Despertar de la tierra

Despertar de la tierra

Despertar de la tierra

Autor: José Luis Valencia Castañeda

La realidad que estamos creando

La ignorancia es la madre de todos los vicios, pero también es la madre de todas las acciones negativas. Muchas de nuestras acciones que nos provocan dolor y muerte se deben a nuestra ignorancia, y lo más preocupante, es que nuestra ignorancia es tan grande, que nos sentimos ahítos de sapiencia, nos obcecamos en aprender algunas habilidades que un sistema defectuoso nos obliga, para cubrir intereses propios.
Vemos como nuestro sistema educativo entrega documentos que nos muestra lo hábiles que hemos sido, o lo necios al mantenernos dentro de una institución y que hemos sido preparados por esta, para atender los problemas de la vida que nos muestran es la mejor, enfocando el esfuerzo a una especialidad. Más la vida no te requiere papeleo para enfrentarte con la realidad, esta te atrapa y te mueve a placer de una manera muy cruda.
Ningún ser ahora, por muchos títulos que tenga, se ha salvado de morir. Al menos no de la muerte física. Ni se ha salvado de envejecer, ni se ha salvado de enfermarse, y mucho de eso, se debe a su falta de información. Pocos son los que saben usar la información de manera adecuada, muchos son los que sufren por no saber usar la información.
Vemos por ello, que la muerte se acerca a nuestras tierras oronda, feliz, caminando a saltitos, sonriendo, a sabiendas que el hombre con títulos es un ignorante de ella y de sí mismos, a sabiendas que tiene lamesuelas en todas las instituciones, sabiendo que todos somos cómplices, ¿Quién ha parado las muertes por hambre? ¿Quién ha parado las muertes por guerra? ¿Quién ha parado las muertes por enfermedades?
Solo la providencia, el hombre con su sabiduría desviada solo los mantiene dentro de la esperanza. Así la muerte no tiene oponentes, caminará estos días tranquila, sin que sepamos qué hacer, ¿Y qué hacemos a la primera señal de dificultades?, lamentarnos y quejarnos, y culpar a los demás de nuestra mala suerte.
Pero el destino no se basa en mala suerte, no son casualidades. Todo se basa en causalidades, todo lo que pasa tiene un fin, y el fin no es algo natural. El fin tiene un protocolo, tiene una firma, y la firma está más allá del entendimiento humano, está fuera de nuestro conocimiento.
¿Qué quieren de nosotros?, dolor, sufrimiento, ansiedad, desesperación, miedo, y lo están logrando, la humanidad ha vivido eventos estresantes en lo poco que va de esta época y no parará hasta que pruebe las capacidades de la humanidad, y no es para premiar a los fuertes, a los inteligentes, a los que tienen el conocimiento. Es para destruirlos.
Una vez identificados esos seres, son de fácil destrucción, mientras el rebaño, la multitud, el populacho, la muchedumbre seguirá con su rol de proveedores de carne fresca, de emociones exacerbadas, de dolor y miedo, de eso vive la oscuridad, y mientras la ignorancia seguirá medrando, los eventos no se detendrán.
Hoy el miedo y nuestra ignorancia se mezclan ante la ola de calor y solo atinamos a culpar a otros, nunca a nosotros mismos, ni a nuestra ignorancia, ¿Acaso es casual el clima extremo?, nada es casual y lo saben nuestras debilidades. Aumenta el calor, la desesperación y muerte entran en acción.
Los noticiarios empiezan a difundir noticias sobre muertes por golpes de calor, sobre ríos y lagos secos, de animales muriendo de calor y empezamos a señalar a un gobierno ególatra que solo ve por sus intereses, que luchará por mantenerse aunque le cueste algunos electores, y para eso requiere recursos, y salen de aquellos que tienen una necesidad, y las personas cómodas en sus habitaciones frescas, lo único que quieren es seguir teniendo sus privilegios, el dormir frescos, el contar con los servicios a los que están acostumbrados.
Si se les corta ese mundo, no sabrán que hacer, se les ha ido llevando de la mano hasta la profunda insensatez. El gobierno desvía recursos y permite la expoliación de los recursos, los servicios son abandonados a la suerte.
Al día de hoy, la Comisión Federal de Electricidad es uno de los proveedores más grandes casi monopólicos del servicio de energía eléctrica, trabaja solo con recursos que logra ¿Estafarle? A los proveedores. Para que no se lea grosero, diríamos que invita a los proveedores a suministrarles la energía a cambio de que ellos inviertan en las obras, de que los conecten y les cedan toda la infraestructura y digan que la CFE es la que invierte.
Alegóricamente es que un empresario cree la empresa, la heche a andar y llegue un extraño y les diga que se las donen y ellos les cobran por usar su empresa. Mientras la infraestructura eléctrica está siendo sobrepasada por falta de inversión, el gobierno usa sus medios de difusión para culpar al clima, no se culpa por permitir la modificación del uso del suelo, no se culpa por permitir la explotación indiscriminada de todos los recursos que han ayudado a la modificación climática.
Evidentemente esto está siendo aprovechado por fuerzas más grandes, por los seres que se mueven en las sombras, que mediante artilugios modifican las condiciones climáticas del planeta, para reducir a la población. Los seres que están entendiendo que vivimos en un gran teatro está aumentando y no es manera proporcional, al menos da esperanza de que si desaparece parte de la humanidad, esta tendrá esperanza de sobrevivir y poder volver a reiniciar el ciclo de restauración de almas. Más esa no es la idea.
La idea es que la humanidad viva en paz, en armonía y sea congruente con su vida, porqué la vida requiere de esforzarse mentalmente. Lo primero que deben hacer los seres humanos, es curar la mente, esta cura al alma y esta fortalece al espíritu. Pero las mentes débiles son mayoría, lo clones y seres sin alma son muchos.
Entendemos que se están destruyendo entre sí, que su odio está llegándoles al cuello, pronto podríamos ver matarse a sí mismos, pero mientras llega el equilibrio, veremos cómo se destruye nuestro entorno, como destruimos nuestro entorno, como la faz de la tierra habitada se queda sin árboles, como las tierras se quedan sin nutrientes.
La crisis no es sencilla, los países desarrollados van en caída libre, la salvación son los países pobres, donde no necesitan tantos recursos técnicos ni tecnológicos para sobrevivir, donde la supervivencia es sencilla. Esos lugares son la salvación, nadie pensaría que regresaríamos a las épocas de carencias con tanto desarrollo.
El mismo desarrollo nos está orillando a retornar a las viejas prácticas, el calor se previene con árboles, con plantas, con agua, con lagos, con todo aquello que estamos malgastando y destruyendo, la salud se previene consumiendo alimentos provenientes de la madre tierra, con mínima intervención humana en el proceso.
Mientras la mayoría llega al entendimiento y al conocimiento de sí mismo, disfrutemos el viaje. Estas ante eventos impresionantes, no solo cambia el clima, cambian los eventos energéticos, habrá auroras boreales, habrá fatas morganas por doquier, habrá incendios colosales, habrá lluvias torrenciales, habrá sismos y explosiones volcánicas. Todo es parte del plan, un plan donde el hombre es el centro, porqué el hombre el alimento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *