¿Qué opina del cierre de los negocios en el municipio?

Aldo Martínez, comerciante: “En mi opinión se me hace una estupidez, ya que no frena el problema que se avecina en el municipio. Tuvieron meses para prepararse y se gastó el presupuesto en cosas muy chafas, como tinacos y filtros que duraron muy poco, los termómetros ni un día duraron. Hubo condiciones insalubres, como una barra de jabón cortada y jabón en polvo, pudieron habilitar hospitales, buscar más respiradores y cerrar totalmente los locales que no cumplan con las medidas sanitarias y no sean realmente necesario abrir”.

“Los lugares que convoquen a muchas personas no se deben abrir, están creando focos de infecciones y atentando con la salud de las personas, se contradicen todo el tiempo las autoridades del municipio”.

Ingeniero agrónomo Víctor Manuel Torres Morales: “Cualquier medida será insuficiente cuando nuestra educación y cultura familiar han demostrado que no nos interesa protegernos y cuidar a los demás, nunca serán suficientes las medidas sanitarias que nos impongan, el cierre de un día en específico ojalá sea benéfico, pues de lo contrario se alargará esta situación y seguirá en picada”.

Pedro Moisés Aguirre Martínez, maestro en educación básica: “Esta medida sería ideal si la pandemia tuviera un «coronavirus Word tour» por el estado, y justo el miércoles le tocará venir al municipio. Esa medida no sirve de absolutamente nada, ya que el jueves se aglomerará toda la gente que no pudo comprar el día miércoles”.

“Si quieren una medida real, sería reducir al 50% los comercios de la ciudad (incluyendo tiendas departamentales), de manera escalonada, o sea, lunes, miércoles y viernes un 50%, y martes, jueves y sábados el otro 50%, todos descansarían el día domingo; sólo así, podrían reducir el flujo de personas en la ciudad”.

Licenciado en derecho Joel Vera Terrazas: “Respecto a la medida del miércoles, se me hace una pasarela política el gobierno del PRD, ya andan en campaña, haciendo proselitismo electoral en el municipio; por lo tanto, la medida de los miércoles  no cumple con las acciones implementadas por la ley de Seguridad de Salud  y los protocolos  de la Organización Mundial de la Salud, estipula que haya  actividades esenciales y no esenciales, no figura ahí de un aislamiento y esto no resuelve el problema de salud y es cuestionadísimo lo que está haciendo el  sistema político, al empoderar más la cuestión política que la salud”.

“Además, como ciudadanos debemos asumir nuestra responsabilidad ante el virus y sabemos la magnitud del problema, que debemos entender los argumentos para cumplir con el aislamiento en casa”.

“Por eso la sociedad no les cree, porque tampoco han cumplido con el programa económico sustentable real, para que así la gente pueda tomar conciencia y cumplir con lo que esté a nuestro alcance”.

Maestro en educación básica Ram Tziquim Rosas: “Desde mi óptica, es una medida desesperada por parte del ayuntamiento para hacer frente a la ola de contagios en nuestro municipio, el cual ha sido rebasado desde hace tiempo por la realidad económica en que vivimos. El problema no estriba en lo que mandate el edil, sino en sí los zitacuarenses están realmente dispuestos a prestar oídos a quien les ha dado la espalda en los momentos más apremiantes de la pandemia, a quien no les ha dado ningún tipo de apoyo a quienes viven al día y les ha sido imposible detener su actividad económica y se han visto en la necesidad de tomar medidas drásticas para defender su ingreso familiar”.

“Por otro lado, viendo la situación desde un punto de vista exclusivamente sanitario, esta medida hubiese sido acertada de haberse sido implementada hace tres meses y a todos los grandes comercios que aglutinan a la población, a los gimnasios que a vista de todos y del ayuntamiento mismo estuvieron funcionando, a las iglesias que de manera casi clandestina estuvieron oficiando misas y desde el fin de semana pasada convocaron a los niños al catecismo”.

“En fin, la estrategia de este ayuntamiento, manejado desde Morelia, ha sido errónea y beneficiando a los grupos cercanos al silvanismo, pero afectando al ciudadano de a pie. Sí se realiza dicha actividad, es bueno, pero tarde y a juzgar por la forma de actuar del partido en el poder: primero permiten que se ahoguen varios niños para después culpar al pozo”.

Licenciado en derecho José Luis Salazar Sámano: “Toda medida que se tome como política pública en materia de salud, tendiente a evitar el contagio entre los ciudadanos, del covid-19, es positiva. Habemos personas que no respetamos las disposiciones diseñadas para estos menesteres, sin embargo, esto nos acarreara diferentes problemas de salud, que nos pueden llevar a perder la vida, la de un ser querido, o la de un amigo, simple y sencillamente por no obedecer aquellas disposiciones”.

“Debemos de entender que nos encontramos en un caso excepcional, que tiene más de 50 años que no se da una pandemia tan mortal como la que nos aqueja, que no es cosa de cada semana, cada mes o cada año, de modo que nos fastidie, o bien que podamos decir: “Ya ven, ya pasó y no me pasó nada”. Es latente la mortalidad para cualquier ser humano de cualquier extracto social y más aquellos que viven en ciudades. En el campo, en las rancherías, creo que no es tan peligrosa, pero en una ciudad, como la nuestra, debemos guardar reposo y estar en casa”

 “De modo que, a mi juicio, no es gravamen para los ciudadanos un día con todos los negocios cerrados, pues lo bueno, es que ya sabemos, de modo que simple y sencillamente nos hacemos a la idea de que no vamos a salir de compras esto, por lo que ve al ciudadano. Por lo que ve el comerciante, puede ser entendible su molestia, pues la situación económica por la que atravesamos todas aquellas personas que brindamos un servicio al público, no es nada bueno; sin embargo, debemos de hacer un sacrificio en aras de evitar la proliferación de este virus”.

Maestra en Educación Especial Nancy Alzati:  Es una medida absurda, debería de volver a poner filtros sanitarios y termómetros, ampliar los horarios   de los comerciantes para evitar aglomeraciones de personas para evadir las compras de pánico a ciertas horas.

Licenciado en Derecho Hiram Benjamín Martínez Jordán: El Covid-19 nos sorprendió a todos, países y sociedades han sido rebasadas por el coronavirus y cierto es que muchas de las acciones para menguar los efectos han sido experimentales e inspiradas en la esperanza más que en estudios científicos, tristemente Zitácuaro no es ajeno a eso último.

La medida de restringir las actividades todos los miércoles es desde luego algo a reconocer en cuanto a la voluntad de todos quienes intervinieron para ese acuerdo, la suma de voluntades de comerciantes, transportistas y autoridades es algo de reconocerse. Sin embargo, no solo con buena voluntad saldremos adelante de la pandemia.

Se acerca a lo absurdo el restringir un día las actividades cuando esto lo único que hará será el incrementar el flujo de personas en martes y jueves, sobre todo porque el primer miércoles de suspensión de actividades es también un día de quincena.

Reconociendo que no soy un epidemiólogo, simplemente no entiendo como el cierre por un día ayuda a contener la propagación de una enfermedad que tiene varios días de incubación y contagio, creo que las medidas deben ser encaminadas en cuanto al uso de cubrebocas, el aislamiento en la medida de lo posible de la población y la reducción de transeúntes en zonas de reconocida conglomeración de personas.

Neumólogo José Luis Neblina Exzacarías: Se disminuye el riesgo de contagios por 24 hrs, que disminuye cargas virales, pero nuestra gente debe entender que, mientras no tengamos medidas preventivas sanitarias de sana distancia, lavado de manos frecuente, uso de cubrebocas, no van ayudar en nada éstas decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *