“OJO” CON LOS POLITICOS
Aunque abiertamente no se acepte, las campañas o precampañas políticas ya comenzaron. Iniciándose, desde hace semanas, con la competencia por la gubernatura del estado de Michoacán, las 113 alcaldías y 40 escaños en el Congreso del Estado. La pugna por esos espacios de poder ya está en marcha, algunos actores políticos se activan en la “construcción”, innovación o perfeccionamiento de su imagen… esto es, como maquillarse, que poses asumir en público (modelar), ensayan sonrisas “seductoras” intentando parecer encantadores, practican oratoria para perfeccionar su manera de hablar, que decir y como expresarlo, para que la “persuasión” o mentiras logren el objetivo de engañar al receptor de su retórica.
Así mismo, además de pulir la imagen y ejercitar la oratoria, se trabaja en el posicionamiento de los futuros contendientes. Pero, sobre todo, más abiertamente, en el fortalecimiento de las estructuras partidistas propias y el debilitamiento de los adversarios, principalmente si estos están en el poder, emprendiendo campañas de descredito, que minen la credibilidad en ellos y provoquen el repudio social, pero específicamente del futuro electorado.
La lucha por el poder ya comenzó (más bien nunca se ha detenido) y los actores, que ambicionan mantenerse abrazados a él, y quienes pretenden desplazarlos en el disfrute de esos privilegios, que de pronto los transformarán en nuevos ricos, incrementando “extraordinariamente” sus bienes, comenzarán a experimentar cierta metamorfosis, repentinamente se volverán más inteligentes, amables, saludadores, generosos, bondadosos, solidarios, seres sensibles, humildes y compasivos, casi llegando a lo divino… todo con el único propósito de arribar al poder o mantenerse en él y adueñarse de los bienes públicos que les permita adquirir el dinero que jamás lograrían trabajando de manera honrada y honesta.
Mientras que los electores, a pesar de las amargas experiencias, volveremos a “confiar” en ellos. No por convicción, si no por creer que en lo personal nos conviene tener algún conocido, “amigo” o pariente con el que podamos hacer negocios, pedir favores o nos saque de algún apuro.
Si nos consta que ese conocido, amigo o familiar no tiene la calidad moral, ni la aptitud para acceder al poder público, eso es lo de menos; lo que importa, es lo que yo, como individuo, pueda lograr… y que la sociedad se chingue, al fin que todos roban… lo bueno es que ahora nos podría tocar parte de lo robado o al menos beneficiarme con algo; pues los otros candidatos, aunque pudieran ser honestos y estar preparados, pero pues están jodidos, son pobres y feitos, por eso no tienen posibilidad de ganar. Además, con los que pudieran ser buenos gobernantes no hay compromiso y aparte querrían hacer todo derecho y eso a mis empresas no le conviene, ni a mis intereses personales beneficia.
Esa putrefacción de la clase política, así como la irresponsabilidad para elegir a los menos corruptos o siquiera a los más capaces para brindar resultados positivos a la colectividad, en el ejercicio de la función pública, es lo que mantiene a la Nación, estado y municipio en el caos.
Resulta sumamente grave lo que está sucediendo en el país y a nadie parece interesarle o tal vez simulan no darse cuenta. No creo posible que ignoren que la degradación humana y la pudrición de las instituciones públicas nos mantienen inmersos en una guerra civil y que la falta de resultados para corregir el rumbo de la patria nos conduce a una peligrosa recesión económica.
Soy consciente de lo desagradable que son las noticias negativas, nos gusta más la simulación, que nos endulcen el oído con mentiras, que nos hagan creer que todo marcha bien y que estará aún mejor. Si nos proporcionan información real, la señalamos de alarmista, sensacionalista, amarillista y excesiva, tratando de minimizar la monstruosa situación que vivimos.
INEPTITUD LASTIMA A VICTIMAS DE DELITOS
Para citar un ejemplo de cómo hiere a la sociedad la negligencia de la clase política, que solapa a funcionarios ineptos, y la pasividad de la población para reaccionar, solidarizándose con sus semejantes cuando estos son víctimas de ultrajes:
El pasado 15 de abril un joven de Zitácuaro desapareció, al transcurrir los días sin saber de su paradero, la familia fue invadida por el miedo y la angustia, que más tarde se convirtió en dolor indescriptible e impotencia al no saber a dónde acudir y cómo buscarlo. Además de carecer del apoyo de alguna autoridad, que los orientara en la búsqueda y brindara un poco de consuelo.
Afortunadamente para los familiares del desaparecido, en esos días llegó a Michoacán una Caravana Internacional de Búsqueda de Personas y se sumaron a ella. Con el apoyo de dicha organización ciudadana a favor de familiares de desaparecidos, la Fiscalía Regional de Justicia se sintió presionada y les permitió el acceso a los archivos fotográficos de personas sepultadas en la fosa común.
La sorpresa para los deudos fue que, entre los sepultados en la fosa común, en San Miguel Chichimequillas de Escobedo, se encontrada su familiar, al que tanto habían buscado. El joven zitacuarense llevaba desaparecido casi 20 días y, según la autoridad, había sido asesinado cuatro días antes en el municipio de Ciudad Hidalgo y sepultado dos días previos a su identificación, junto a otros dos cuerpos que tampoco fueron reclamados, pues la autoridad jamás informó que ahí, en la morgue, se encontraban personas asesinadas sin identificar, para que la población supiera y quienes buscan a sus seres queridos pudiesen acercarse a verificar si se trata de las personas que buscan.
Esas omisiones de la autoridad, de no informar los hechos violentos que acontecen en la región, de ocultar información para hacer creer a la sociedad que nada pasa, que todo está bien o por desidia no trabajan en la integración de las respectivas carpetas de investigación, es sumamente grave y en un país o región donde realmente prevalezca el estado de derecho, los funcionarios omisos y negligentes serían sometidos a procesos penales. Pero aquí nada pasa, nadie se sensibiliza ante el dolor que padecen las victimas de los delitos, que al mismo tiempo también lo son de un sistema de procuración y administración de justicia indolente y de gobernantes mezquinos.
Resulta sorprendente la manera en que la vida del ser humano va perdiendo su valor, impulsada por la degradación de valores y la ignorancia. Esta última aprovechada por algunos vivales para manipular a la mayoría y llevarlos a tomar decisiones, sin reflexionar en las consecuencias. Esa mayoría irreflexiva es la responsable de que una minoría hambrienta de sabiduría y sedienta de valores sea arrastrada por la ignorancia y gobernada por la insensibilidad y ambición.
Ojalá en la próxima jornada electoral, en cuyo proceso (extemporáneamente) ya nos encontramos inmersos, los ciudadanos se informen, se cultiven, se fortalezcan en el conocimiento y los valores, que no sean débiles y su fragilidad sea aprovechada por otros que “aspiran” a gobernar o representarnos y para lograr su cometido utilizan (especialmente) a las masas humanas menos capacitadas en el pensamiento y la reflexión.
Es cuánto.

https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/03/SINOPSIS-POLITICA-3-1-300x201-1.jpg?fit=300%2C201https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/03/SINOPSIS-POLITICA-3-1-300x201-1.jpg?resize=150%2C101J. Salatiel Arroyo Zamora / El DespertarEstatalesSinopsis PolíticaTitularesZitácuaro
“OJO” CON LOS POLITICOS Aunque abiertamente no se acepte, las campañas o precampañas políticas ya comenzaron. Iniciándose, desde hace semanas, con la competencia por la gubernatura del estado de Michoacán, las 113 alcaldías y 40 escaños en el Congreso del Estado. La pugna por esos espacios de poder ya está...