Enorme tianguis el Jardín Constitución

*Continuamente llegan comerciantes de temporada, recién se fueron los de navidad y ahora llegan los jugueteros.

Zitácuaro, Mich.- Pese a que el Jardín de las Flores o también llamado Constitución, es una de las plazas más concurridas que tiene Zitácuaro, se ha convertido en un enorme mercado o tianguis comercial.

De manera permanente ha sido invadido por decenas y decenas de comerciantes, recién se habían ido los puestos de diciembre, los navideños, cuando llegaron de una noche a otra los comerciantes de juguetes.

Desde la presente semana están los jugueteros, quienes esperan hacer su “agosto”, hoy 5 enero, cuando los “Reyes Magos” andan presurosos comprando los juguetes de los niños, con lo cual el Jardín Constitución recibe poco descanso, siendo esta plaza muy concurrida.

Esto trae consigo muchos problemas, ya no hay espacio para que pasen los camiones recolectores de basura, los del servicio de gas, del servicio de agua, entre otros. Por ejemplo, se observan en las calles aledañas montones y montones de basura.

Esto se puede apreciar de manera casi continua en las afueras del Colegio Lumena, en la calle Benedicto López sur, donde los comerciantes dejan sobre la banqueta sus bolsas de basura. Lo mismo ocurre sobre la calle Donaciano Ojeda, a un costado de la escuela Eva Sámano, donde se ha podido observar decenas de bolsas de basura dejadas por los vendedores.

Precisamente por esta calle, de Donaciano Ojeda, donde se encuentra la biblioteca Melchor Ocampo, se puede describir esta calle porque los comerciantes de esta unión tienen instalados sus puestos de fierro los 365 días del año, con lo cual también pierde su atractivo el Jardín de las Flores.

Vecinos del centro de la ciudad, en el pasado, ofrecieron y propusieron nuevas alternativas de reacomodo a los comerciantes; sin embargo, siempre se quedaron en buenas intenciones por los gobiernos en turno.

Líderes de la unión de jugueteros reconocieron que en esta plaza se llegaron a colocar un promedio de 275 vendedores y en actualidad hay solo 140; mientras ellos luchan por obtener un peso extra en sus bolsillos, hay familias que no encuentra un lugar de descanso.

Habrá que ir a la plaza principal, que también se ha convertido en un tianguis, ya que en la actualidad hay vendedores de artesanías, quienes ofrecen sus productos y prácticamente quedan pocos espacios para que las familias zitacurenses puedan disfrutar.

Así que hay pocos espacios para la vida social en Zitácuaro, ya no hay espacio para que los niños jueguen en las plazas públicas, tampoco para los enamorados, ni muchos menos para tomar un descanso en las bancas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *