Zitácuaro.- Como se había anunciado, ya se inició el juicio administrativo en contra del Ayuntamiento, por los posibles actos de abuso de poder al haber hecho entrega del rastro municipal de manera fraudulenta, ya que actualmente se encuentra impugnado por la manera en que se dio la concesión.
LOS HECHOS
El día 24 de noviembre del 2017, el Ayuntamiento de Zitácuaro publicó en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Michoacán una convocatoria pública para concesionar el servicio de rastro municipal de bovinos, ovinos, porcinos y caprinos del municipio. Misma que tendría una vigencia de 15 días hábiles a partir de su publicación.
Entendiéndose que la fecha límite para presentar solicitudes sería el día 14 de Diciembre. Situación que no fue así, pues cada uno de los participantes presentó su solicitud un día después de la fecha límite; es decir, el 15 de diciembre de 2018. No obstante cabe resaltar que lo mencionado en dicha convocatoria, en su inciso b, que a la letra dice:
“No tienen derecho a solicitar la concesión de servicios públicos las personas físicas, o morales en cuyas empresas participe algún integrante del ayuntamiento o sus parientes consanguíneos, o por afinidad hasta el segundo grado, sea como accionista, administradores o gerentes”.
Luego entonces, a pesar de que la misma convocatoria manifiesta claramente los requisitos para los participantes, el ayuntamiento de Zitácuaro a través del presidente municipal y la Comisión de Salud y Asistencia Social, aprobaron el dictamen en favor de la Unión de Tablajeros y Similares J. Ascensión Orihuela Carmona, donde Cuauhtémoc Valdez Vaca fungía como Secretario del dicha unión y a su vez realizaba las funciones de regidor en el ayuntamiento, por lo tanto se violentaron claramente los estatutos de la convocatoria.
Ante ello se procedió a presentar, el día 5 de septiembre de 2018, un recurso administrativo de revisión ante el Contralor municipal del ayuntamiento, mismo que por cuestiones de competencia lo turnó al secretario municipal, donde se acordó con fecha 10 de septiembre del 2018 emitir el acto administrativo, consistente en el dictamen de concesión del rastro municipal en favor de la unión arriba mencionada.
De acuerdo con el abogado, la Unión de Tablajeros y Similares J. Ascensión Orihuela Carmona no tiene atribuciones para realizar dicho acto, en virtud de que estaba fuera de tiempo y se encontraba viciado el acto, ya que el ayuntamiento de Zitácuaro tuvo la obligación de respetar el principio de legalidad y congruencia, en base a la convocatoria y la normatividad de salud, dependencia que corresponde en todo momento infraccionar.
De igual forma, el día que emitieron el dictamen de concesión del rastro municipal en favor de la unión, violentaron el proceso de asignación y afectación a terceros, refiriéndose a las personas que participaron en la convocatoria, con dicha decisión.
Por ello es que el acto se trató de impugnar a través del recurso de revisión, ya que carece de los elementos esenciales de validez necesarios para generar la concesión.
Finalmente al haberse dado toda esa serie de irregularidades, fue que se presentó el juicio administrativo en contra de las autoridades municipales.

https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/12/3aeecfb2d3897e2d595456184ccfd4322crastro.jpg?fit=1024%2C685https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2018/12/3aeecfb2d3897e2d595456184ccfd4322crastro.jpg?resize=150%2C150Armando Linares LópezTitularesZitácuaro
Zitácuaro.- Como se había anunciado, ya se inició el juicio administrativo en contra del Ayuntamiento, por los posibles actos de abuso de poder al haber hecho entrega del rastro municipal de manera fraudulenta, ya que actualmente se encuentra impugnado por la manera en que se dio la concesión. LOS HECHOS El...