#CiudadanosOpinan ¿Debe aplicarse el programa “mochila segura” en Zitácuaro?

Zitácuaro, Mich., a 12 de febrero de 2017.- Diana Ponce dio su punto de vista sobre este tema y esto fue lo que comentó: “Yo considero que sí sería importante que hagan esa labor de mochila segura, de por sí que vivimos con un poco de inseguridad, entonces considero que sí sería importante realizarla”.

Es necesaria también la intervención de la policía afuera de las escuelas, por aquellos grupos de “malas influencias”, llamadas “bandas” y conocer sus verdaderas intenciones. “Los padres de familia tenemos la obligación de llevar a nuestros hijos a sus escuelas y también de ir por ellos y estar al pendiente que cumplan sus obligaciones”.

María Teresa Bolaños señaló que se debe de hacer pronto. “Yo pienso que sí, para la seguridad misma de los alumnos, de los padres, porque en el caso de Monterrey están hablando de los alumnos y de los papás de los niños que fallecieron, también. Yo siento que sí se debe de hacer, pero en todos los niveles: primarias, secundarias, preparatorias y universidades”.

“Tenemos un alto grado de inseguridad en México, pero que también tiene que ver con el desarrollo de nuestros hijos, que nosotros como padres no les prestamos atención a ellos, entonces ¿de qué manera se va a saber que traen encima? Yo creo que en la mayoría de los casos están solos, se crían solos y nosotros como padres debemos de ponerles más atención. Mi recomendación es que lo hicieran aquí en Zitácuaro, ¡ya!”, puntualizó.

Francisco Martínez, padre de familia, opinó lo siguiente: “Yo también tengo dos hijos y estoy atrás de ellos, porque ¡está cabrón! Tengo que ver qué es lo que llevan y con quién se juntan, que es lo principal. Puede ser que muchas veces los padres están muy enfocados en sus trabajos y les queda muy poco tiempo con los hijos”.

“En algunos casos pueden caer en malos pasos. Es importante saber con quien se juntan y peor en estos tiempos ¡está canijo! la mera verdad. Hay hijos que ya no quieren que vayamos por ellos a la escuela, pero la verdad (ellos) creen que pueden con todo y la mera verdad no. Porque uno no sabe, ya ve por ejemplo en la secundaria uno hay bandillas. No hay que dejarlos solos, porque está canijo”, finalizó.

Lisbeth Mendoza indicó que para evitar delitos sí se debe implementar el programa “mochila segura” en el mismo estado y en la población de Zitácuaro, “esto permitiría que no porten los jóvenes alguna arma”. Por otro lado se refirió a que en la actualidad sí hay mucha rebeldía de los jóvenes, que en ocasiones superan a los propios maestros y padres de familia.

Hedilberto González Claudio dijo, “yo estoy de acuerdo en que el presupuesto se ocupe en otra cosa, para útiles y alimentación para los niños, en lugar de mochila segura, en lugar de perder el tiempo en revisión, que sea en asignación”. De los hechos ocurridos en la Ciudad de Monterrey dijo desconocer el “ambiente” que prive en aquella ciudad. Sin embargo señaló conocer las condiciones que hay en la ciudad y afirmó que todavía aquí es “provincia”, por lo que no cualquiera porta armas de fuego. Por lo que todavía no se llega a ese nivel de inseguridad, subrayó.

Berta Santana señaló que “es importante prevenir y no andar lamentando después, como dice el dicho: después de ahogado el niño quieren tapar el pozo. ¿Ya para que lo tapan, si ya se ahogó? Ahí los padres quedan mal, porque ¿Cuál fue la educación que le dieron a su hijo? Yo opino que debe de hacerse en forma permanente”.

Desafortunadamente hay también jóvenes que en la actualidad ya los maestros y padres de familia han sido rebasados por ellos. “Ya no los obedecen, se ponen al tú por tú y se sienten iguales. Tal vez hay el caso de que sienten que sus padres son muy poderosos y los van a volver aceptar y dicen: cuando sepan hijo de quien soy. Así es”.

Esperanza Soto dijo que estas acciones “pueden prevenir muchos delitos. Claro que sí, habría más seguridad, tanto como para los niños. Más que nada los padres de familia deben de tener la capacidad para fijarse en sus niños, que no estén portando nada de objetos y armas. Muchas veces los padres desconocen la verdadera personalidad de los hijos, porque en sus hogares se portan diferentes y en sus escuelas o cualquier parte donde anden”, anotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *