¿Qué opina de concesionar el rastro municipal?

Zitácuaro, Mich.- Jesús Bautista Posadas expuso su punto de vista: “Queremos que el rastro pertenezca a los tablajeros, porque es conveniente que lo acondicionemos y demos un buen servicio. Queremos lo mejor para la asociación y también para los trabajadores. Estamos en la mejor disposición para remodelarlo y que esté en mejores condiciones”.

Roberto Rojas Miranda señaló que, “es un patrimonio de toda la Unión de Tablajeros de más de cien años. Ya se le hizo una propuesta al presidente, de que también la asociación puede concesionar el rastro. Ya hemos tenido reuniones con ellos, pláticas formales”, y añadió que, en caso de que hubiera una empresa foránea, quedarían más de 30 padres de familia sin su fuente laboral.

Refugio Martínez Lucio, al tener conocimiento que la “Unión de Tablajeros J. Ascención Orihuela” tendrá en sus manos el rastro municipal, consideró que: “fue una buena decisión, ya que nosotros estamos en el ramo y sabemos lo que es eso, para levantar el rastro un poco más de lo que está. Nosotros queremos que esto esté a la perfección, ya que por eso nos apoyaron”.

“Porque queremos que el rastro esté bien, para que la ciudadanía sepa lo que se está comiendo y llevando a sus casas, ya que el rastro está deteriorado y se está queriendo levantar. Ya veremos ahora que se nos dio la oportunidad de tenerlo, de echarle ganas, es todo. Tendremos que estar al tanto de todas las normas y apegado a ellas”, anotó Martínez Lucio.

Cuauhtémoc Valdez, en calidad de regidor, dijo al gremio de los tablajeros que “hubo mucho jaloneo, pero nosotros queríamos seguir para ustedes, para los trabajadores, para los que venden carne, para la ciudadanía; es lo que tenemos que ver como regidores, yo a eso llegué y hasta el último día que esté ahí lo voy a seguir haciendo, defender los intereses de los que menos tienen, de la gente que trabaja”.

“Yo aquí piso parejo para todos, yo aquí no tengo compadrazgos ni amiguismos. Yo aquí las cosas que merecen. Tienen cuarenta años siendo usuarios de ese rastro, cómo va llegar una empresa de otro lado a querer imponernos ¡No señores! Mientras esté su amigo Cuauhtémoc Valdez se van hacer las cosas como se deben de hacer”, expresó.

“A mí me cuestionan mucho, me voy con la frente así (en alto), es lo que yo tengo que hacer. Yo cuando vea una injusticia, como la que les querían hacer ustedes, inmediatamente me paro. A mí no me tiembla la mano, porque cuando la cosa es derecha lo hablo inmediatamente, y cuando son injusticias también me aviento con todo, porque yo no le tengo miedo a nada”, anotó.

José Guadalupe Benítez Gómez expuso a los tablajeros, presentes en los patios de la presidencia, al concluir la sesión de cabildo, que “fue una situación difícil, tensa. Así son en ocasiones las sesiones de cabildo. La realidad de las cosas es que las cuatro empresas, todas tienen punto favorables y puntos negativos, pero la decisión de las compañeras y compañeros fue que se otorgara a la Unión en la que ustedes están”.

“Yo lo único que les pediría, sobre todo hay tres empresas o asociaciones de aquí del municipio, yo les pediría que no se cierren así nada más, que les den apertura a las otras empresas, sobre todo a las de aquí, de Zitácuaro, porque necesitamos apoyar a nuestra gente, o sea apoyarnos entre nosotros mismos”, propuso Benítez.

“Entonces yo los invitaría, en primer lugar el compromiso al tener esta concesión, tienen que caminar con unos lineamientos que va a marcar la Cofepris, o sea ya tienen que hacer muchos cambios, en primer lugar pues a los animales ya no los tienen que estar “arreglando” en el piso, van a tener que hacer inversión, van a tener que andar limpios”, recalcó.

“La ciudadanía de Zitácuaro lo que realmente quiere es tener certeza de lo que se están llevando a su boca. Aquí lo que mucha gente se nos acercó a nosotros como regidores (y nos cuestionaron) quién revisa que los animales no tengan clembuterol, quién revisa que los animales vayan en buen estado de salud. Entonces sí les pedimos por favor que no echen en saco roto está decisión que tomó la mayoría de compañeros y pues que no defrauden la confianza depositada en todas y todos ustedes”, puntualizó Benítez.

Homobono Carmona Labrada opinó que “no podemos seguir siendo un rastro de rancho, donde todo mundo hace lo que quiere y llega vestido como quiere; y no, ya somos una ciudad, una ciudad en la que tenemos que mejorar, tanto en el rastro como en todos los locales donde expendemos la carne, porque dentro de esta familia somos matadores, detallistas, introductores y todos vivimos de lo mismo”.

“Por ello hoy todos nosotros festejamos este triunfo de la Unión, como otros triunfos que ha tenido y que es el reflejo de que hemos caminado juntos y así debemos seguir caminando. Es de todos el triunfo, no es ni de Cuauhtémoc Valdez, José Luis Zúñiga, ni de Homobono Carmona, ni de Ignacio Orihuela, sino es de todos ustedes”, subrayó.

“Hemos trabajado cien años dentro de la Unión de Tablajeros y todos somos familia. Muchos tendrán apellidos diferentes, pero vivimos como una familia; entonces es nuestro patrimonio, es donde hemos vivimos. Considero que nos corresponde por derecho, aparte de que somos zitacuarenses y hemos vivido toda la vida aquí”, puntualizó Carmona Labrada.

José Luis Zúñiga Sánchez indicó que “somos una asociación que tenemos más de cien años trabajando, yo soy la tercera generación de esa asociación. El hecho de que nosotros pidamos el rastro, sustenta de que gracias a esta unión de tablajeros hemos tenido precios accesibles todavía a la carne, a la carne de cerdo, porque un kilo de carne oscila entre 120 y 130 el kilo de carne de res, en Ciudad Hidalgo está en 180 y 190, en Toluca 200 pesos”.

“Eso es lo que queremos hacerle ver al Ayuntamiento, que tenemos experiencia y sabemos del ramo y Zitácuaro ha sido un bastión productor de carne. Aquí vienen a comprarnos carne del Estado de México, porque el precio es accesible y la gente puede comer carne en este municipio; ya que tenemos más de 104 años, nos hemos dedicado y no seguiremos dedicando a este oficio, por eso defendemos esta posición que se nos otorgue el rastro como concesión”, puntualizó Zúñiga Sánchez.

De manera anónima un ciudadano expuso estar a favor de que se hubiera concesionado el rastro, “Zitácuaro tiene que cambiar, la gente tenemos que cambiar, ya no es un pueblo ni un rancho, es una ciudad y los ciudadanos requieren de mejor calidad de carne y de mejores servicios, estoy a favor de que se concesione”.

Por otro lado considero el entrevistado que no es viable que la misma asociación de tablajeros se haga cargo del rastro, “ya que se ha hecho como un monopolio, yo considero que una empresa de fueras tendría mejor perspectiva, nos brindaría mejores servicios. Aquí si los mismos compañeros se toman como concesión va seguir lo mismo y realmente Zitácuaro requiere un rastro en mejores condiciones”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *