Zitácuaro, Mich.- Carlos García Díaz es originario de Zitácuaro, hijo de un “legendario”, como es el señor J. Sacramento García Gutiérrez, éste último fue uno de los primeros en establecer el negocio de sellos de goma, prácticamente su vida fue al lado de las imprentas.

Con un poco de suerte, como él lo describe, le dieron trabajo en la secundaria federal “Juan Antonio Mateos”, en Valle de Bravo, Estado de México, para hacerse cargo del taller de imprenta en la misma institución; ya que, aunque únicamente estudió la secundaria, en base al oficio que aprendió de su padre se le fueron abriendo más puertas, en el aspecto laboral.

Al iniciar sus actividades como docente, llegó a ser secretario general de la delegación D-2-11 en esa misma población, fue también secretario general de centro de trabajo número 23, en la localidad de Bosencheve, Estado de México, después de 33 años de servicio alcanzó el sistema de jubilación.

Contrajo nupcias con la maestra Yolanda, a quien el profesor García se refiere como “mi gran fuerza, inspiración y la mejor regidora que ha tenido Acción Nacional en Zitácuaro”, éste segundo calificativo ha sido la expresión de los mismos compañeros de partido y de quienes trabajaron al lado de ella.

Carlos García Díaz se considera una persona “normal, con todos sus defectos  y una que otra virtud, “quizás mi forma de hablar, molesta a muchas gentes, o eso les pone inquietos. Desgraciadamente cuando dices las cosas claras, les caes mal a mucha gente, entonces eso ha sido la causa de que durante mi trayectoria política nunca se me ha dado la oportunidad, o nunca tuve la oportunidad de un cargo público, solamente Dios sabe porque no he llegado”.

“Mi forma de pensar siempre ha sido la misma, yo no entiendo a tantos gobiernos que ha habido, que si te dan mil pesos para que hagas una obra o para beneficio del ayuntamiento, estés pensando en cómo robarte 700 y dejar 300 para la obra”.

“No hay más que si te dan mil pesos para obras, aplica los mil pesos y “san se acabó”, creo que todo funcionario público debe estar consciente de que son 3 años y que el sueldo que les pagan lo deben de aprovechar, pero no ofender a la ciudadanía con tanto robo, con tanto saqueo que han hecho de Zitácuaro”, expresó.

Recordó que Acción Nacional con Carlos Zepeda ha sido el único gobierno panista. “Creo que ha sido uno de los mejores, o el mejor, al dejar dinero extra para el pago de aguinaldos y de la última quincena de diciembre y primera de enero para los trabajadores del ayuntamiento. Eso habla bien de ese gobierno”.

Sin embargo dijo que: “Tal parece que la gente en Zitácuaro parece que no tuviéramos memoria, después de venir tantos gobiernos malos y de tener un gobierno panista, bueno entre comillas, pues caray cómo es posible que la misma ciudadanía volviera a votar por los de siempre”.

“Creo que estamos a tiempo de que la ciudadanía despierte, de que volvamos a ser ese pueblo que la historia nos ha catalogado como un pueblo valeroso, un pueblo heroico, que saquemos la casta nuevamente, y que por primera vez pensemos en nuestros hijos, nietos, en qué va ser de esta ciudad tan bonita y en qué condiciones la hemos estado dejando”, recalcó.

“Esa ha sido mi idea, de que los políticos son un tipo de gente que está muy separada de la ciudadanía. Ya es hora de que le demos una patada a esos políticos y le demos entrada y confianza a ciudadanos limpios, honestos (por ello) hay doctores, hay abogados, hay ingenieros, gente muy honesta que no cabe dentro de los partidos políticos, porque definitivamente sus intereses son personales “.

RENUNCIÓ AL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL, LUEGO DE 5 DÉCADAS DE MILITANCIA

Carlos García Díaz, uno de los panistas que decidió renunciar la semana pasada ante la dirigencia municipal del partido blanquiazul, expuso algunas de las razones por las que decidió dar por concluida su relación con el PAN, luego de aproximadamente 50 años de militancia.

“Yo empecé antes de cumplir 18 años, con mi padrino Andrés Hernández Reyes, él fue quien me motivó a entrar a Acción Nacional y después, al cumplir los 18, solicité mi trámite para ser miembro activo, desde esa fecha y hasta hace 8 días”, explicó.

“Me ayudó escucharlo, convivir con él en muchas ocasiones, vivir en carne propia las campañas que se hicieron en aquel entonces, que definitivamente no hay comparación con las de ahora. Después de eso, me da risa, coraje al mismo tiempo, el ver a tantos panistas que se autonombran fundadores o hijos de fundadores y hacen que anduvieron pegando propaganda, todos anduvimos de esa manera, todos anduvimos en la “brega de eternidades”.

“Pero definitivamente lo que me motivó a salir del partido es la falta de congruencia, en los intereses personales. Toda la vida luché para que las situaciones fueran democráticas dentro del partido, que escogiera la gente a quienes querían que fueran sus candidatos”.

“Desgraciadamente se dejaron llevar por el egoísmo, los intereses personales, y andaban siempre brincando de un puesto a otro y eso definitivamente no. Como si fueran hijos de la casta divina, ellos eran dueños del partido, siendo que los verdaderos dueños del Partido Acción Nacional, somos, éramos, todos los miembros activos, los que cooperamos para construcciones de comités, de sub comités, todo eso, eso nos costó a nosotros como panistas”.

Desafortunadamente, dijo, estas gentes no vieron más allá de sus narices y tanto tiempo luchando en contra de eso, siguen estando dentro del partido, viviendo a costas del propio partido.

“Te podría mencionar a los Calderón Hinojosa, no se diga Marco Cortés, “El Gallo” Calderón, un sinfín de gentes que llegaron y se hicieron eternos en el partido, andan de un puesto a otro, son senadores y se van a diputados, luego le brincan y se van otra vez. Lo que no tiene colmo es que la señora Luisa María Calderón le tenía propuesta una regiduría para su hijo en Morelia, le dije “oye, pues de qué se trata entonces”.

“Para no seguir haciendo corajes, tiro la toalla y les dejo el partido, para que hagan, lo que queda del partido, que se lo acaben”, expresó en tono molesto.

Una de las situaciones que quizás fue la “gota que derramó el vaso”, fueron una serie de reuniones que se tuvieron con miembros del comité estatal, mientras los panistas zitacuarenses anteponían sus propios argumentos, de cuáles eran sus propias propuestas.

Entre las propuestas resalta la del mismo profesor Carlos García, quien tenía la intención de postularse como precandidato a la presidencia municipal de Zitácuaro.

“Definitivamente nos fueron cerrando propuestas, que por la alianza, que iba a ser mujer, que teníamos que atenernos a quien estaba gobernando el municipio, ese era él que iba a llevar la mano en candidaturas, entonces definitivamente dije bueno ¿Cómo se atreven los líderes nacionales a tomar decisiones por todos los demás? ¿Y las bases?”.

“Entonces, cuando ya no los tomaron en cuenta, definitivamente no quise ya participar en ningún movimiento de estas gentes”.

García Díaz renunció a título personal. “No quiero que se vaya a malinterpretar, a cualquiera de los compañeros que decidimos abandonar el partido, podrías preguntarle, no hubo nunca una invitación a que me siguieran, esto creo que habla bien. En el partido no éramos borregos, al menos yo no soy borrego de nadie, soy libre de tomar mis propias decisiones”, puntualizó.

https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/02/DSC_6173.jpg?fit=576%2C1024https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/02/DSC_6173.jpg?resize=150%2C150Gabriel Gómez RodríguezPersonaje de la SemanaZitácuaro
Zitácuaro, Mich.- Carlos García Díaz es originario de Zitácuaro, hijo de un “legendario”, como es el señor J. Sacramento García Gutiérrez, éste último fue uno de los primeros en establecer el negocio de sellos de goma, prácticamente su vida fue al lado de las imprentas. Con un poco de suerte,...