ARENA SUELTA

ARENA SUELTA

POR TAYDE GONZÁLEZ ARIAS.

ESFUERZO

El forzar las situaciones para que algo suceda, puede ser que resulte en muchas veces contraproducente respecto a aquello que ocurre por sí solo, si bien hay rutas rápidas en la vida para lograr talo cual cosa y por practicidad se toma el atajo, lo cierto es que hay veredas panorámicas que son sumamente disfrutables. Por lo que para obtener lo que quiere y desea no siempre bastará con una rosa si requerirá de más de una docena, ni de una sonrisa suya sino de provocar muchas risas.

Seguramente ha escuchado la frase que dice que “Cuando te toca, aunque te pongas, y cuando no te toca, aunque te quites” sin caer en situaciones menos qué básicas, la razón en estas palabras es mucha. Usted y yo no podemos forzar situaciones para que algo pase o suceda, porque si eso pasa es como estirar tanto la liga que más tarde que temprano tenderá a romper o dar de sí. Ceda lo que pueda e incluso muestra empeño y esfuerzo en sus posibilidades, no más allá de lo que propiamente tenga y esté a su alcance, pues quien ve en usted una posibilidad de que sea o esté en sus proyectos debe reunir las características de conciencia y razón para reconocer sus esfuerzos que ha puesto y tomará la decisión de quedarse o irse.

La vida no puede ser una batalla constante, y si lo fuera no tendrá siempre victorias o consecutivas derrotas, es sí, la oportunidad de experimentar sabores, olores, noches y días cubiertos de nieve, sol, frío o calor y el esfuerzo al que debe aferrarse cada día, es a vivir y conocer opciones, dar a quien merece recibir afecto e incluso a quien pueda parecer no ser recipiente de algún buen modal o sentimiento. Si ha dado todo lo que en sus manos esta y no logra lo que quiere sea humano o material debe saber el momento en el que tiene que dar la vuelta y seguir, voltear los sus ojos en otro rumbo y continuar, pero no obstinarse.

Quien se obstina en tener aquello que no le ha sido dado, no puede estar feliz y el rencor y el coraje podría cegarle y llevarle a estados críticos de coraje ansiedad e insatisfacción, y dado que estos estados de ánimo no abonan al fin máximo de un humano que es la felicidad, cruzar la calle del lado de la sombra es mucho mejor que seguir el lado del fuerte sol sin nada que le cubra. Siguiendo este ejemplo la exposición a los rayos puede causar cáncer y ya que esta es una enfermedad mortal y de difícil tratamiento, no se exponga de ninguna manera a un mal incurable, por el contrario, prevenga y atienda en salud los posibles daños.

No forcé su vida a que vaya por tal o cual ruta, deje que llegan las oportunidades, facilite las cosas con estudio, con disciplina y entregando lo necesario, proyectándose en todo momento como el hombre o la mujer que antes que todo se ama a sí mismo y misma. Quien constantemente se arriesga, alguna vez pierde, quien siempre lo forzar alguna vez no lo logra. Por eso atienda a la cautela siendo precavido y cuidadoso, confiando en sus capacidades, pero nunca se aferre mejor tenga opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *