H. Zitácuaro, Mich.- En los últimos 50 años ha operado un sistema de corrupción que tiene como finalidad el despojo de bienes inmuebles, tanto públicos como privados, en el municipio, afirmó el dirigente del Original Frente Cívico Zitácuaro, Juan Carlos Rodríguez Marmolejo.
En Zitácuaro se han adueñado del patrimonio cultural, como la estación de ferrocarril, el antiguo rastro, el sanatorio de Los Remedios, la Casa de Rayón, el teatro Juárez, sólo por citar unos cuantos ejemplos de los innumerables casos que ha habido, reiteró.
Consideró que las autoridades siempre han abusado de las facultades que la ley les otorga. Además se han puesto de acuerdo con otros profesionistas, como abogados, notarios, peritos valuadores e incluso hasta párrocos de las iglesias.
“Ellos siempre han abusado del poder que tienen, la confianza que les da la gente a los sacerdotes y ahí se han llevado al baile a muchas gentes”, denunció el entrevistado.
Algunos de los familiares de los afectados intentaron recuperar los bienes, pero al final resultó una lucha casi imposible de ganar, considerando el hecho de que muchos zitacuarenses no tuvieron los recursos económicos para emprender una batalla en el marco de la ley, añadió Rodríguez.
Así mismo indicó que hay edificios públicos también de los que se han adueñado políticos que han estado en el poder y con “la mano en la cintura” y de un “plumazo” hoy son dueños de estos bienes inmuebles.
Algunos de estos bienes han sido patrimonio del municipio, pero con el paso del tiempo se los han adueñado, lo que para algunos se convirtió en un “súper negociazo”, considerando el importante valor comercial de las propiedades, expresó.
“Algunos bienes han sido embargados vía impuestos o deudas con la entonces Secretaría de Hacienda y después el gobierno en turno se encargó de adjudicárselos”, afirmó el entrevistado.
Para que se lleve a cabo un despojo es necesaria la participación en primera instancia de la autoridad municipal en turno, así como de un abogado corrupto, que se preste a llevar a cabo dicho proceso, además de un perito valuador y un notario público; es decir, todo un proceso que se va desarrollando, pero al margen de la legalidad.
“Esto está perfectamente engranado, porque yo de que tengo memoria, los bienes municipales se los vuelan y ahora siempre ha sido tema de que no saben cuáles son las propiedades del ayuntamiento y resulta que sí saben, pero todas ellas se las ponen a su nombre o utilizan la ayuda de otros terceros, quienes son únicamente prestanombres”, anotó el denunciante.
“Considero que hay infinidad de ejemplos en los que hubo propietarios de casas o terrenos que con el paso del tiempo fallecieron y en algunos casos los familiares se pelearon por las posesiones, pero quienes se beneficiaron fueron terceras personas”.
De tal manera que hubo despojos con el uso de la fuerza pública y hasta la violencia física con el propósito de quitarles la propiedad, expresó.
El despojo de bienes ha sido “el pan de todos los días” y una de las épocas en las que se dieron también estos casos fue cuando grupos delincuenciales operaron abiertamente en Zitácuaro para arrebatar a las familias de sus propiedades, puntualizó Rodríguez Marmolejo.

https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/09/41109559-en-la-imagen-el-antiguo-RASTRO-sobre-la-calle-Hidalgo.jpg?fit=960%2C540https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/09/41109559-en-la-imagen-el-antiguo-RASTRO-sobre-la-calle-Hidalgo.jpg?resize=150%2C150Gabriel Gómez RodríguezTitularesZitácuaro
H. Zitácuaro, Mich.- En los últimos 50 años ha operado un sistema de corrupción que tiene como finalidad el despojo de bienes inmuebles, tanto públicos como privados, en el municipio, afirmó el dirigente del Original Frente Cívico Zitácuaro, Juan Carlos Rodríguez Marmolejo. En Zitácuaro se han adueñado del patrimonio cultural,...