¿Qué opina de que Pascual Sigala sea el galardonado con la presea SJNA?

H. Zitácuaro, Mich.- Gabriel López Palomino, expresó que prevalece la polémica que genera en el municipio las propuestas para obtener la prestigiada presea de la Suprema Junta Nacional Americana (SJNA).

La misma, que tiene un peso histórico, tendría que ser otorgada al mérito cívico en honor y gratitud a aquellos personajes o instituciones que han aportado al desarrollo en diferentes ámbitos de la sociedad zitacuarence.

Añadió que los ciudadanos son libres de proponer candidatos a dicha presea, por lo que invitó a que la gente se involucre más y por consecuencia se de a conocer a gente valiosa, que contribuye día con día en nuestro municipio.

Para finalizar exhortó a regidores a que analicen bien las propuestas y no sé dejen llevar por “influyentismos” o para ser objeto de reflectores de la clase política.

Mario Alberto Valdez Ruíz manifestó que desafortunadamente estos buenos proyectos cuando caen en manos de “gente perversa”, como los políticos que tenemos, como Silvano Aureoles, se cae en favoritismos y no de un reconocimiento verídico.

Refirió que, si se cae en el “mercantilismo” de lo que es una presea, pierde toda credibilidad. En general señaló que hay una apatía de parte de la sociedad y con muchos comentarios, prevalece un descontento generalizado.

“Por dignidad, yo le mandaría un mensaje al ingeniero Pascual Sigala: que renuncie al premio, al mérito, porque no lo merece. Y esto es única y exclusivamente un mandato de lo que hemos comentado en anteriores pláticas, de un sistema corrupto, fallido, el sistema Silvano Aureoles”, anotó Valdez Ruíz.

“De verdad ingeniero, no acepte recibir el reconocimiento. Que alce la cabeza y diga: Señores no soy yo, ni la persona digna de recibir este premio, porque no cubro el requisito y en realidad mis logros por Zitácuaro no han valido para que sea el acreedor de la presea”, puntualizó.

Miguel Ángel Avilés Torres consideró que legalmente el ingeniero Pascual Sigala es residente de esta ciudad, pero en la práctica tiene mucho tiempo que ha dejado de estar en la localidad.

Indicó que todas las preseas han sido cuestionadas, pero en este caso hay más interrogantes, porque su obra no se refleja en el diario vivir.

Si realmente hizo una gran reforestación habría otros cuestionamientos, cómo dónde se hizo y qué seguimiento se le dio.

Por otro lado precisó que el cabildo siempre recibe presiones políticas, independientemente del color partidista de cada gobierno.

A su parecer lo ideal sería conformar un comité, integrado por un periodista, un integrante del cabildo, una persona que haya sido galardonada con la presea y un miembro de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, con lo cual se le daría más realce.

Finalmente destacó que el programa de los festejos de la SJNA es muy pobre, ya que no se ha hecho un esfuerzo por enriquecer esta fecha. Sin embargo, vale la pena la conferencia sobre Ramón López Rayón, el próximo 17 de agosto, en punto de las 12 horas, en La Casona de La Estación.

José Luis Campos Pahua expuso que, de acuerdo a la convocatoria se busca a algún ciudadano que haya hecho algo en beneficio del municipio. En este caso manifestó conocer la trayectoria de Pascual Sigala, al igual que la del Silvano Aureoles.

Todo lo que han hecho, ambos, ha sido en base a su trabajo. En este caso no merece que se le entregue un reconocimiento de esta índole. Por el contrario, el trabajo es una obligación y hay un pago por ello.

“Yo estoy en desacuerdo con esa situación. Aquí es entendible la situación de que se requiere que se le reconozca porque está enfermo. Pero realmente toda su vida pública la hecho bajo un salario y en una dependencia”, consideró.

“Eso no es tener los méritos de un ciudadano que hace algo con sus recursos o remuneración en beneficio de la ciudadanía. Si lo hacen, van a demeritar en mucho la presea”, puntualizó Campos Pahua.

Jesús Pérez Medina manifestó que es juego político, ya que la cuestión es que la política no tiene nada de favorable con la ciudadanía.

En este año debe quedar “revocada” la presea, porque en general la población no tiene buen sabor de boca de la política en general.

Invitó a las autoridades a rescatar el edificio que representaba la SJNA, así como a los diputados del estado para que investiguen qué es lo que pasó con las dimensiones originales de esta casa y no el “fragmento” actual que es para los eventos políticos.

José Carlos Avilés Becerril opinó que: “Yo siempre lo he dicho, Pascual Sigala no es de Zitácuaro, yo cuando fui candidato a diputado federal, él lo era por el PRD, yo lo fui por el partido liberal mexicano y cuando me preguntaron por él contesté: ese señor ni lo conozco y ni es de Zitácuaro. Él nació en Durango”.

“Si el cabildo autoriza, es uno de los primeros y más garrafales errores que tienen los regidores. Con esto se demuestra que le están faltando a la ciudadanía y al pueblo al que representan, al otorgársela a alguien que no es de Zitácuaro”, consideró.

Añadió que tampoco la ciudadanía debe admitir esta entrega, porque se le está faltando al respeto. “Mentando la madre con esta presea, con todo respeto para el ingeniero Sigala, que sé que está pasando por una situación de salud muy endeble y muy difícil. Pero la entrega de la presea es otra cosa”.

La misma condecoración debe ser para alguien que honre a Zitácuaro, que en su vida haya dado prestigio a la ciudad, en aspectos como el académico, literario, docente o investigación y no para políticos.

“Que le dé un premio el gobernador, porque son grandes amigos. Hay que separar los huesos políticos a la cuestión académica. Nosotros la Sociedad Mexicana de Geografía pedimos al ayuntamiento la restitución de la presea”, finalizó.

Héctor Alcántara Cisneros manifestó que, “la presea SJNA después de varios años de agonía por fin llega a su fin, el grupo edilicio le asestó la estocada final”.

 “Al permitir que de nuevo se vendiera al mejor postor este reconocimiento, devaluado, y que dejó de cumplir el objetivo para el cual fue creado”.

“No dudo que en un principio haya sido objeto de admiración y de honor hacia los recipiendarios de este reconocimiento, que en sus inicios fue la más alta distinción que el ayuntamiento otorgaba a ciudadanos honorables, que tenían los méritos suficientes para recibir la presea”, subrayó.

“Hoy en día se ha convertido en un botín político y puesto a la orden de los intereses de los funcionarios públicos en turno, dejando fuera a ciudadanos que en realidad merecen esta distinción”.

“En realidad, lo que menos interesa en esta ocasión es a quien le van a otorgar el reconocimiento, al final las propuestas suelen ser válidas y quizás hasta se puede declarar desierta la entrega”, apuntó.

“Sin embargo, en esta ocasión a todas luces se vio la mano del gobierno del estado para favorecer una propuesta que no merece siquiera ser tomada en cuenta.
Mal por los regidores que son los que, con sus votos, avalaron esta imposición a todas luces amañada. Que en paz descanse la presea SJNA”, puntualizó Alcántara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *