Fueron golpeados por impedir construcción del camino

Tuxpan, Mich. -Vecinos del ejido “El Aguacate”, perteneciente al municipio de Tuxpan, fueron golpeados por oponerse a la construcción de un camino.

A su vez están temerosos de que puedan perder sus casas de madera o poner en riesgo sus vidas, porque es una zona no apta para construcción, ya que es una especie de barranca o ladera.

Los vecinos reconocieron que hay dos grupos en conflicto, uno que sí está de acuerdo que se haga un camino y el de ellos, el que se opone, porque consideran pone en riesgo su integridad física; ya que, se trata de un terreno que al comenzar a construir se les pueden venir piedras encima.

Agregaron que dentro de la comunidad se encuentra una escuela, un templo y al menos una decena de casas construidas, aunque algunas de estas viviendas sí se ven afectadas de manera directa.

Añadieron los inconformes que hay un documento firmado por seis personas; entre ellas autoridades ejidales, encargados del orden, así como representantes de la misma comunidad que avalaron la construcción del camino.

El convenio fue celebrado por Raúl Romaldo Cruz, Natalio Pichardo Solís, Tarsicio Gutiérrez León, quienes son autoridades ejidales del ejido El Aguacate y fungen como comisariado ejidal, secretario, tesorero y encargado de la comunidad de Benito Juárez, pertenecientes al municipio de Ciudad Hidalgo.

De igual manera estuvieron presentes en este acuerdo los representantes de la comunidad “Colonia Cuauhtémoc”, Arturo Romero Padilla, Felipe Álvarez Pérez y Adriana Romero Moreno.

El ejido “El Aguacate” se encuentra entre los límites del municipio de Tuxpan con Ciudad Hidalgo, de ahí que el documento fue celebrado con la supuesta anuencia de ambas comunidades arriba señaladas.

El documento se firmó el pasado 6 de diciembre del año 2018 y en el mismo se hizo hincapié en que se iba a mantener un respeto mutuo  y que además se pedía apoyo para todas las actividades para el mejoramiento de la comunidad y el ejido.

Dentro de este escrito se señala además que para la construcción de esta carretera se solicitaron los permisos correspondientes a la Secretaría del Medio Ambiente para el derribo de árboles.

Los inconformes pidieron por este medio la intervención de las autoridades correspondientes para que tomen cartas en el asunto, a lo que consideran un acto de injusticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *