Somos el espacio que habitamos

 ¿Por qué espacios como el Festival Arte para todos son tan valiosos?, porque desde cada una de sus acciones y desde lo que son cada uno de sus participantes, tienen un poder supremamente grande para transformar el espacio.

Así lo considero la cofundadora de Grupo Urbano Medellín y fundadora de la iniciativa Bicitertulia, Carolina Ibarra Duque, en su conferencia “Espacios: habitando los territorios en las Ciudades”, donde compartieron y externaron reflexiones, opiniones y concepciones, con el director del Taller de Gráfica Nahual, Roberto Martínez. 

Con la particularidad de vincular al público de manera activa, en la calle peatonal Nigromante del Centro Histórico de Morelia, se honró la temática principal de la tercera edición del festival que fue : (Re) Pensar Colectivamente (en) el Espacio Público, a través de una serie de preguntas que abrieron el diálogo entre ambos expertos en materia de territorio, ciudad, y activismo.

La primera de estas preguntas fue ¿Existe diferencia entre espacio y territorio?, que aunque en concreto sería sí, se definió al Espacio como el imaginario que vamos materializando y paulatinamente se convierte en territorio.

Para Ibarra Duque “la apropiación de los espacios públicos justo empiezan por individualización”, dado que hay tantas ciudades como personas en ellas, todas vamos observando cosas específicas, información oficial o no oficial que nos marca ciertas pautas y nos da ciertos indicadores, pero en última instancia nadie habla de la ciudad de la misma manera. 

 “Desde que estábamos en el colegio nos vendieron la geografía reducida a un contexto sólo cartográfico y de mapas, nos han hecho pensar y sentir que el espacio se reduce a un contexto físico y,  el territorio a las ciudades, o a la tierra, bajo un contexto político, que podemos individualizar, sin embargo es ambos conceptos son más amplios”, cuestionó, “y es que si un espacio es sólo tangible ¿por qué hay un espacio digital?”.

Entre las primeras reflexiones, Carolina abordó el  espacio, desde el cuerpo como un espacio que en sí mismo es el primer territorio que habitamos y que se va a caracterizar (por ejemplo) por su profesión, el cómo se ve, cómo se desplaza, sus gustos gastronómicos y también el cómo se relaciona con el otro.

En coincidencia Roberto Martínez, quien se desplaza, corre, vuela y flota en su patín, (tal como él mismo lo describe), reafirmó es el cuerpo el primer espacio que habitamos, por ello cuando tenemos la facilidad de transitar o desplazarnos por los diversos espacios, no lo percibimos de la misma forma que las personas con discapacidad. 

“Por mi condición motriz he aprendido a pedir las cosas y sucede algo muy cabrón, uso mi súper poder para poseer  a los demás – afirmó Martínez – yo habito el mundo, es como he aprendido a desarrollarme, he logrado volar y flotar el mundo a través de mi cuerpo y, a través del cuerpo de otras personas”.

Entre los objetivos de la conferencia en la que también se cuestionó respecto la clasificación del territorio, estuvo el desmitificar las afirmaciones que los medios y el ejercicio de la gobernanza, consecuencia del siglo XX y las instituciones, que nos han enmarcado en un concepto jerárquico del territorio.

Entender que “el primer ejercicio de gobernanza que tenemos somos nosotros mismos”, cómo nos habitamos, cómo nos descubrimos y cómo generamos esa empatía con nosotros mismos, lo que nos permite tener un afecto en el otro, para que se vaya propagando, ya que todo tiene que ver con todo, en la vida en el territorio, o en la estética. 

Ambos expertos en ciudad, reconocieron el trabajo y aportación que la Asociación Civil Contenedor de Arte, presidida por Verónica Loaiza Servín, realiza en el ejercicio de apropiación del espacio público, sobre todo cuando no consideramos de manera consiente conceptos cercanos del día a día. 

“Es esto justo en el llamado a la reflexión que tenemos que empezar a potenciar, trabajar, visibilizar y hacer consciente, cuando estamos construyendo ciudades para todos, desde el arte, ciudades para las personas, para los seres humanos”- Carolina expresó- “Me parece muy valioso que el equipo participe en esta mesa”. 

Por su parte Roberto agradeció a Contenedor por todo este esfuerzo realizado, “en este momento a lo mejor no dimensionan todo lo que están haciendo por su país, por su estado, por su ciudad, por su centro histórico, por su comunidad, les agradezco y felicidades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *