¿Cuál es su percepción de la Fiscalía Regional de Justicia en Zitácuaro?

H. Zitácuaro, Mich. – Abraham Barroso Alcántara manifestó que: “En mi experiencia que he tenido, es un trabajo que les falta. Les falta tanto ética como echarle ganas. Prácticamente está lleno de corrupción, porque como se dice por ahí: Si no “aflojas” (dinero) no le mueven”.

“Sí te reciben a veces las denuncias, pero se quedan en el intermedio y su trabajo de ellos obligatoriamente es seguir la carpeta, llegar (reunir) los elementos de prueba a la carpeta de investigación y en dado caso judicializarla”.

“Vemos muchas ocasiones, estamos hablando de violencia contra las mujeres, violencia familiar, que son los delitos más frecuentes y que están tipificados en el código, no le mueven. Es un trabajo que le falta que le echen muchas ganas”, subrayó.

“Últimamente se han visto muchos secuestros, muchos homicidios, robos calificados, lesiones graves, ahorita se hizo una reforma a la Constitución, en el artículo 19, en el que se añaden nuevos delitos, se volvieron más graves, pero igual no se mueven, no trabajan”, puntualizó Barroso Alcántara.

Ignacio Tinoco opinó sobre este tema: “Considero que no se está llevando a efecto el trabajo como debe de ser, hay muchas fallas. Creo que no se está poniendo orden y no se está aplicando el nuevo sistema como debe de ser”.

“Casi a todas las carpetas de investigación se les da carpetazo y no está funcionando, está muy escueto, no atienden como debe de ser los agentes del ministerio público, ni los ministeriales”.

“Muy fregado está esto, necesita que se ponga orden y que realmente se aplique el derecho para bien de todos los zitacuarenses, de todo el estado. Si las cosas siguen así no funciona. Creo que estos muchachos a veces ni saben, no tienen conocimiento del derecho y es muy crítica la situación”.

Además señaló que el personal de la Fiscalía “dejan que las carpetas se amontonen, no se les da seguimiento, aparte a la gente la traen vuelta y vuelta, hasta que se cansan y ya no van”.

Tomas Hernández Gutiérrez expresó que, “considero que dentro de la Fiscalía hacen falta realmente cambios, tanto de personal como de relación de los mismos abogados con la Fiscalía; ya que existen muchas controversias de diferentes opiniones jurídicas, en el aspecto de que no se aplica realmente el nuevo sistema penal acusatorio”.

Añadió el abogado que “existen muchas deficiencias y yo considero que debe siempre de investigarse a fondo un asunto, para poder hacer un buen trabajo en relación a la justicia”.

“Hace falta una rotación de los ministerios públicos, para que ya no se de tanta corrupción de la misma institución”.

Señaló que en Zitácuaro se cometen delitos de alto impacto, que son casos muy delicados y que los ministerios públicos en lugar de integrar debidamente una carpeta de investigación, se van por los asuntos simples. Aquellos que no tienen tanta importancia y que “desgraciadamente le dan más enfoque a los asuntos que no son de relevancia, en comparación con los ya señalados, que los dejan abandonados”.

“Por lo tanto, considero que es necesario que esto cambie totalmente y que se dé una verdadera Fiscalía en la expedición de la justicia”, puntualizó.

Otros abogados entrevistados y que no quisieron aparecer en fotografía denunciaron que al ir a la Fiscalía a presentar una denuncia, acompañados de sus clientes, les pidieron los números de teléfonos de estos últimos y con quienes la Fiscalía hace negociaciones, pidiéndoles dinero y en unos cuantos minutos darle una solución, pero ellos consideran es ilegal.

Negociaciones que ponen de manifiesto que el personal de esa dependencia trabaja importándole sólo el aspecto monetario y no la impartición de justicia.

Juan Manuel Salas expresó que “las prácticas siguen siendo las mismas, lo lento en las carpetas de investigación sigue siendo lo mismo, o sea no le vemos ningún avance”.

“Lo que yo considero que hace falta en la Fiscalía, es que el personal no está debidamente capacitado, hay muchas deficiencias, no sé si el personal no reúna el perfil o es escogido en base de pago de favores políticos, ya que el personal es muy deficiente, desde mi concepto”.

“Únicamente que las personas que acuden a la Fiscalía lo hagan con abogados o sin abogados, se les dé un trato digno, amable, respetuoso y más que nada respetando sus derechos de víctima o imputado”, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *