Ciudad Hidalgo.- Cerca de 180 enfermos renales se vieron afectados éste lunes, luego de que la unidad médica donde eran tratados, prácticamente fuera desmantelada por las autoridades de salud, quienes sin previo aviso dejaron de dar atención a los pacientes.
La denuncia pública se hizo desde las primeras horas de ese día, luego de que decenas de personas llegaran para recibir la atención médica acostumbrada, el asombro fue inmediato, ya que cuando ingresaron a las instalaciones estas se encontraban completamente vacías.
Entrevistados un grupo de ciudadanos, informaron que las máquinas para atender a los pacientes habían sido extraídas desde el día sábado sin que les hayan informado lo que se pretendía hacer; los afectados culpaban de manera directa a las autoridades sanitarias y a la empresa “Igsa Medical Services” por tomar una decisión tan a la ligera y haber despedido al menos a 11 empleados, entre los que se encontraban médicos y enfermeras.
Apuntaron que la situación era verdaderamente preocupante, ya que por lo grave de la enfermedad de sus familiares, era prácticamente imposible esperar a que las autoridades sanitarias del Estado decidieran darles una solución; agregaron que en una entrevista con el director del Hospital General de Ciudad Hidalgo, éste les informó que también desconocía las causas de que la clínica hubiera desaparecido, pero que haría lo necesario para darle pronta solución al problema.
En ése contexto, los pacientes y sus familiares indicaron al mediodía del lunes que si no eran atendidos tomarían la carretera federal número 15 como medida de presión a las autoridades; y es que una de sus preocupaciones era que las vacaciones de diciembre están prácticamente encima, por lo tanto existía la incertidumbre para que sus familiares recibieran la atención necesaria.
Puntualizaron que no se moverían de las afueras de la Unidad de Hemodiálisis hasta que las autoridades les dieran una explicación; y es que de acuerdo con los entrevistados, la mayoría de enfermos que acuden a la mencionada clínica son en su mayoría gente de escasos recursos que asisten de todos los municipios del oriente michoacano y parte de la tierra caliente.
Un tratamiento en una clínica particular cuesta unos 1500 pesos, lo que para algunos es prácticamente imposible de pagar; agregaron que la situación no podía esperar, ya que no es una enfermedad sencilla de tratar, y si no reciben atención médica oportuna podría traer consecuencias fatales para los enfermos de este padecimiento patológico.
DENUNCIAN POSIBLE ACTO DE CORRUPCIÓN
Durante la entrevista, los ciudadanos evidenciaron que ya les habían informado la compra de 10 máquinas que servirían para el tratamiento de los pacientes, sin embargo durante una revisión a datos oficiales, familiares de los enfermos detectaron que las autoridades tenían publicado la compra de 15 máquinas y no 10 como habían dado a conocer.
En un documento, las autoridades informaron que el costo de las 15 máquinas llagaba casi a los 15 millones de pesos, sin embargo los afectados indagaron y descubrieron que el precio de cada uno de los aparatos es de 197 mil pesos, ante la presión de los ciudadanos, finalmente aparecieron las 5 máquinas que hacían falta, pero nunca se aclaró el precio de las mismas.
AUTOIRDADES SE COMPROMETEN A APOYARLOS
En un acto de solidaridad, las autoridades del municipio de Hidalgo encabezadas por el presidente municipal, José Luis Téllez Marín, se acercaron con los afectados para brindarles el apoyo correspondiente; de acuerdo con los mismos pacientes, éstos indicaron que el alcalde se comprometió a pagar el costo del tratamiento en clínicas particulares mientras se solucionaba el problema, pero el apoyo sería a los pacientes de su municipio, por lo que se harían las gestiones necesarias con los presidentes de otros municipios para que hicieran lo propio con los enfermos que venían de sus municipios.
Y es que tras haberse suspendido el servicio de hemodiálisis, la población en general se volcó en un apoyo total a los enfermos de insuficiencia renal, por lo que pedían a través de las redes que se realizara una marcha para presionar a las autoridades.
La presión ciudadana fue tal, que ya por la noche la Diputada Federal de ése distrito, Anita Sánchez Castro, se presentó en el lugar para sostener una plática con los afectados, durante su conversación la legisladora se comprometió a gestionar el asunto para que a la brevedad se reiniciaran los servicios médicos y se diera la atención del servicio.
GOBIERNO ESTATAL MANDA UN COMUNICADO
Por horas los pacientes permanecieron con la incertidumbre y desesperación de no saber si el servicio médico que los mantiene vivos se iba a suspender definitivamente, las autoridades estatales y de salud, guardaban silencio y nadie les informaba que sucedería con la Unidad de Hemodiálisis.
Taras la presión social, finalmente el gobierno estatal emitió un comunicado donde informaban que La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), tenía el objetivo de brindar un mejor servicio a los ciudadanos que requieren ser dializados, el boletín detalla la instalación de 15 máquinas de hemodiálisis en la Unidad de Hemodiálisis del Hospital General de Ciudad Hidalgo.
Así mismo el gobierno estatal informó que los Servicios de Hemodiálisis, no se encuentran dentro de los servicios gratuitos que cubre el Seguro Popular con financiamiento federal; sin embargo, el Gobierno estatal ha sido corresponsable a través de la asignación de recursos específicos para su cobertura.
En ése tenor, el gobierno del Estado aseguró en su informe que el incremento en el número de estaciones, se mejora el modelo de atención a los pacientes al realizarse mediante un protocolo conjunto con el Hospital Civil a fin de garantizar el servicio de calidad a las personas afectadas con esta patología.
Finalmente las autoridades aseguraron que ya para el jueves los servicios de hemodiálisis en el Hospital General de Ciudad Hidalgo, estaría funcionando de manera normal para éste jueves.

https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/12/IMG-20181211-WA0000.jpg?fit=1024%2C576https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/12/IMG-20181211-WA0000.jpg?resize=150%2C150Armando Linares LópezCiudad HidalgoTitulares
Ciudad Hidalgo.- Cerca de 180 enfermos renales se vieron afectados éste lunes, luego de que la unidad médica donde eran tratados, prácticamente fuera desmantelada por las autoridades de salud, quienes sin previo aviso dejaron de dar atención a los pacientes. La denuncia pública se hizo desde las primeras horas de...