LA FERIA: LO BUENO Y LO MALO

Exitosos, para muchos, han resultado los primeros días de “La Feria Monarca 2016”, de Zitácuaro. En lo personal prefiero calificarlos de “aceptable”, obviamente sin demeritar el rescate de su fecha original. Recordemos que la administración presidida por Juan Carlos Campos Ponce, de manera despótica, modificó el periodo de realización de tal celebración, para llevarse a cabo en el mes de marzo, pretextando que en febrero hace frio; argumento que resultó contraproducente, pues en marzo no sólo se intensificó el frio, si no que durante los tres años que el gobierno priista de Campos Ponce organizó La Feria, llovió de manera abundante.

Sus detractores a manera de chacoteo difundían que se trataba de un castigo un divino, por la necedad del mandatario de imponer sus caprichos, la miopía de sus asesores e indignante postración de los supuestos intelectuales, historiadores y hombres de letras que se sometieron dócilmente a la arbitraria actitud del munícipe, que algunos “críticos” de hoy la justificaban y hasta la aplaudían. Mientras Tláloc hacía estragos, el edil rendía tributo, todos los días, a Baco.

En esta ocasión, además de devolver nuestra fiesta a su fecha tradicional y erradicar frivolidades, se le ha dado la seriedad que este tipo de eventos requiere. Durante la inauguración estuvo presente el gobernador del estado, lo que hace años no sucedía; la asistencia de la población fue masiva, especialmente el segundo día de feria, que rompió cualquier record. El estacionamiento fue insuficiente para los vehículos de los visitantes, teniéndose la necesidad de utilizar los terrenos de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), para colocar los automóviles, mientras la fila de carros, a las 19 horas, llegaba hasta la estatua ecuestre de Ignacio López Rayón. En tanto que los Hoteles, desde el día jueves, anterior a la inauguración, tenían ocupación total.

Los zitacuarenses y visitantes han respondido satisfactoriamente a las autoridades, en este primer ejercicio de organización de La Feria; en reciprocidad, los gobiernos municipal y estatal deben aplicarse en perfeccionar la realización de dicho evento; primero, trabajar en la eliminación excesiva de polvo, que afecta la salud de paseantes y perjudica los productos de los expositores. Así como se construyó en el pasado un teatro dentro de los terrenos de La Feria, también se edifique una zona de locales para la exhibición de artesanías, productos y mercancías; área de alimentos, corrales para los ganaderos de la región, espacios para encuentros deportivos.

Hacer de La Feria una exposición artesanal, agrícola, ganadera, industrial, científica, cultural, deportiva, turística, donde todos los sectores productivos y prestadores de servicios de la región puedan utilizar como escaparate, para contactar consumidores y comercializadores potenciales. De ser posible, que el patronato o comité organizador sea permanente o crear una Dirección o Comisión de Ferias y Exposiciones Municipal, que se encargue, entre otras tareas, de realizar concursos entre productores, artesanos, fabricantes, emprendedores, pequeños industriales, escuelas, inventores, para que las mejores, más innovadoras y atractivas creaciones sean seleccionadas y expuestas cada año en La Feria.

Pero sobre todo, que nuestras autoridades sean cuidadosas de la legalidad y de las formas, que no realicen sorteos o rifas sin permiso, ni la participación de un interventor de la Secretaría de Gobernación y que primero se autorice por el cabildo y después se pongan a la venta los boletos, no al revés. Además de ser considerados con los expositores, entendiendo que son parte fundamental de los atractivos de La Feria; por lo que no se les debe “cargar la mano”, cobrándoles el uso de sanitarios, menos ha tan elevado precio: 5 pesos. Se supone que dicho servicio se encuentra incluido en el pago del espacio adquirido para la exhibición de sus productos.

SILVANO Y SU AFECTO POR ZITÁCUARO

Se vale que tanto adversarios, así como los dueños, líderes y militantes de partidos políticos opositores al instituto y a las personas que gobiernan el estado y municipio, estén atentos, escudriñando el quehacer público de sus contrarios, vigilando que no se aparten de las reglas de operación, mucho menos del marco jurídico, cuidar las manos a todos los empleados públicos que no son de su partido. Esa es parte de la responsabilidad social de las organizaciones políticas, incluso, es obligación también del partido en el poder. Malo, pésimo sería que, tanto el PRI, como el PAN, MORENA y los partidos satélites, no fiscalizaran, ni criticaran a los gobiernos perredistas, ni aprovecharan las debilidades de quienes gobiernan para crecer y desplazarlos del poder.

Pero, hasta por estrategia, el señalamiento debe ser fundado; de lo contrario, los evidenciados serán quienes acusen sin documentar su dicho y utilizando a terceros, ante la ausencia de valor y exceso de cobardía.

Hemos afirmado que no existe gobierno perfecto, elementos de crítica siempre habrá, sólo es cuestión de esperar el momento en que la arrogancia trastorne a nuestros gobernantes actuales, que los pierda y cometan errores, para de manera objetiva y documentada difundirlos. No es necesario mentir o inventar realidades inexistentes. No obstante, antes de señalar al de enfrente, se debe limpiar la casa, exigiendo que todos aquellos militantes, sobre todo en el PRI, que han demostrado ser ladrones y criminales, reciban castigo. No hay que fomentar la confusión de valores, acusando corrupción donde aún no se demuestra e intentando exonerar a verdaderos depravados.

Mientras esto sucede, de agarrar a nuestros empleados con las manos en la “masa”, hay que aceptar la posibilidad de que por primera vez nos pueda ir bien, tanto con el gobierno estatal, como con el municipal. Entender que a pesar del desastre financiero “heredado” por gobiernos anteriores del PRD y del PRI, las administraciones en funciones (estatal y municipales), laboraron los últimos meses del 2015 con recursos del presupuesto de ese año y que, en la mayoría de los casos ya no existía dicho dinero, pues los que se fueron se lo llevaron, dejando sólo saqueos, deudas y conflictos, principalmente laborales.

A pesar de lo anterior, en el caso de Zitácuaro, se realizaron acciones relevantes  que han permitido, sin demasiada inversión financiera, recuperar parte valiosa de nuestro patrimonio municipal, cuando otros gobiernos fueron indolentes al respecto; por ejemplo, se ha recobrado el Estadio Ignacio López Rayón, el inmueble de la Preparatoria José María Morelos, se ha puesto en operación una grúa municipal, se logró un presupuesto de 500 millones de pesos, que se ejercerá durante 2016 y que nos permitirá saber, ahora sí, de que están hechos nuestro nuevos servidores públicos.

También se ha conseguido el compromiso del gobierno estatal de invertir otros 500 millones de pesos en el proyecto turístico de La Presa del Bosque, cantidad igual al presupuesto de este año y que sería la obra más costosa que se haya realizado en los últimos años o la más onerosa que, en lo personal recuerde exista en la región; si comparamos con el hoy inaugurado Teatro Juárez, en el que oficialmente se invirtieron 33 millones de pesos y alrededor de 11 años para concluirlo, imaginemos lo que se puede hacer en La Presa con 500 millones. Solo resultaría conveniente conocer el tiempo de ejecución de la obra.

A pesar de los tropiezos, lo anterior parece indicar que no está nada mal para comenzar 2016 y no es difícil que estas tareas sean exitosas, nada más se necesita, en todas las áreas de la administración pública estatal y municipal, funcionarios escrupulosamente honestos, extraordinariamente capaces y excesivamente eficientes, son las cualidades mínimas que de ellos se esperan.  Si no pueden reunir tales requisitos, nada los obliga a permanecer en un espacio donde podrían ser acusados de corrupción por incompetentes y dar elementos a los opositores para derrotarlos política y electoralmente.

EL SECRETARIO DE GOBIERNO OPERARÁ DESDE ZITACUARO

Con el propósito de facilitar el acercamiento y la comunicación con la población de la región, para eficientar los recursos y acciones de gobierno; conocer de manera directa la problemática de los municipios, priorizando las necesidades urgentes; acercar los servicios del gobierno federal y estatal a la sociedad a través de los presidentes municipales; impulsar el desarrollo y fortalecer la gobernabilidad, el gobierno de Michoacán responsabilizará de estos trabajos a un Secretario de Estado de su gabinete y a un delegado federal, quienes serán enviados a cada una de las regiones a coordinar acciones para lograr dichos cometidos.

En el caso de la región oriente, que comprende 18 municipios, la coordinación es encabezada, a partir del jueves pasado, por el Secretario de Gobierno, Adrián López Solís y el delegado de la CONAGUA, Oswaldo Rodríguez Gutiérrez. Durante el anuncio, antes los medios de comunicación de Zitácuaro, de la citada coordinación, Florentino Coalla Pulido, representante del Miguel Ángel Osorio Chong en Michoacán e integrante del equipo que Alfredo Castillo trajo a nuestro estado –ya saben a qué, no tiene caso ser tan reiterativo-, afirmó que es la primera vez, en el país, que se lleva a cabo este tipo de coordinación en alguna entidad federativa, por lo que le echó sus flores al mandatario michoacano.

El inconveniente, es que dicha coordinación no tiene todavía un diagnostico de la problemática en la región, mucho menos alternativas de solución, particularmente en materia de seguridad y corrupción gubernamental, que son los temas que más nos han perjudicado a todos los pobladores de esta bella región del oriente michoacano y tierra caliente.

Una de las primeras acciones, tendrá que ser la recuperación de la confianza ciudadana en las autoridades; pues, precisamente Alfredo Castillo y sus colaboradores se encargaron de destrozar lo poco que quedaba de credibilidad. Por eso nadie denuncia hechos delictivos…además ¿Para qué?…en muchos de los casos los responsables de perseguir a los delincuentes usan la información de las querellas para sobornar a los presuntos infractores, están coludidos con ellos o les “venden protección”.

Lo anterior podría explicar porque no ha habido detenidos de aquella banda de supuestos secuestradores y extorsionadores de productores de guayaba en la región de Jungapeo y los límites con Zitácuaro, que supuestamente obligó a ciudadanos de dicha zona a organizarse en un aparente grupo de autodefensas y que a pesar de ello, en ese municipio los “levantones”, desapariciones y asesinatos (incluso en el propio palacio municipal) continúan, igual que la impunidad para quienes los cometen.

  

https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2015/12/SINOPSIS-POLITICA.jpg?fit=800%2C534https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2015/12/SINOPSIS-POLITICA.jpg?resize=150%2C150J. Salatiel Arroyo Zamora / El DespertarSinopsis PolíticaTitulares
                                                     LA FERIA: LO BUENO Y LO MALO Exitosos, para muchos, han resultado los primeros días de “La Feria Monarca 2016”, de Zitácuaro. En lo personal prefiero calificarlos de “aceptable”, obviamente sin demeritar el rescate de su fecha original. Recordemos que la administración presidida por Juan Carlos Campos Ponce, de...