Zitácuaro. – Luego de descubrir el robo y tras las acciones tomadas al interior del Sistema de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (SAPAS), se ha determinado que el monto de lo robado podría alcanzar los 5 millones de pesos. Toda vez que el desfalco se viene dando desde el año 2016.

Así lo dio a conocer el director del organismo operador de agua, Hugo Alberto Hernández Suárez. Quien indicó que el tema será llevado hasta las últimas consecuencias, dadas las pruebas que han ido saliendo durante las investigaciones realizadas.

El funcionario explicó que fue casi desde su llegada al SAPAS que se logró identificar el robo por parte de al menos dos empleados, que son los responsables directos del desfalco hasta este momento; ya que, de acuerdo con Hernández Suárez, se descubrió la existencia de antecedentes que muestran que desde el 2016 se venía dando esta irregularidad, en detrimento de los ingresos del SAPAS, el cual puede alcanzar ya los 5 millones de pesos.

El modus operandi que manejaban los empleados (retirados del cargo), era en complicidad con un administrador general, quien se daba cuenta del manejo del sistema; por lo tanto, hacían una doble cancelación para que no fuera detectado el faltante del dinero.

Estos movimientos se podían hacer desde una unidad fuera del organismo; ya que, al contar con las claves, tenían la oportunidad de accesar desde cualquier computadora fuera del SAPAS. Por lo tanto, no había problema a la hora de borrar la supuesta deuda.

No obstante que se había dicho que eran pocos los movimientos que se hacían, en cuanto a la cancelación de pagos, la realidad es que de entrada se detectaron 250 procesos, que han ido en aumento desde que se dio a conocer el desfalco. Luego de las indagatorias se pudo corroborar que decenas de usuarios comprobaron que su pago estaba realizado, otros más se acercaron al SAPAS para checar el asunto, y es así que siguen apareciendo sustracciones.

Las primeras acciones fueron determinantes para detectar la manera en que se hacían los movimientos, una de ellas fue la intervención del sistema, sumado a una auditoría integral para determinar el monto del dinero desviado. Paralelamente se contactó a los proveedores del sistema, para que rindieran un informe de todas las cancelaciones y movimientos que pudieran tener alguna modificación, las que -según- no eran tan recurrentes.

Hernández Suárez explicó que hasta este momento se han ido desglosando cada uno de los movimientos, para determinar la cantidad exacta del dinero que fue hurtado del organismo operador de agua. Agregó que, para evitar este tipo de robos y anomalías ya se modificó el sistema. Mientras tanto, la investigación ya se encuentra en un avance considerable y se llevará hasta las últimas consecuencias, dadas las pruebas en contra de los involucrados.

De momento no se han mencionado otros nombres de empleados que pudieran estar involucrados debido a la investigación, por lo que una vez finalizado el análisis de toda la documentación se procederá a llamar a los sospechosos en el desfalco, para que sean las autoridades las que definan la situación jurídica de los mismos.

https://i2.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/05/59773717_283949302513982_1524216990644830208_n.jpg?fit=1024%2C488https://i0.wp.com/www.periodicoeldespertar.com/wp-content/uploads/2019/05/59773717_283949302513982_1524216990644830208_n.jpg?resize=150%2C150Armando Linares LópezZitácuaro
Zitácuaro. – Luego de descubrir el robo y tras las acciones tomadas al interior del Sistema de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (SAPAS), se ha determinado que el monto de lo robado podría alcanzar los 5 millones de pesos. Toda vez que el desfalco se viene dando desde el...