prostituir el sufragio. Por eso a la clase política, de cualquier partido, no le preocupa anticipadamente lo que piense o sienta el electorado, mejor se ocupan en llenarse los bolsillos para comprarlo.

Mientras el gobierno peñanietista hace su parte, sometiendo a las dirigencias nacionales de los partidos políticos opositores, para que no vean ni oigan, mucho menos critiquen, el PRI fortalece sus filas, cuadros, organizaciones y sectores. Mediante el ICADEP (Instituto de Capacitación y Desarrollo Político), por cierto, dirigido en Michoacán por un zitacuarense, este Instituto ha estado demasiado activo capacitando a su militancia, particularmente a los jóvenes, con talleres, seminarios y cursos sobre instrucción doctrinaria, operación electoral, administración pública, liderazgo y muchas otras asignaturas indispensables en la formación política.

Además, el tricolor nacional designó para dirigente en Michoacán a un experimentado político, con regular reputación, mucha aceptación entre la militancia y con estructura social que entretejió como delegado de SEDESOL en la entidad, obviamente con el aprovechamiento de programas y recursos públicos.

En puerta también está el cambio de la dirigencia estatal de la CNC, sector mayoritario del PRI. Aquí algunos no han podido superar la estrepitosa derrota de su candidato al gobierno de Michoacán y se la viven culpando al perredista Ricardo Luna García, hoy Secretario de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (antes Sub Secretario de Desarrollo Rural), de haber dividido al sector agrario del tricolor e integrar, en campaña, a la causa silvanista a varios líderes cenecistas.

Lo grave es que no ha habido capacidad para construir la unidad al interior de la CNC y si acaso existiera, fortalecerla. Son siete los aspirantes a dirigir a los campesinos michoacanos: Rosita Molina, Emma Mondragón, Felipe Contreras, Ricardo Guzmán Ruiz, Vicente Estrada, Jesús Luna y Emilio Lucatero.

Todos ellos tienen méritos suficientes para conducir el destino del sector campesino del tricolor; pero… mientras hay uno: Ricardo Guzmán, me consta, que es priistas de cepa, de una sola pieza, leal, total y decididamente, a su partido… anda otro de ellos buscando el apoyo del gobierno perredista de Silvano Aureoles. Lo cual no se sataniza, igual hasta conviene, pero no al PRI ni a la CNC, sino al perredismo, tener a un líder supuestamente de oposición sometido a los intereses del gobierno y su partido (PRD).

El diálogo y la coordinación entre fuerzas políticas opositoras es positivo para construir y mantener la gobernabilidad del Estado; pero ese diálogo y coordinación deben darse después, cuando se asuma la representatividad. Si se facilita antes y todavía se pide ayuda para llegar, entonces habrá dependencia, sometimiento y ello no contribuye absolutamente en nada en la generación de equilibrios, para limitar los excesos del poder. Desafortunadamente para los cenecistas, el proyecto que busca la bendición previa del PRD- gobierno, es también la propuesta que impulsa la dirigencia estatal.

En el PRD michoacano habrá también renovación de dirigencias de comités municipales; para tal efecto, el once de enero debió quedar integrada “La Mesa de Diálogo Estatal”, con la inclusión de todos los líderes de tribus del Sol Azteca.

Entre el 22 de enero y 20 de marzo se tienen programados acercamientos de quienes pretendan convertirse en candidatos con “              Las Mesas de Diálogo”, que serán instaladas en cada municipio; de tal manera que, donde no se logren acuerdos de unidad o candidatura común, los registros se realizaran del 2 al 4 de abril (tentativamente) y de los registros que procedan, los aspirantes realizarán campaña entre el día 5 y 20 de abril. La elección será el 24 de abril.

 

 

 

https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2015/12/SINOPSIS-POLITICA.jpg?fit=800%2C534&ssl=1https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2015/12/SINOPSIS-POLITICA.jpg?resize=150%2C150&ssl=1J. Salatiel Arroyo Zamora / El DespertarSinopsis PolíticaTitulares
                              EL RIDÍCULO DE PEÑA Y LA POPULARIDAD DEL “CHAPO” GUZMÁN El surgimiento, fortalecimiento y empoderamiento de “presuntos” narcotraficantes, como Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, que durante décadas han construido imperios que traspasan fronteras y continentes, no pueden concebirse sin la “protección” y complicidad de funcionarios gubernamentales corruptos transexenales. Incluso, las...