Despertar de la tierra

Las guerras necesarias.


Autor: José Luis Valencia Castañeda

La tierra tiene cambios y lo que estaba predicho, lo que estaba vaticinado por fin
llegó. El conflicto que generó Rusia contra Ucrania es parte de los acontecimientos
que estaban considerados sucederían y que es parte de una cadena de sucesos
que están por pasar. La tierra no es solo el cascarón que está encima de nuestro
planeta, no es solo aquel suelo que pisamos cuando caminamos. La tierra es ese
ser complejo que alberga toda la vida en ella, la vida en ella, la vida que se
complementa fuera de ella y ella misma, es una célula universal, es un ente
energético superior, que debe sufrir cambios en todos sus aspectos o en todos sus
cuerpos, aunque no los entendamos.
En algunas corrientes de pensamiento la tierra tiene distintos nombres y distintos
funcionamientos, o formas de actuar, cada una de ellas afecta a la vida que la
habita y hoy las fuerzas magnéticas de la tierra, en su cuerpo llamado Gaia, ha
modificado los patrones de conciencia de los hombres. Eso ha provocado que las
fuerzas de equilibrio, que algunos llaman oscuras, se resisten al cambio y
provocan resistencia. Esta se manifiesta en un conflicto armado, llamado guerra, y
arrancó en la zona limítrofe entre Europa y Asia.
Evidentemente, esas fuerzas no tienen supremacía y hará caer en su juego
únicamente a aquellos que vibran en esa energía, los que viven con la mente
bloqueada serán los que participarán de esa experiencia, porqué las personas que
ya han logrado una conexión con la tierra, entienden que la violencia no es la
solución y que su mente está enfocada más a la creación, a la reconstrucción, a la
generación y a la ayuda. Ningún hombre que se ha conectado con la tierra
intentará siquiera dañar un ser vivo, sabe la importancia de la vida y la simbiosis
de ella con el universo, sabe que esa importancia no solo está en el cuerpo físico,
sino que hay otros superiores que no podemos ver a simple vista, pero que están
allí, como son los cuerpos energéticos, que es la vitalidad que tenemos cada uno
de los seres vivos, todos, minerales, plantas, animales y el hombre, y de esa
manera se manifiesta también a nivel planetario y a nivel cosmos.
Todo vibra, es una palpitación infinita, a distintos niveles, a distintas frecuencias,
estas frecuencias son las que están cambiando, para que la tierra se eleve a nivel
energético y con ella se deben elevar todos los seres vivos que sean compatibles.

Así que el conflicto en Ucrania, es una forma de autolimpieza del hombre, por el
hombre mismo. Es una forma de desparasitarse, y así es como entienden estos
seres que debe ser la forma de ver la vida, podrán inventar cientos de palabras
para definir su actuar, ya sea nacionalismo, ya sea salvación de los débiles, ya
sea defensa de sus paisanos o su patria. Eso no importa, son solo ideas de
hombres para justificar la muerte que trae eso consigo.
La tierra trae, tras su ascensión, cambios vibracionales altos. Estos se entienden
como energías, a las cuales el hombre debe adaptarse, y la manera más simple
es mediante el autoconocimiento, mediante el super yo de Freud o el
Superhombre de Nietzsche, o simplemente con la sencillez de un campesino que
ama y respeta a la tierra de la cual obtiene sus alimentos. Pero no todos lo
entienden, ni todos se alinean. Existe una corriente de decadencia. Otra de las
leyes de la naturaleza, que se llama ley de la evolución e involución, dice que
todos los seres tienen un inicio, un clímax y una decadencia, y como todos los
seres tenemos distintos niveles de conocimiento, por eso vemos a la vida y sus
situaciones de distinta manera. Así que podemos encontrar entre nosotros a seres
avanzados en el pensamiento, como seres atrasados, que apenas están
entendiendo lo que es vivir en sociedad y la palabra respeto aún no está dentro de
sus vocabularios de manera firme.
Recordando las predicciones realizadas más por la estadística y el análisis de los
sucesos y cómo se iban desarrollando, decíamos que había en el fondo o
trasfondo psicológico de las sociedades un movimiento muy fuerte para quitarle
poder a los gobiernos. No hablamos de seres golpistas que quieren tener el poder
ellos, sustituyendo a otros, estábamos hablando de personas que están
despertando a un nuevo nivel de consciencia, más abierto a liberarse de los yugos
que impone el poder, que se centra en ideas de sometimiento, ideas de esquilmo y
mendacidad. Estos seres están configurando y reconfigurando las nuevas
fronteras entre las sociedades. Una de las mejoras sociales más necesarias, es el
retirar todas las líneas de restricción social, que nos lleve a la igualdad entre los
hombres, por cuanto somos, no por cuanto pensamos, porqué todas las políticas,
todos los partidos, todas las formas económicas de manejarse los países, son solo
ideas.
Lo mismo pasa con las ideas de dios, también se está gestando el cambio hacía
una nueva forma de ver la espiritualidad, se está enfocando más hacía la libertad
del ser, de elegir ser uno mismo. Las personas están tomando conciencia de que
hay algo oscuro detrás de todas las administraciones religiosas que no les
permiten avanzar, han visto como pasan los años, los rituales son los mismos, las
palabras las mismas, desgastan demasiado al libro sagrado, aupando todo sobre
él, desde la responsabilidad de la creación, como del destino de los hombres, ya
se están dando cuenta que lo más importante es el uno mismo, uno vez
aterrizado, el uno mismo, centrados en el amor propio, empiezan a amar al
prójimo y si amas al prójimo, las guerras serán innecesarias, todo lo harás desde

el amor, allí morirá la envidia, morirá el deseo del poder, las fronteras
desaparecerán, los hombres por fin podrán ser lo que son, seres espirituales,
completos, libres, seguros.
Pero, mientras la sociedad en general llega a es punto, deben de presentarse
varios sucesos antes, y es la desaparición de los seres que están en el proceso de
involución, de aquellos que no entienden que el poder sobre los demás no es
respeto a la vida, es un encarcelamiento, el cual sufren el vejado, como el vejador,
uno por sentirse superior, el otro por sentirse inferior, no por sentirse un solo ser
representado en la totalidad. Por eso están los conflictos en todo el mundo,
Ucrania es el más mediático, porqué las fuerzas oscuras más poderosas están
allá, al frente, en primera plana, dando la cara, pateando el bote para que todos
los demás suframos de terror, que el miedo nos haga orinarnos, que el mundo
tiemble, porqué evidentemente cada situación por pequeña que sea, y sin importar
donde se manifieste tendrá repercusiones en todos los seres, y más aún, con toda
la facilidad que tenemos de contar con acceso directo, casi de inmediato a la
información.
Sabemos que esto nos transformará, tal y como va a transformar la geopolítica
todo aquello que sea consecuencia de lo que hoy vemos.
Decíamos en columnas anteriores, que se viene gestando subterráneamente un
cambio social enorme, que cambiará geopolíticamente al mundo. Hablábamos de
las manifestaciones en Canadá, en Inglaterra, los chalecos amarillos, las
deposiciones de gobernantes en África, los colectivos en México, las marchas en
Chile, todas esas manifestaciones son en contra de los gobiernos manipuladores,
de los gobiernos que parece son ahora entes separados de una sociedad que los
elige, y que esta sociedad empieza a separarse de ellos, esos grupos que ya no
les creen todas las mentiras, que identifican las triquiñuelas que usan para
permanecer en el poder, identifican todos los patrones de los que se sirven para
esquilmar al pueblo, saben que ya no es tan necesario un gobierno que no aporta
nada a la sociedad, que es hora de implementar un autogobierno con una
administración por responsabilidades, con consecuencias, las cuales no están
siendo equitativas hoy.
El gobierno parece tener el poder, y no el pueblo que lo elige, de esa manera, en
las sombras, los hombres que han descubierto el engaño empiezan a trabajar y
van a modificar tarde o temprano la geopolítica del mundo de manera brutal.
Mientras eso llega, las energías equilibrantes de la tierra están haciendo su labor,
lo que suceda entre Ucrania y Rusia, y lo que escale de esta situación será
benéfico para la tierra, la cual está preparada para este cambio, lo está
provocando, está permitiendo sacar a la luz la oscuridad, toda la maldad saldrá a
flote, pero ya no son mayoría los que la siguen, muchos ya saben que todo se
mueve mediante intereses y el interés principal es la manipulación de las almas,

los hombres libres saben que el espíritu no es manipulable, solo la mente y el
alma, y que esas dos tendrán que perecer, para aprender.
Así que aquellos que sientan la necesitad de aprender del dolor, de aprender de
la muerte, de aprender del asesinato, pueden ir a Ucrania, o esperar un poco a
que escale a otros países, que ya están deseosos de su parte en el pastel
económico que se ve apetitoso. La guerra será corta, pero fatal, con muchos
muertos, y muertos de ellos mismos, muertos entre hermanos, muertos entre
seres que comparten mucho más que la vida en la tierra, comparten lengua,
cultura, gastronomía, familias, y que sus problemáticas sociológicas y humanas no
son distintas a las nuestras, nos dividen solamente ideas, pero el hombre es el
mismo ser aquí y allá, los espíritus también nos hermanan.
¿Qué diferencia hay entre un hombre blanco, amarillo, rojo o negro? ¿Si todos
ellos ríen, lloran, sufren, se alegran, comen, viven, mueren de la misma manera?
Ninguna, solo las ideas son las que nos separan; y la guerra, es una idea
necesaria para esos seres que no han sabido auparse a la ascensión planetaria,
esos deben bajarse del barco y una manera de hacerlo es matándose entre ellos,
los seres pacíficos se harán a un lado y participarán solo aquellos que tienen para
sí como alter Ego, la cultura de la muerte, a la tierra no le cae mal una rasurada de
humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: