Despertar de la tierra 

Autor:​​​​​José Luis Valencia Castañeda

La tierra: una diosa sobreexplotada

Hemos caminado miles de kilómetros tratando de entender cómo se conforma la tierra: su geomorfología, su edafología, su topografía. Hemos caminado para analizar a los seres que la habitan, para ver cómo se comportan los hombres de cada región. Metemos a la memoria todo aquello que nos llama, lo hacemos mientras recorremos las carreteras que realizó el hombre para facilitar el transporte de sus mercancías, las corremos tan rápido, creyendo que así abarcaremos mucho espacio y no nos paramos a disfrutar cada uno de los paisajes únicos que esta tierra nos regala.

Estamos dormidos, caminamos dormidos, somos los verdaderos zombis que señalan las profecías, viajamos, caminamos y nos desplazamos casi por inercia. Tomamos un avión aquí, un autobús o unautomóvil allá, y nos preguntamos: ¿Mañana que conocemos?… ¿Qué? Analizamos y vemos en nuestro futuro solo: ¿Las líneas de la carretera? ¿El costo de las casetas? ¿Los lugares donde más accidentes o asaltos hay?, ¿Eso? Me sorprendo que efectivamentevamos acumulando lugares en la cabeza, recorriéndolos a destajo. Vamos pisando ciudades solo para anotarlas en la lista de “conocidas”, sin que hayamos parado a disfrutarlas. Conocemos sí, quizá el antro de moda, el restaurant de moda o aquellos lugares que todos visitan y todos comentan como un simple turista despistado. 

Quizá eso sea y solo eso lo que pretendamos conoceracorde a nuestro devenir y nuestra visión de futuro, más la tierra es enorme y en cada espacio que hay siempre tiene una sorpresa, algo hermoso que mostrarnos, pero no nos damos el tiempo de disfrutarla, justificamos que siempre andamos ocupados, que nuestras responsabilidades no nos permite parar un poco y vamos por la vida intentando disfrutar solo aquello que nos permita presumir ante los demás nuestro poder de viajar o justificar ante nuestros prójimos que tenemos entre nuestras experiencias los lugares famosos y para conocer lo que los demás presumen, la tierra es solo un medio, no el fin mismo, y para desplazarte, la topografía, es un mero obstáculo. 

Soslayamos la verdadera importancia de la tierra, no vemos al ente poderoso y benefactor que es, hemos perdido el piso. 

Hace miles de años, la tierra era considerada una diosa y venerada como tal, era la diosa madre, la creadora de todos los demás dioses y creadora de hombres, generadora de toda la vida conocida. Diosa nacida del caos, como la creación misma. Por muchos años, la tierra fue la personificación misma de la femineidad, encargada del sustento y crianza de toda la creación, todos somos sus hijos y como tal era respetada, algo que se sigue haciendo de manera tímida, porque algunos consideran a la tierra solo como una herramienta para cumplir sus fines materialistas. Decir que la tierra es una diosa ahora, podría parecer un simple mito, pero no lo es, lejos de lo que vemos, del cascarón o corteza, la tierra es unente energético superior a todas las percepciones que tengamos todos y supera con mucho a la imaginación, pero aún no lo entendemos del todo. 

hoy, para muchos, la tierra espiritual y energética es solo una imagen de locos y mariguanos, sin embargo, para esos mismos, la tierra es solo un medio para sobrevivir en este plano, una herramienta para poder cumplir fantasías y egos materialistas, no solo la que nos proveerá de sustento, con el paso de los días. Las concepciones místicas que se le habían dado antaño a la tierra parecía que se iban olvidando, nadie usaba los nombres superiores, era solo tierra, era solo un pequeño grano de polvo estelar girando alrededor del sol, era la única que tenía agua potable, según nuestra opinión, sin embargo, los acontecimientos funestossucedidos a partir de 2012, están modificando nuevamente la percepción. 

Todo empezó cuando creíamos que el fin del mundose acercaba, esto acorde a las interpretaciones de las profecías mayas. Suponíamos que ahora sí el destino estaba sellado y vimos a la tierra nuevamente con los ojos de un místico, de un chaman, de un campesino, de un esotérico, y a partir de allí, de ese parteaguas, la tierra ha empezado a tomar nuevamente su liderazgoy su vital importancia ante la cara del hombre, se presenta como la imponente Ave Fénix, está renaciendo de las cenizas con más fuerza, nos ha mostrado su fortaleza, su presencia, su esencia, con todos los eventos traumáticos para el hombre. 

Es tan fuerte su impacto, en sismos, erupciones, sunamis, huracanes, lluvias intensas, incendios, cambios de microbiota, que de esa manera pareciera que es la única entidad viva y que el hombre es solo un medio, revirtiendo los conceptos mediante estas manifestaciones. Parece que son con las que puede ser tomada en cuenta y el hombre la verá ahora como un ser verdaderamente importante. Sea como fuese, la importancia y la fortaleza de la tierra empezó a tomar más fuerza, con las profecías ligadas a los eventos, el hombre está entendiendo que sus acciones están provocando reacciones negativas en el comportamiento natural de la tierra y afectan al mismo hombre. 

Ese hombre que está tomando conciencia empieza a recordar los nombres espirituales de la tierra y empieza a agruparse en personas afines, asícomenzaron a surgir muchos movimientos dirigidos a proteger a la tierra, que a la postre es proteger al hombre mismo. Algunos abusados han creado grupos también para seudo protegerla, porqué también surgieron grupos oportunistas que abusan de la buena fe de las personas que sí desean darle una nueva dimensión a la tierra, aunque esta no necesite ser protegida y cuidada por el hombre, si necesita ser respetada y requiere trabajar en armonía con ella, y la armonía no solo se refiere únicamente al trabajo libre de interferencias químicas o extrañas a sí misma, se requiere de personas que vibren en la misma frecuencia para que los cuerpos energéticos de la tierra sean restaurados de la misma manera que la cascara está tratando de ser restaurada por aquellos que hacen agricultura orgánica. 

Algo que ya hacían los hombres de los años cuarenta o cincuenta en México, usando tracción humana o animal, cuando usaban estiércol como fertilizante, cuando usaban los sedimentos en las chinampas para mejorar la nutrición de las plantas, usando el mismo flujo energético de la tierra para la tierra misma. La ciencia dirá que la tierra es un sistema, conjunto o amalgama de elementos químicos que trabajan en sincronía, armonía y simbiosis para generar toda la vida. Y tienen razón, si aducimos a que la vida se da únicamente mediante esos compuestos y estos compuestos que se encuentran en toda la superficie de la tierra, y son el oxígeno y CO2, estos cuando se manifiestan creando vida, son los que los científicos señalan también como los causantes del desequilibrio de su atmósfera. Este desequilibrio tiene el objetivo de crear las condiciones idóneas para la vida, mediante el intercambio permanente de reacciones. 

La vida es caos y orden, pero la tierra no es la teoría simple reduccionista y determinista de la ciencia, es algo más que eso, es un ser vivo, con todos sus órganos, sistemas nervioso y circulatorio, como cualquier cuerpo de hombre. Por lo tanto, tiene alma y espíritu, que también deben ser tomados en cuenta.  


El cuerpo espiritual de la tierra tiene dos niveles jerárquicos, uno que sería el símil del alma humana llamado Gaia y otro que es el símil al espíritu humano, llamado Urantia, ambos regresan con más fuerza ahora que la tierra está demostrando tener el poder de auto nivelarse, aun con el hombre viviendo sobre sus lomos. Al igual que el hombre, que al nacer es dotado de un espíritu, o el espíritu es dotado de un cuerpo, como sería lo correcto, así también la tierra se le dota de uno, el cual deberá ser alimentado con las ideas de la vida que tengamos todos los seres vivos que habitamos este plano, principalmente se elevará conforme el hombre se eleve, pues los demás seres cumplen su misión de manera puntual y especifica, solo el hombre que tiene libre albedrío la cumple conforme va racionalizando su forma de ver la espiritualidad, de esa manera, Gaia y Urantia se convierten nuevamente en la diosa creadora que antaño fueron, una vez que el hombre se eleva con la positividad del pensamiento y la acción consecuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: