Otto Dix, el pintor de la guerra

Logró sobrevivir a ambas guerras mundiales y destacar en el mundo de la pintura. Como probablemente ningún otro pintor, Otto Dix encarna en su biografía y en su arte el siglo de los extremos en Europa, el cual dejó una marca decisiva en Alemania con dos guerras mundiales la cultura de la República de Weimar y la división política después de 1945.

Uno de los pintores alemanes más importantes del siglo XX es Otto Dix. Nació en el año de 1891 en Untermhaus, cerca de la ciudad de Gera. Hijo de Franz, herrero, y de Louise, costurera, desde temprana edad demostró interés y cualidades para pintar.

Siendo muy joven se trasladó a la Escuela de Artes y Oficios, en Dresde, donde conoció a pintores renacentistas, y empezó a experimentar con corrientes como el Cubismo y el Dadaísmo. Durante la Primera Guerra Mundial, como parte del Ejército Alemán, en 1918 obtuvo la Cruz de Hierro, sin embargo, tuvo que ser dado de baja por una herida que recibió en el cuello.

Debido a su interés por el arte, años más tarde Dix ingresó como profesor a la Academia de Arte de Dresde, convirtiéndose en un artista representativo del movimiento anti-guerra, ante la llegada al poder del Partido Nacionalsocialista en los años 30.

Otto Dix fue uno de los primeros catedráticos de arte en ser destituidos por el régimen nazi, el cual lo hizo prisionero y destruyó una buena parte de su trabajo. Y es que la obra de Otto Dix se destacaba por demostrar los horrores de la guerra.

Dix logró sobrevivir a ambas guerras mundiales y destacar en el mundo de la pintura; fue reconocido como ciudadano honorario de Gera y recibió el premio Rembrandt de la fundación Goethe en Salzburgo. Murió por problemas de salud en el año de 1969.
Siendo tanto un afectado como un observador, el grandioso realista adoptó una postura crítica frente a su época y rindió testimonio en cuadros que sacuden al espectador. Hoy en día, es considerado uno de los pintores más trascendentes del siglo XX. Tal como su época, la obra de Dix también está marcada por violencia y pasión.

Expresionista, dadaísta o un maestro antiguo, pintor propagandista y ecléctico, fanático de las observaciones y visionario, moralista y cínico, Otto Dix fue esto y mucho más. Sin embargo, este artista excepcional alemán fue ante todo otra cosa: un realista, un contemporáneo y testigo de su época, un afectado y un observador. En su vida atravesó casi todas las estaciones del siglo de los extremos.

El joven pintor fue saludado en el escenario artístico alemán como un “evento artístico elemental” terminada la Primera Guerra Mundial. En el apogeo cultural de la República de Weimar, Dix avanzó hasta ser el representante más importante de un realismo crítico, con el que adoptó una postura crítica ante su época.

Bajo la dictadura nacional socialista, sus cuadros fueron difamados como “arte degenerado”. Tras la Segunda Guerra Mundial, intervino a favor de la paz en la Europa dividida. Tal como su época, la obra de Dix también está marcada por violencia y pasión.

Toca las preguntas fundamentales de la existencia humana. Sus cuadros son a la vez espejo y comentario. Con ellos señaló las propias vivencias en la guerra y la urbe, sus experiencias contradictorias con personas en situaciones extremas. Como pintor, confiaba en lo visible y su mirada perspicaz.

Sus grandes escenarios de sociedad son una cirugía inexorable del tiempo; los retratos de los personajes parecen perfiles. Su obra siempre fue observada y evaluada desde puntos de vista contradictorios. Asimismo, ha sido elogiada y malinterpretada, condenada y destruida. Hoy en día, Otto Dix es considerado como uno de los artistas más trascendentes del siglo XX. Su realismo comprometido y ambivalente resulta más explosivo que nunca.

Contenedor de Arte es una gestoría cultural, una organización joven, que se desempeña como punto de encuentro y creación artística.
Twitter: @contenedor_arte / Facebook: Contenedor de Arte A.C. / Correo: contenedordearte@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *