Feria Monarca Zitácuaro 2019, crónica de un fracaso

Zitácuaro.- Con una muy baja cantidad de visitantes y pocas ventas para los comerciantes, la Feria Monarca 2019 ha dejado un mal sabor de boca para los expositores y vendedores que se atrevieron a invertir su dinero y tiempo en esto que ha resultado ser un total fracaso.

Con un inicio totalmente frio ante las amenazas del magisterio de no permitir la inauguración de la feria y el repudio social hacia las autoridades, lo que hace años era una tradición esperada por los zitacuarenses, es hoy una verdadera decepción.

Con un patronato que maneja las cosas a su antojo pensando que lo que a ellos les agrada y acomoda va a ser de la aceptación popular, olvidándose de lo que es realmente una feria del pueblo, incapacidad, engaños y abusos son las quejas que la ciudadanía hace patentes a través de las redes.

El desprecio por parte de los ciudadanos no se hizo esperar desde el principio, cuando se dio a conocer que la entrada a la exposición sería de 40 pesos por persona, más otros 40 por utilizar el estacionamiento. Utilizando la excusa de que se presentarían excelentes espectáculos, esto no fue otra cosa que –más de lo mismo-.

Sin nada nuevo que ofrecer y con precios caros, la gente comenzó una campaña invitando a la ciudadanía a no asistir, dejando en claro el repudio y coraje que los zitacuarenses sienten por las autoridades municipales.

Una inauguración que estuvo acompañada por apenas un puñado de ciudadanos que estuvieron presentes cerca de las once de la noche porque estaban listos para ver y escuchar a una banda musical, pero que no llegaban ni a un tercio de lo que el boletín oficial decía que se había inaugurado con 15 mil personas.

Esto por supuesto, sirvió para que las autoridades se colocaran en el centro del escarnio popular acompañado de un cúmulo de insultos ciudadanos. La inauguración del repudio, le llamaron algunos que estuvieron presentes y dieron cuenta de que la información nada tenía que ver con la realidad.

Una feria organizada por personas sin capacidad ni conocimiento para constituir un evento de esta magnitud, en colaboración con el ayuntamiento de Zitácuaro (que no ha dicho si contribuyó económicamente para el desarrollo de la feria), dejaron una cascada de murmullos en los pasillos sobre las pérdidas que han tenido los comerciantes que se instalaron en ese lugar, dejando notar que las ventas no andan muy bien.

Quizás los números puedan no ser catastróficos para los organizadores, pero la disconformidad es grande entre vendedores dueños de los juegos y la misma ciudadanía que solo asiste a ver los grupos que por la noche se presentan.

No queda claro cuál fue la intención de cobrar cuarenta pesos por persona, Juegos mecánicos gratis solo habrá unos días y a determinadas horas, no hay nada nuevo que llame la atención de la población para que asistan a dejar al menos 80 pesos si se va sólo y en automóvil.

El patronato reculó y anunció que reconsiderando la situación económica en el municipio, el costo sería de 10 pesos por persona y el estacionamiento de 30, pero solo algunos días, no diario, sin embargo el patronato dijo que esto se modificó “pensando en la gente”; habrá que estar al pendiente de cuando se cobra menos en los juegos, porque el precio igual que sucede con el estacionamiento, es solo en determinados días.

¿Las quejas? Esas son constantes ¿la mala organización? El pan de cada día desde que comenzó la feria. El pasado jueves uno de los lugares instalado dentro de las instalaciones y que pudiera ser de lo rescatable junto con el centro de espectáculos, se quedó sin luz afectando no solo el espectáculo y al comercio que estaba cerca.

Nadie solucionó de manera inmediata la falta de luz en el circo, la molestia ciudadana y de los comerciantes fue inmediata. Pero ¿Qué pasa en la entrada al pagar el boleto? Una persona que fue entrevistada dentro de las instalaciones dijo que efectivamente habían bajado el costo de la entrada, ya que pagó 50 pesos por los boletos de su novia y el de él.

En esta edición de la tradicional feria del 5 de Febrero en Zitácuaro, queda impreso el fracaso implícito, ante la inútil organización que de nueva cuenta deja un mal sabor de boca entre los ciudadanos que no quieren acudir a disfrutar lo que hace años, pero muchos años fuera la Feria del Pueblo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *