Motociclistas y el alto índice de accidentes

Zitácuaro. – Las estadísticas demuestran que el alto índice de accidentes en motos creció de manera alarmante en el 2018. Un promedio de 18 accidentes por mes, es lo que arrojaron las cifras de los incidentes atendidos por los cuerpos de auxilio.

De acuerdo con las cifras emitidas por el Heroico Cuerpo de Bomberos de esta ciudad, en el 2018 se registraron un total de 218 accidentes en moto. Fue el saldo final del año que acaba de terminar. Algunos de estos accidentes provocaron la muerte de los conductores y en otros más las lesiones fueron de consideración.

Actualmente las motocicletas son el factor que más se ve envuelto en accidentes viales, la falta de capacidad para manjar este tipo de motor ha sido importante para que las incidencias se den en cualquier momento. La tasa de mortalidad entre los que manejan una moto, es mucho mayor a los que manejan un automóvil. Es decir, son 27 veces más propensos a morir en un accidente que los que viajan en un automóvil, según estudios realizados.

Las causas, de acuerdo a los paramédicos, han sido diversas, y van desde la poca capacitación, zigzagueo, exceso de velocidad y la imprudencia al rebasar por el lado equivocado o invadir carriles contrarios sin la debida precaución.

La costumbre de los motociclistas de meterse por dónde sea e invadir carriles, como si nunca hubieran leído la ley de tránsito, hasta los conductores de automóviles que no tienen consideración alguna hacia el motociclista que usa su físico como carrocería.

Aunado a esto, una gran mayoría de motociclistas no usan la protección adecuada, como el casco, que es de vital importancia para la supervivencia, en caso de algún accidente. Hay muchas motos en las calles, cada vez más la motocicleta se ha convertido en un medio de transporte más rápido, más barato y que ahorra combustible. El problema es que éste no es un municipio seguro y las leyes de tránsito no se respetan.

Aunque también existen otros factores determinantes para que los motociclistas sufran algún accidente, como el exceso de velocidad combinado con el alcohol. Esto es tal vez la principal causa, por ello insistieron en que, si alguna persona piensa usar una moto, o ya la usa, utilice de manera correcta el casco; ya que esto cumple varias funciones, como reducir la desaceleración del cráneo y por lo tanto el movimiento del cerebro al absorber el impacto. “El material mullido, incorporado en el casco, absorbe parte del impacto y en consecuencia la cabeza se detiene con más lentitud, esto significa que el cerebro no choca contra el cráneo con tanta fuerza”.

Así mismo dispersa la fuerza del impacto sobre una superficie más grande, de tal modo que no se concentre en áreas particulares del cráneo y previene el contacto directo entre el cráneo y el objeto que hace impacto, al actuar como una barrera mecánica entre la cabeza y el objeto.

Los motociclistas que no usan casco corren un riesgo mucho más alto de sufrir algún tipo de traumatismo craneoencefálico o una combinación de ellos. Ante estas cifras de accidentes, Bomberos hace la invitación a los motociclistas para que conduzcan con precaución y eviten ser parte de las estadísticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *