Corrupción en el plazo de las 48 horas para detenidos en la Fiscalía

Zitácuaro. – Los casos de corrupción al interior de la Fiscalía Regional de Justicia siguen su curso, sin que los encargados de procurar justicia tomen cartas en el asunto en contra de Ministerios Públicos, policías y litigantes que ejercen estos actos.

El plazo de detención de las 48 horas sólo aplica para las personas que se les vaya a solicitar prisión oficiosa o preventiva por delitos graves; sin embargo, los Ministerios Públicos siguen trabajando a “la antigüita” y ponen en evidencia a la Fiscalía que se prostituye por esas 24 horas, robándole el dinero a las familias de los afectados, que tienen que desembolsar de 10 a 15 mil pesos para que dejen en libertad a sus familiares.

El abogado Joel Vera Terrazas indica que, partiendo de una interpretación jurídica, si el hecho delictuoso no amerita prisión preventiva debe dejarse en libertad al detenido, en virtud de que no se va a solicitar esa detención por parte del Ministerio Público.

Contrario a eso, sería violatorio a los derechos humanos, ya que la ley indica que no se puede tener a una persona retenida las 48 horas, si no se va a requerir su detención por un delito oficioso. De ser así, los actos de investigación deben ser de manera urgente.

Denunció que esto ha sido aprovechado por Ministerios Públicos, Policías Ministeriales y los mismos abogados, que se prestan a hacer esas circunstancias, debido a que desconocen el nuevo sistema, por lo tanto, es más fácil ofrecer el dinero a los Ministerios Públicos que lo aceptan y se reparten ese dinero, que los familiares de los detenidos les entregan.

En ese tenor, explicó que incluso hay recomendaciones de los mismos Ministerios Públicos, para que vean a determinados abogados para que “ayuden” a los detenidos. Por ello invitó a que los ciudadanos no se dejen engañar o amedrentar por las autoridades y que busquen un abogado que no los engañe.

Así mismo expuso que tiene identificados varios Agentes del Ministerio Público que han hecho este tipo de actos en contra de la ciudanía; por lo que, de no corregir el rumbo, serán exhibidos en este medio de comunicación para que la sociedad sepa quiénes son los agentes corruptos, que lucran con la ley de manera irresponsable e irregular.

“El nuevo sistema ha dado un salto cuántico y los enanos jurídicos deben salir, sólo deben de quedar los que quieran dar ese salto para recomponer el tejido social”, expresó Joel Vera. Agregó que el primer paso es un cambio mental, cosa que a muchos les falta dentro de la Fiscalía, ya que no están mentalmente preparados para poder realizar el cambio que se requiere en la actualidad, en cuanto a procuración de justicia.

Reconoció que muchos de estos servidores públicos, que trabajan en la Fiscalía, están acostumbrados a la corrupción y al pacto de impunidad. Además, carecen de conocimientos para cumplir los retos que exige el nuevo sistema.

Abundó el comentario diciendo que la procuración de justicia debe de cambiar, aunque los Ministerios Públicos insistan en trabajar a la antigüita, en un sistema tradicional, donde imperaba el dinero y el tráfico de influencias. “Deben entender que la procuración de Justicia va a cambiar, deben entender lo que es un principio de imparcialidad, desde el momento que llegan y empiezan a obstaculizar a los ciudadanos en la atención, ya no hay imparcialidad en la justicia”.

Por último, sentenció que el gran problema de la corrupción, es que siempre hay arreglos entre las dos partes involucradas, tanto las autoridades como las personas que delinquen. “Ya saben en derecho, tanto peca  el que mata  a  la vaca  como  el que le agarra  la pata”.  Y finalizó: “Así  que  ya saben, para  el próximo problema  que  tenga,  deben  traer mucho dinerito para  sobornar  y demasiado estomago  para no dejarse intimidar por nuestras bellísimas autoridades”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *