BANNER POST - 728X90

-El director del nosocomio se refiere a mujeres embarazadas como “mujeres panzonas”.

-Le comentaron a familiares de mujer que perdió a su bebé “¿para qué quieren esa bola de carne?”

-En la fiscalía no les recibieron la denuncia porque se estaban mudando y no tenían sistema.

Zitácuaro, Mich.- El sector salud es uno de los grandes problemas que padecen los ciudadanos del municipio. La pésima atención en los hospitales, tanto particulares como del sector salud, son constantes. La falta de medicamentos, así como la falta de especialistas, son otros problemas que sufren los habitantes de Zitácuaro.

Nuevamente el hospital regional de Zitácuaro se encuentra inmiscuido en un escándalo, luego de que el pasado domingo una joven de 24 años, que contaba con cinco meses de embarazo, perdió a su bebé por la falta de atención. Por más de una hora la tuvieron en una cama sin que ninguna enfermera o doctor la revisara, a pesar de los fuertes dolores y la hemorragia que la joven presentaba.

“El Despertar” tuvo conocimiento de este caso el mismo día que ocurrió, de inmediato en la red social facebook se realizó la publicación correspondiente, desatando una ola de comentarios negativos por parte de los seguidores a la página, hacia el personal que labora en el nosocomio.

Días más tarde acudimos hasta el domicilio de la joven afectada, donde nos entrevistamos con ella y su madre. Con tristeza narraron el calvario que pasaron, primeramente para recibir atención médica y posteriormente para que les entregaran el cadáver del bebé.

La joven madre refirió que su embarazo estaba diagnosticado por los médicos como normal, no presentaba síntomas o malestares, había acudido a consulta médica en dos ocasiones y el próximo 21 de junio tenia programada su siguiente cita.

Explicó que el día domingo realizaba sus actividades de manera normal, en compañía de su esposo, sin tener ningún malestar; sin embargo, por la tarde, al hacer del baño se percató que había orinado sangre. Situación que la alarmó y se dirigió de inmediato al IMSS.

Al llegar fue ingresada rápidamente, pero no recibió la atención adecuada; por el contrario, una enfermera la regañó por no saberse colocar una toalla y constantemente le preguntaba si efectivamente presentaba hemorragia. Fue hasta que observó la enfermera la toalla manchada, que le comunicó a la doctora encargada lo que sucedía, ordenando que le aplicaran una inyección para el dolor.

Como ocurre en la mayoría de los casos, la joven fue informada que en la clínica no la podían atender, porque no había doctores. Dándole el pase para que se fuera por sus medios a Toluca, pues la ambulancia tenía media hora que se había ido.

Debido a los fuertes dolores, la joven y su familia optaron por acudir al hospital regional, donde también la ingresaron de inmediato, la recostaron sobre una cama, donde permaneció por más de una hora sin que nadie acudiera a revisarla. En la misma habitación se encontraba un adulto mayor, que constantemente vomitaba sangre.

Desesperada por escuchar a su hija quejarse por el fuerte dolor, la madre empezó a grabar con su celular. En ese momento la joven empezó a sentir que su bebé se le salía. En la grabación se observa como llega a la habitación un doctor, quien se percata de la situación. En segundos aparecieron doctores y enfermeras, pero ya era tarde, el producto se desprendió del cuerpo de la madre.

Un policía trató de impedir que la madre de la joven siguiera grabando y fue sacada de la habitación. Fue entonces que los doctores comenzaron a darle atención a la joven, practicándole el legrado para retirarle los residuos del feto.

Ahí inició otro problema, pues los familiares pedían que les fuera entregado el cuerpo de la bebé para darle sepultura. Esto no ocurrió hasta el día lunes por la tarde, no sin antes escuchar comentarios de los doctores y enfermeras: “¿para qué lo quieren?” “¿ustedes para que quieren eso?” “¿es sólo una bola de carne?”.

La joven también fue señalada por los doctores de drogadicta, alcohólica y fumadora. Esas fueron las causas por las que según los doctores la joven había perdido a su bebe; sin embargo ella asegura que nunca ha tomado, fumado o consumido drogas, retando a los doctores a que le comprobaran lo que le estaban diciendo.

Por su parte, la madre de la joven fue llevada a las oficinas del hospital regional, donde el director le recriminó que hubiera utilizado el periódico para hablar mal del hospital regional, en general y no referirse específicamente a los doctores que no le brindaron la atención a su hija. “Al contrario, utilícelo para pedir que manden más médicos, medicamento. En los últimos días hemos tenido mucho trabajo, nos han llegado baleados, acuchillados, mujeres panzonas”. Este comentario molestó a la señora y le reprochó que se expresara así de las mujeres.

La señora le pidió al director que le diera los nombres de quienes estaban encargados, pero “hizo como que sacó su celular y le habló a uno de los vigilantes, le preguntó que quien había estado de guardia el domingo en el turno de la tarde. El vigilante le contestó que no sabia y esa fue la misma respuesta del director, que no tenía conocimiento qué doctor era el encargado de la guardia”.

El director también acusó a la madre de la joven, de haberse portado grosera con las enfermeras y el personal del hospital, indicándole que en caso de hacer públicos los videos, ellos también lo harían, pues el hospital cuenta con cámaras de seguridad, que grabaron el comportamiento de ella hacia las enfermeras y personal del hospital.

Finalmente la joven fue dada de alta y le entregaron el cuerpo de su bebé, pero no le entregaron un diagnóstico del porque lo había perdido, por lo que desconoce las causas y en que estado de salud se encuentra ella.

Por otro lado, el día miércoles, la madre de la joven acudió a presentar la denuncia en la Fiscalía Regional de Justicia, en Atención Temprana le informaron que ella no podía presentar la denuncia, que debía ser su hija; pero que sería hasta el día lunes, porque se estaban mudando a sus nuevas instalaciones y además no tenían sistema. También le pidieron que ella investigara los nombres de los doctores, porque sin ellos no le podrían levantar la denuncia. La señora únicamente sabe que el doctor encargado de la guardia, del día domingo por la tarde, se llama Alejandro.

Para finalizar con la charla, la señora comentó que ha recibido mensajes para que no presente la denuncia, que deje las cosas así, porque el director del hospital regional es una persona que anda metido en la política y tiene influencias. Lo que ha generado temor en su persona, sin embargo destaca que únicamente su intención de presentar la denuncia es para que no se sigan presentando este tipo de casos, pues durante su estancia en el hospital observó que acuden gran cantidad de mujeres embarazadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/06/040416-regional.jpg?fit=640%2C376https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/06/040416-regional.jpg?resize=150%2C150Luis Contreras VázquezZitácuaro
-El director del nosocomio se refiere a mujeres embarazadas como “mujeres panzonas”. -Le comentaron a familiares de mujer que perdió a su bebé “¿para qué quieren esa bola de carne?” -En la fiscalía no les recibieron la denuncia porque se estaban mudando y no tenían sistema. Zitácuaro, Mich.- El sector salud es...