Abandona el cargo Director de Seguridad Pública de Zitácuaro19

Zitácuaro.- La suma de quejas y denuncias por parte de los ciudadanos, así como los acontecimientos ocurridos el pasado 11 de Noviembre en Crescencio Morales, fueron el detonante para que el Director de Seguridad Pública de éste municipio, Rafael Hernández Albarrán, fuera destituido del cargo.
Hernández Albarrán renovó el deber hace apenas unas semanas, luego de haber sido propuesto por el presidente municipal para que repitiera como director de la corporación policiaca de éste municipio; sin embargo, las múltiples quejas por parte de la ciudadanía, así como su pasividad para actuar durante los eventos en la tenencia de Crescencio Morales, donde cuatro personas fueron linchadas, fue lo que ocasionó que el mando policiaco fuera removido del puesto que ocupaba.
Hasta el momento las autoridades han guardado silencio, en cuanto a temas de seguridad se refiere, por lo que no han informado de manera oficial que es lo que ha sucedido con la remoción de Rafael Hernández. De manera extraoficial se comenta que el jefe de la policía municipal sólo pidió una licencia por quince días. Lo que sí es una realidad, es que hasta el momento ya no es él quien dirige la Dirección de Seguridad Pública en Zitácuaro.
En una declaración hecha por el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, afirmó que emanado de los linchamientos de cuatro personas, habría castigo para los encargados de la seguridad que hayan sido omisos y no hayan actuado conforme a su deber; dos jefes de tenencia fueron separados de su cargo, para que se iniciará un proceso penal en su contra por la omisión, al no haber dado a conocer a las autoridades correspondientes lo que estaba sucediendo, dijo la Fiscalía.
Pero a semanas de los linchamientos, ninguna autoridad competente ha hecho mención si también el ex mando policiaco será llevado a juicio por los mismos delitos que los jefes de tenencia, ya que era del conocimiento público lo que estaba sucediendo. Hernández Albarrán deja el cargo bajo el repudio de la población con varias denuncias penales y quejas en derechos humanos en su contra.
Y es que la ciudadanía lo culpa de ser el principal responsable de que elementos de la policía a su cargo cometieran una serie de abusos en contra de la población. Torturas, golpes, detenciones ilegales, intromisiones a domicilios particulares sin la orden judicial correspondiente y una serie de diversos abusos son las denuncias que pesan en contra de Rafael Hernández y que han quedado documentados en fotos y vídeos por parte de los afectados.
Los conocedores en la materia han asegurado que no sólo debe ser removido del cargo, sino que se le deben de fincar responsabilidades por diversos presuntos abusos en contra de la población por parte de algunos elementos, que tienen la consigna de “presentar trabajo” para recabar dinero de una manera “legal”, a través de las detenciones que se realizan, principalmente los fines de semana. El más grave asunto por el que debe ser enjuiciado -explican los abogados- es el linchamiento de cuatro personas que ahora quedarán grabadas en la carrera del policía.
Ha sido el Secretario del Ayuntamiento, Santiago Jiménez Baca, quien en los últimos días ha dado la cara a los medios de comunicación y a los diversos problemas que se han suscitado en el municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *