Despertar de la tierra

Foco tonal

La tierra está modificando sus patrones a pasos raudos, ya no es la misma tierra que vivimos hace 20 o 30 años, pareciera que es un ser completamente distinto. Las modificaciones realizadas por el hombre, unidas a las modificaciones realizadas por ella misma, la hacen distinta. Más habitantes humanos, menos habitantes animales, más variedad de plantas que alimentan al humano, menos plantas que alimentan a los animales, nos hacen ver que la prevalencia es del hombre por encima de toda la demás creación. No es halagüeño eso, a pesar de que sentimos al hombre como si fuese avanzando, cosa por demás contradictoria, pues el avance o progreso del hombre es directamente proporcional a la decrepitud de la tierra. Así se manifiesta.

 Vemos que por un lado crece una ciudad, se construye infraestructura; por el otro nace un basurero y un erial. Por un lado, crece el número de viviendas, por el otro desaparece un río que se usa para alimentar de agua a la población naciente. Dejando de lado el entorno, dejando de lado a toda creación que dependía de ese cuerpo de agua. No nos deberá sorprender si el día de mañana desaparecemos como seres vivos, quizá sea ese el pago al servicio que le estamos prestando a la tierra, bien merecido lo tendremos. Mientras llega ese día, la tierra nos sigue mostrando sus fenómenos curiosos, extraños y sorprendentes. Hace unos días fui testigo presencial de uno de ellos: llamado Foco Tonal.

 Los focos tonales son centros energéticos, que se conectan con la energía universal. Algunos se atreven a señalar que se conectan con la divinidad. Efectivamente, si creemos que todos somos parte de la creación y tenemos la energía divina en nuestro interior, no estarán alejados de esa realidad. Eso puntos energéticos, son círculos energéticos que solo personas espirituales pueden ver con su inconsciente, y las multitudes como nosotros, que estamos tratando de conectarnos con la tierra, no los vemos. Pero sí experimentamos al momento de entrar en ellos.

 El Foco Tonal, es un espacio que definimos como circular, en forma de tubo que sube al cielo o baja a la tierra, que tiene características propias, de las cuales no podemos ver, pero sí escuchar y algunos sentir. El fenómeno que sucede dentro del Foco Tonal es que, al pararte en el centro del círculo y al hablar, puedes escuchar tu propio eco, sin que las personas que estén a tu alrededor lo escuchen.  Algunas personas mencionan que la voz que haces dentro del círculo, en la parte exterior se escucha como si hablaras desde un paraje lejano. Existen Focos Tonales en distintas partes del mundo, como en Alemania, Francia, Inglaterra, España, China, Estados Unidos y México.

En nuestro país existen Focos Tonales en Jalisco, Sonora, Chihuahua y Aguascalientes, y el más famoso por estar en zona central del país es el Foco Tonal ubicado en el municipio de Poncitlán, Jalisco, más conocido como el Foco Tonal de Ocotlán, Jalisco, por estar cercano a esta ciudad. En Sonora también existe un centro energético en la playa de Miramar, en el Puerto de Guaymas, zona poco explorada, que la convierte en un atractivo especial. La atracción desde luego no es solamente escuchar el fenómeno acústico del eco, sino la recarga energética que comentan los que visitan la zona sienten al entrar en contacto con el contexto.

 Varias personas mencionan que los Focos Tonales son centros de energía cósmica, relación bastante lógica sí nosotros mismos recibimos diariamente energía cósmica del sol, luna y estrellas, aunque no tan magnificada como en estos lugares.

Las personas que trabajan la espiritualidad, visitan mucho estos centros para hacer sanaciones. Manifiestan que existe una fuerza enorme que les ayuda a sanar sus emociones y se llevan una carga energética positiva, que las hace sentir parte de algo más grande que ser solo un personaje más. Para poder lograr este estadio, se requiere como toda creencia de una fe rígida, y pedir con ímpetu los deseos que quieres se cumplan en ti, ya que infieren que estos puntos energéticos tienen conexión directa con el creador. Así que debes dejarte llevar por la experiencia que la energía te da y confiar. Desde luego debes de tener fe y creer en la energía, que es la misma que tienen el universo, pero focalizada en un solo sitio.

 Algunas personas están convencidas que el Foco Tonal es un punto donde converge la energía cósmica, que provoca un efecto positivo en el cuerpo humano. Le provoca una recarga energética, que le permite al cuerpo curarse de algunas afecciones y dolores, y regresarlo con bienestar y salud.

La experiencia que tuvimos en el Foco tonal fue buena, existe un halo de misticismo y algo de sorpresa al escuchar tu propio eco en una zona abierta. Mientras que las leyendas que existen del contexto le dan un aire místico y agradable a la zona, ya que al pensar en la existencia de seres de otras dimensiones caminando al lado tuyo te llena de expectación. Cuando sales de la zona, al menos te llevas un espíritu de optimismo y buenas vibras, que te hace sentir una esperanza de que la humanidad tiene remedio, alejándonos de los pensamientos negativos que la misma sociedad nos genera durante el proceso de progreso.

Los focos tonales existen en distintos puntos del mundo, nuestra observación firme ante los fenómenos acústicos nos hará descubrirlos y disfrutarlos. El mito del Foco Tonal de Jalisco menciona que un  hombre desahuciado por la medicina alopática se trasladó a la localidad de Cuitzeo, en el municipio de Ocotlán, Jalisco, y cerca de una construcción en forma de castillo, propiedad de Manuel Domínguez, recibió  consulta del sanador José Sebastián Zamora, descubridor del Foco Tonal de Poncitlán, desde 1998 danzantes, curanderos, sacerdotes y personas de distintas culturas e ideologías acuden con la idea de sanar su cuerpo energético, hasta esas fechas nadie sabía de la existencia de las vetas o venas energéticas encontradas al lado del castillo.

Esa veta energética, creas o no, te traslada a otra dimensión, te hace ver que la normalidad puede ser modificada, para adentrarnos en otra realidad distinta, el solo hecho de hablar y escuchar tu eco en un área descubierta, sin paredones, ni grandes rocas o acantilados, te hace razonar de diferente manera, dejando atrás la sensación de normalidad del sonido a lo que conocemos, nos hace ver que existen otras realidades aquí mismo y ahora, y no sabemos si se vayan a seguir expandiendo mientras la tierra se siga moviendo y adentrándose en el espacio sideral que le toca visitar en estos momentos, y no sabemos aún si estos focos tonales tienen alguna función de utilidad a la tierra, podemos suponer que sí, si no, su existencia sería una magnifica broma.

 La vibración que tiene el espacio hace que las personas, acorde a su nivel de conciencia o fe en las nuevas energías hace que veas imágenes distintas y sientas sensaciones extrañas en el cuerpo, y como todo acto de fe espiritual o religioso requiere de la aceptación de la existencia de lo desconocido y que trae consecuencias positivas. Existe evidencia escrita y verbal en la zona de fenómenos favorables al cuerpo humano, algunos señalan que se han curado de diversas afecciones, entre ellas el cáncer. Al lado de la fuente energética están creando una nueva tradición, que señala la existencia de duendes, que deben ser ofrendados con dulces y que de vez en cuando se dejan fotografiar en su hábitat, ubicado al norte del Foco Tonal.

 Los demás Focos Tonales conocidos en México son: el Hunab Ku en Aguas Calientes, el Playa Miramar en Guaymas, Sonora, el Plaza Merino en Chihuahua, en San Lorenzo Buenaventura, Chihuahua. Todos tenemos la obligación moral de visitar este tipo de lugares por la fascinación que tienen, de esa manera podemos entender que la realidad en la que estamos inmersos es artificial, y que hay otras que nos ayudan a entender el mundo del inconsciente, que es la conciencia interna. Y todos esos lugares son parte de un ser vivo llamado tierra, y están allí para ayudarnos, cada uno debemos descubrir en que nos ayudan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *