PIMPOLINA, EL DELIRIO Y UN POLLO.

“Clown es una palabra en inglés que significa Payaso, pero se utiliza para diferenciar al payaso de circo con el Payaso contemporáneo”, comparte Andrea Christiansen quien su personaje “Pimpolina clown” ha recorrido México, Centroamérica, Sudamérica y Estados Unidos.

Ahora y gracias al patrocinio de El Puerto de Liverpool y al Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción Teatral Nacional (EFITEATRO), Christiansen presenta una gira en 10 ciudades del país, con un espectáculo de humor, donde están involucrados Pimpolina, el delirio y un pollo.

“Delirium Pollum” hace reflexionar sobre nuestra actitud ante la realidad para recuperar la capacidad de reír. “En el clown la intervención es menos chusca, los colores son menos chillantes, la estética cambia”, comenta quien ha impartió el curso de clown dentro del Programa de Formación en Artes del Circo y de la Calle, en el CENART.

“Pimpolina realiza tareas domésticas y le dan ganas de jugar, se convierte en otros personajes. Este espectáculo es unipersonal, de pantomima y Clown, donde la importancia radica en el aspecto visual, en las emociones”, menciona Andrea en entrevista exclusiva para El Despertar, quien desde 2013 dirige el “Festival Internacional de la Risa” como un proyecto independiente con el que difunde y promueve a los mejores exponentes del arte del clown.

Christiansen Sessarego es argentina, y reside en Ciudad de México desde 1978, desde hace más de 30 años se ha especializado en el género cómico. Desarrolla un estilo de humor, sutil y refinado, que combina la comicidad con la poesía, “la preparación y el estilo del clown es diferente que el payaso , la técnica es la de la improvisación, actoral, de pantomima, musical, corporal y gestual”.

Andrea estudió la técnica de Jack Lecoq y en sus espectáculos integra la pantomima blanca, el clown y la manipulación de objetos. Es autora, directora e intérprete de sus espectáculos y ha trabajado en el Circo Atayde Hermanos en la Arena México y en la Carpa de Astros.

Christiansen tiene una gran trayectoria, en 1997 recibió el Premio Nacional de Pantomima (OMIM, INBA, ITI UNESCO y UNAM), con su espectáculo “Sueños de Pimpolina”. Ha sido becaria del FONCA, Programa de Creadores Escénicos y publicó el libro “La poética del payaso. Su universo interior”.

“Delirium Pollum” nos permitirá sorprendernos ante las cosas más sencillas de la vida, es una verdadera apuesta por la libertad y por los sueños del hombre; se presentará en Morelia el 20 de abril en el Teatro Ocampo a las 18:30 y 20:00h.

En esta puesta en escena todos los utensilios que maneja Pimpolina dan pie a que imagine realidades en las que ella se transforma en alguien diferente para trascender el espacio doméstico y llevarnos a un universo donde la frontera entre lo real y lo imaginario se desdibuja.

Verónica Loaiza es arquitecta, artista visual y gestora cultural. Directora de la asociación civil Contenedor de Arte. contenedordearte@gmail.co

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *