¿La dimisión de Evo Morales al gobierno de Bolivia podría representar riesgo para México?

H. Zitácuaro, Mich. – Enrique Zaragoza Esquivel dio su voto a favor: “Él no es dictador ni nada, es un buen presidente y prueba de ello es que levantó la economía un 18 por ciento, cosa que los otros nada habían hecho. Pero, es como aquí en México, los críticos nada más le están tirando siempre, están ardidos, igual ocurre allá”.

“Evo Morales se retiró para no crear un conflicto más grande, y aquí, que bueno que López Obrador le dio exilio. Yo lo respeto, fue una decisión muy satisfactoria para él y para su pueblo”, puntualizó Zaragoza.

Pedro Martínez Cerecero indicó que dentro de lo poco que se ha conocido de este personaje, es que se ha reelegido varias veces, primero lo apoyaba el pueblo y después la situación cambió completamente, por lo que la única alternativa era su salida de Bolivia.

Por otro lado, criticó que el gobierno mexicano le haya dado cabida a Evo Morales en territorio nacional, incluso ofrecerse a darle todo el respaldo. Además, se le envió un avión perteneciente a la fuerza aérea mexicana para traerlo a la Ciudad de México.

Finalmente destacó que, al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, le llovieron las críticas, porque Evo Morales recibió trato de visita de Estado, aunado a que se le brindaron condiciones de seguridad que ni siquiera él, como mandatario, ha tenido.

Expresó que pudo observar los señalamientos en los medios de comunicación, de que tenía hasta una docena de guardias a su disposición, teniendo hacia este personaje muchos beneficios.

Ricardo Velázquez destacó que, como ciudadanos, “debemos ser respetuosos del propio país boliviano, el presidente de la república, Andrés Manuel, él ha tenido a bien darle exilio”. Recalcó que “debemos de tener respeto de las propias instituciones, podemos ver cómo fue ayudado Evo Morales enviando un avión para trasladarlo (hasta México)”.

Sin embargo, criticó al gobierno federal, porque siempre ha manifestado que el país se encuentra en austeridad, con lo cual se comprueba que lo hechos señalan todo lo contrario, con la llegada del político de Bolivia a tierras aztecas.

Mario Alberto Valdez Ruiz expresó su beneplácito por la estancia del líder boliviano. “Reconociendo la labor que ha hecho por el pueblo de Bolivia, un individuo que en verdad ha trabajado para su pueblo. Ojalá lo vieran como ejemplo todos los presidentes latinoamericanos”, destacó.

“Hay que reconocer que Bolivia es el país que mayor crecimiento y desarrollo ha tenido en Sudamérica. Ni los brasileños, ni los chilenos, ni los argentinos, ni los venezolanos han tenido el crecimiento que les dio Evo Morales”.

“Algo bien importante, es que los bolivianos eran esclavos, estaban totalmente apartados, eran discriminados, siendo una población autóctona. Evo logró que el pueblo boliviano fuera reconocido y pudiera pisar la plaza central, que estaba prohibida para ellos”.

“Ojalá personajes como Evo pudiesen venir para acá, para México, y a todos sus críticos y opositores yo podría decirles que por un Evo Morales que llegue a nuestro país, nosotros les podamos enviar a cuatro. Les mandamos a Peña, a Fox, a Calderón y de pilón a Juan Carlos Campos”, puntualizó Valdez Ruiz.

Juan Manuel Rivera manifestó que  el derrocado presidente boliviano, Evo Morales, ha traído un sin número de protestas y manifestaciones, lo que ha producido muchas reacciones a favor y en contra.

Lo cierto es que, a la vista de todos, es que se manejó en la ilegitimidad, lo que desembocó que saliera de su país con el repudio ciudadano.

Gerardo Martínez cuestionó que, cómo había sido posible brindarle asilo a un personaje que buscará todavía perpetuarse en la silla presidencial.

Por otro lado, señaló que el gobierno de López Obrador tiene un tache al recibirlo como si se tratase de un huésped distinguido.

Peor todavía, que haya sido traído en un avión que es pagado con los impuestos de muchos, cuando el mismo López Obrador vuela en líneas comerciales para ahorrar, finalizó Martínez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *