CULPA DE AQUELLOS MAESTROS

CULPA DE AQUELLOS MAESTROS


José A. D’labra Carbajal.


Considero que es momento de saber por qué en este tiempo, en estos años, la gente que antes veíamos tranquilos ahora es brabucona, habladora, insultante y muy “delicados” y por cosas sencillas matan, pero matan a traición. En aquellos tiempos se llamaban “el toro” y peleaban, por lo general hasta morir.
Hoy, casi nunca andan los maleantes solos, sino bien acompañados. Y en todas partes encuentras con quien pelear o, mejor dicho, encuentras enemigos gratuitos, que buscan simplemente matar, para que les respeten como matones conocidos. Me pregunto y encuentro los siguientes motivos: a los que logran apresar, los dejan en libertad fácilmente, me parece que los Jueces de hoy con pocos valores o con dinero dejan libres a los que debieran mantener en la cárcel.
¿Será que fácilmente encuentran Abogados que los defienden?, Será el sereno, pero hoy casi todas las ratas salen fácil y rápido y vuelven a actuar, los apresan y vuelven a salir. Y NO SÓLO SUCEDE ESTO en Tepito, el barrio más corrompido de México, la Capital, sino de otros lugares que para mí tristeza conozco, AL IGUAL QUE EN EL Valle de nuestra Tierra Caliente. Muchos, sí, muchos hombres se dedican a violar jovencitas, los encarcelan y al ratito ya están afuera ¿Quieren comprobarlo? Me llegan a mi oficina cartas denunciando hasta a sus padres, que, haciéndose los borrachos violan a sus más hermosas hijas y sus madres se quedan calladas, se hacen las ignorantas, eso demuestra que las esposas de los borrachos de Tierra Caliente ya han sufrido de reatasos, leñazos y golpes hasta en la cara y, para no propiciar muertos ellas, las sufridas madres mejor se quedan calladas.
Pero eso sólo nos habla de la situación criminal de los padres que borrachos o no, siembran su imbécil carácter de padres con muy poca madre, o madres que nunca supieron educar a sus hijos, ni tampoco los maestros de aquellos tiempos supieron educar. Total, es por culpa de los padres y culpa de los profesores que no han sido capaces de darles, aunque sea pequeños ratos, sugerencias de cómo ser gente de primera y no de tercera, como lo ha sido y hoy lo sigue siendo con tanto padre de tercera clase, que violan descaradamente a sus hijas, obligándolas a que se prostituyan, al fin que ya les quitaron el mayor orgullo de una casta mujer, que es mantenerse virgen hasta el matrimonio.
No es que yo, por ser ya viejo, sueñe. No, lo digo porque habemos uno que otro, pero somos hombres honestos, que sabemos respetar y respetamos a nuestras hijas y antes también los profesores eran respetuosos, al menos la mayoría, pero hoy, se terminaron los maestros honestos, por lo que me cuentan. Es por eso tanto atraco, robo, muertos sin causa, ratas, simplemente por huevones, y mierdas, que no merecen andar libres en las calles, poniendo en ridículo a sus padres, a su familia. Para mí un delito que los dejen libres porque esos, esos, repito, sólo saben asesinar jovencitas.
Así pienso, pero disculpe usted. Mi email: eranganidelabra@hotmail.com.mx mi tel 44-27-87-97-13.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *