Zitácuaro, Mich. – En su infancia, Rodolfo Vilchis “El Pípila” no tenía ni para comer ni para vestir, a veces su herramienta de trabajo eran unos zapatos de fútbol, pero no tenía en su bolsillo los recursos para adquirirlos. Pese a todos esos contrastes de la vida, el jugador zitacuarense se ha convertido con el equipo Monarcas Morelia en jugador ícono.

“Creo que por ser michoacanos, mi hijo debe sentir la camiseta al cien, ya que se le dio la fortuna de ser futbolista profesional y que quedó con el equipo de Monarcas Morelia, excelente, me parece perfecto”, expresó Rodolfo Vilchis, padre del futbolista zitacuarense.

“Tú sabes que anduvo en la U. de G., anduvo en Atlas, anduvo en Querétaro, pero creo que siente los colores al cien por ciento de Monarcas Morelia”.

“Ha tenido destacadas actuaciones y esto se debe al trabajo diario, a la disciplina y a la constancia. Él ha sido muy exigente en su persona, se exige a sí mismo y en base a eso se le están dando buenos resultados personales”, subrayó Rodolfo Vilchis Sánchez.

Rodolfo Vilchis Cruz tiene contrato vigente solamente por el presente torneo, aunque ni la misma directiva ni él mismo jugador saben con certeza lo que pueda ocurrir en el siguiente torneo.

Sobre este tema se le cuestionó al padre del jugador monarca, a lo cual refirió que le gustaría que siguiera con la escuadra michoacana, por la comodidad que representa el ir al estadio Morelos a ver jugar a su muchacho.

Sin embargo, destacó que pudiera salir en un futuro alguna oferta y estaría en su derecho de considerar nuevas opciones.

“Pienso que él ha demostrado y puesto el carácter en todos los partidos, precisamente por ser zitacuarense, por ser monarca de Corazón, él siente los colores del equipo Monarcas, entonces pienso que todos los canteranos de Morelia salen a poner el corazón por delante”, destacó Vilchis Sánchez.

“No es lo mismo que un extranjero, viene a cumplir por el compromiso contractual que tiene, pienso que los canteranos de Morelia, en este caso que mi hijo es un canterano, pone el corazón por delante en cada partido”, subrayó.

Sobre la corta carrera que tiene un futbolista profesional, indicó que “mi hijo y yo lo platicamos diario, que disfrute el momento, se brinde al máximo, que se entregue al cien, igual sabemos que tiene que aprovechar todo, en lo deportivo y tanto en lo económico, nosotros somos gente sencilla, humilde, cien por ciento zitacuarense”.

“Tú me conoces, soy un trabajador que va al día, entonces mi exigencia con mi hijo es que aproveche al cien las oportunidades deportivas y económicas, para que el día de mañana que se retire pues tenga un futuro más halagador que uno. Lo que Dios le ha socorrido debe de aprovecharlo y saberlo administrar para que no tenga tantos sobresaltos económicos”

Cabe resaltar que a Rodolfo Vilchis se le conoce como El Pípila, gracias a que su apodo fue tomado de su tío Simón Vilchis, hermano de su padre, quien se desempeñaba como boxeador y no tenía un sobrenombre para entrar a la arena boxística (en aquella época) y como vivían sobre la calle Pípila, no hubo tardanza en encontrarlo.

 

https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/02/pipilaImagen1.png?fit=1024%2C411https://i1.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/02/pipilaImagen1.png?resize=150%2C150Gabriel Gómez RodríguezTitularesZitácuaro
Zitácuaro, Mich. - En su infancia, Rodolfo Vilchis “El Pípila” no tenía ni para comer ni para vestir, a veces su herramienta de trabajo eran unos zapatos de fútbol, pero no tenía en su bolsillo los recursos para adquirirlos. Pese a todos esos contrastes de la vida, el jugador...