¿Qué opina de los precios de la feria?

H. Zitácuaro, Mich. – Jaime López Ramírez expresó que, al acudir a las instalaciones de la feria pudo apreciar que los precios son caros, por ejemplo, el estacionamiento tuvo un costo de 60 pesos, mientras que los juegos su costo es de 30 y 40 pesos.

No obstante, consideró fue buena la comida que ofertaron las cocineras de Nicolás Romero. Además, se quedó con más expectativas, ya que no había mucho que ver, ni nuevos atractivos.

Algo que tal vez pesó, fue la cancelación de la corrida de toros, a eso se le suma las inclemencias del tiempo, ya que el día 5 de febrero se caracterizó por la lluvia continua.

En general, consideró López Ramírez, que en la feria en su edición 2020 predominó la desorganización. Muchas personas ni siquiera sabían cuándo iniciaba la feria, faltó traer buenos artistas y la comida fue lo único que le pareció bien.

Invitó al presidente municipal para que “levante el barco”, que “se ponga la camiseta”, que le eche mayor empeño y que se vea que los jóvenes brindan un buen espectáculo de la feria, ya que es un espectáculo que llama mucho la atención a los visitantes.

Héctor Alcántara Cisneros indicó que en esta ocasión no le resultó atractiva la feria de Zitácuaro, por lo cual tomó la decisión de no asistir a la fiesta de los zitacuarenses.

“Se me hizo sin chiste, sin eventos buenos, cada vez es menos atractiva, con espectáculos malos. Con todo respeto, habrá a quien le guste los eventos que hubo… bueno, hay para todos”, expresó Alcántara.

Indicó que las ediciones anteriores se caracterizaron por los torneos de gallos y con la presentación de artistas. Recuerda todavía cuando vinieron la banda MS y los Ángeles Azules, el grupo Matute, entre otros.

“No se me hizo atractivo en esta ocasión. Es necesario que el patronato de la feria destine más tiempo y recursos, su organización dejó mucho que desear. Les falló también la organización”.

José Juan Gómez sostuvo que la feria se caracterizó por la variedad de grupos, la cual fue para todos los gustos.

Para darle el realce a esta feria, que es una de las fiestas más simbólicas de los zitacuarenses, consideró que faltó mayor difusión en el municipio. Aunque en general dio su visto bueno a esta festividad.

Manifestó que esta celebración es la feria del pueblo y para ello se tiene que seguir trabajando, para mantener esa visión. Destacó que falta promover este evento en las zonas rurales de Zitácuaro.

Finalmente indicó que habrá que analizar el costo de las entradas, así como el precio de las atracciones, en cuanto a juegos mecánicos, para que el público pueda asistir y también gastar en esta fiesta. En esta ocasión consideró que sí fueron accesibles los precios.

Isidoro Ruíz indicó que el pasado fin de semana asistió a las instalaciones de la feria. Desde su percepción los costos fueron caros. Además de que se percibía un ambiente triste y poca asistencia en el área de comedores y juegos mecánicos.

En el tiempo que permaneció en el centro de diversiones pudo contemplar que no había muchos espectadores, tal vez por la noche pudieron haber mejorado las entradas.

Juan Carlos Figueroa Hernández señaló que, “no generó en mí ninguna expectativa. No fui. De la cartelera te puedo decir que está enfocada a un sector de la población, a la que le gusta la música de banda. A los demás ni los toman en cuenta”.

“Los comentarios que he recibido de la gente, es que no vale la pena. Ahora lo malo es que nos vayan a decir que nos costó harta lana y de la presidencia desembolsaron muchos recursos para pagar todo lo que se tuvo que hacer. Porque redituable no es”.

En cuanto a la transparencia de los recursos que utiliza el patronato del evento, indicó que no se sabe cuánto entra y cuánto sale. A final de cuentas la población no sabe en qué se gasta.

Aparte de que no hay promoción la feria, no genera expectativas. “Cada día vamos para peor. Para mí pasó desapercibida la feria en Zitácuaro”.

Recalcó que no se puede decir que es la feria del pueblo, ya que son los políticos los que van a los eventos y les ponen mesas especiales.

Gonzalo Valdivia Herrera expresó que hubo muy pocos stands, la misma que se hizo “para taparle el ojo al macho”.

No hubo gallos, además de que se canceló un espectáculo taurino el día 5 de febrero, lo cual fue un punto a favor, por la forma de pensar de mucha gente, indicó Valdivia.

Definitivamente deja mucho que desear y yo creo que defrauda lo que a los zitacuarenses nos quitan para hacer la feria.

Explicó que tal vez cobraron mucho en los stands y por ello no hubo suficiente inversión. “Fue excesivamente pobre la feria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *