​Despertar de la tierra  

Autor:​​​​​José Luis Valencia Castañeda

Fecha:​​​​septiembre 1 del 2022

La crisis del viejo continente

Las distancias son relativas, creemos que China está muy lejos, consideramos que Alemania queda tan retirado, que nada de lo que allá acontezca podrá llegar a perjudicarnos. Sin embargo, el efecto mariposa se ha acelerado. Los sucesos que antes ocurrían en el viejo continente tardaban un par de años en golpear al nuevo continente, hoy están sucediendo casi de manera simultánea. En 2020 el coronavirus tardó tres meses en llegar a América, la viruela símica o del mono apareció prácticamente en las mismas fechas en tres continentes, Asia, Europa y América.

De África sabemos poco, entendemos que el valor comercial de ese continente es aún bajo, es la reserva de naturaleza para Europa, no desean que se industrialice aún, hasta que todo se ponga color de hormiga y perderán hegemonía sobre las materias primas que les son útiles allá en su mundo. Esas materias son las que abaratan la vida en el viejo continente, lo que no sucede con sus proveedores, por ello permiten gobiernos a modo, corruptibles y desvergonzados y con ello limitan la información que pueda llegar desde esos lugares “remotos”, que los haga aspirar a una nueva libertad basada en el saber. 

Eso no quiere decir que áfrica no tenga sus propias dificultades y que nos afectan indirectamente, yanos hicieron temer cuando salió de allí el ébola, o al menos eso nos dieron a entender. Esta cercanía que se siente ahora entre nosotros en América y los demás continentes es impresionante, la globalización nos ha acercado a todo y a todos, en todos los sentidos. Sabemos que no todo es malo, tenemos tecnología de todos los países circulando libremente, gracias al mercado. Si algo se puede vender y alguien lo puede pagar, allí llegará el producto. 

Al menos sabemos que México es privilegiado en ese sentido, es de los países con más tratados de libre comercio, que le permite conectarse con los avances tecnológicos de manera casi inmediata con todo el mundo. Situación que no sucedía hace treinta años. En aquellos días tardaban mucho tiempo en llegar las tecnologías y la información, hoy, es distinto, la información y la tecnología llega casi de inmediato. Por ello nos enteramos de los avances que existen en todos los países y como el libre mercado obliga a reponer capitales de manera rápida, no importa donde sea, y México es un país muy abierto, con muchas posibilidades de crecer. 

Todos esos avances tienen evidentemente su parte oscura, la parte que no se divulga y es a propósitoese ocultamiento, y a las personas les agrada que así sea, quieren, aman todo aquello bonito, limpio, útil a sus intereses y detestan lo feo. Por ello ocultan toda la destrucción que se genera con la producción de las tecnologías, mares muertos, ríos muertos, selvas muertas, bosques muertos, ciudades muertas.No hemos sabido encontrar el punto de equilibrio que nos mantenga con vida de manera armónica sin perjudicar a la tierra y lo estamos entendiendo en pausas, a cada evento desagradable, entendemos que algo hicimos mal y generalmente es soslayar las consecuencias de nuestros actos, que sistemáticamente se van recrudeciendo las consecuencias. 

En estos días podemos ver cómo la tierra se comporta como si fuese una persona inestable emocionalmente, por un lado, hay lluvias torrenciales en Pakistán, que dejan más de mil muertos; tormentas fuertes en Valencia, España;tormentas no comunes en Culiacán, Sinaloa, México. Lluvias torrenciales en Texas, Estados Unidos, Lluvias torrenciales en África, lluvias torrenciales en el Valle de la Muerte, en Estados Unidos.  

Por el otro lado, elevadas temperaturas en España, que producen sequías en Cataluña y en las zonas residenciales de Mallorca el agua empieza a escasear, a pesar de ser las zonas más pudientes de España, las piscinas están a punto de quedarse sin agua, mientras en el pantano de Valdecañas, deja al descubierto el Stonehenge español, mientras en Santurzi, empiezan a llevar agua potable vía barco, para equilibrar el consumo, derivado del bajo nivel del agua.

La crisis del agua en Monterrey, México, la crisis del lago Powell en Estados Unidos, que dejan al descubierto las huellas de los antiguos pobladores de la zona, la crisis hídrica en Siria, donde el río milenario: el Éufrates, ha tenido su nivel más bajo en estos días, hay restricciones de uso de agua potable en Gran Bretaña, se empieza por prohibir regar los jardines con agua potable, crisis hídrica en África: en Etiopia, Kenia y Somalia, en Italia, en lago de Garda, con la sequía empezó a aflorar una playa de roca, los ríos milenarios y famosos están desapareciendo dramáticamente, el río Rin, en Alemania se está secando y lo que les preocupa no es quedarse sin agua, es quedarse sin comercio, pues el Rin sirve de conexión pluvial para sacar mercancías al mar. 

Vemos que Europa está bajo asedio del calor y de la sequía, mientras en Asia, la mayor potencia del mundo empieza a sentir los efectos del clima, China ha paralizado a más de 147 ciudades por las altas temperatura, en donde se han cerrado muchas fabricas por falta de agua. Los registros de altas temperaturas están rompiendo récords, situación que no habían vivido en algunos lugares en más de 60 años, otros más de quinientos años. Uno de los ríos más grandes del mundo y de China, el Yangtsé, ha bajado sus niveles a los mínimos para mantener la actividad económica, varios ríos de China sufren la misma crisis, algo que indefectiblemente golpeará a todo el mundo. 

Estamos tan conectados, que lo que suceda en un lugar, repercutirá en todo el mundo. Estamos tan acostumbrados a tener artículos de consumo tan a la mano, que cuando se detiene la producción, la caja de Pandora se abre y todas las calamidades sucedes.Lo extraño de esto, es que los fenómenos de torrenciales lluvias y brutales sequías suceden prácticamente de manera simultánea en la misma región, como sucede en Texas, Estados Unidos, ysin embargo, a pesar de las lluvias, la sequía es más fuerte, que no se logra alcanzar los niveles de agua óptimos para estar tranquilos, y así está sucediendo en todo el mundo ahora, en mayor o en menor escala. 

Los ríos menos famosos, las cuencas menos expuestas a los medios de comunicación están siendo esquilmadas y sufren bajos niveles de agua, el consumo ha aumentado y la capacidad de recuperación es menor. Las cuencas no producen más de lo necesario para mantener el equilibrio y el hombre lo estresa hasta que lo revienta. Se está asomando la punta del desastre y lo que está sucediendo en Europa y Asia pronto brincará a todo el mundo. Podríamos prever de manera lineal lo que podría pasar en un futuro no muy lejano, si la sequía se recrudece en estos continentes, las personas tendrán que emigrar, abandonar sus ciudades, abandonar todo aquello a lo que están apegados, y con tal de vivir, no le importará a donde vaya, siempre y cuando haya agua, eso garantiza comida. 

Poco le importará el boato y la necesidad de tener algunas posesiones, cuando la vida está a punto de perder. Los lugares con agua se valuarán, los lugares secos se devaluarán, muchas personas morirán en el lapso de acomodo, pues sin agua, la agricultura muere, la industria muere. Las personas sin agua, ni alimentos, mueren también. Aquellos que no sepan a donde ir, perecerán y la crisis será enorme. Si se agudiza en Europa y China, millones de personas empezarán a presionar a las zonas con agua, la crisis apenas empieza, a pesar de que hay datos de que inició hace unos veinte años, nos dan tiempo para prepararnos, pero al parecer no queremos hacerlo, estamos muy cómodos hoy, porqué aún tenemos seguro el suministro a corto plazo.

 

Si vemos que los ríos más famosos del mundo se están secando, debemos prever que puede pasarnos lo mismo.  

En nuestro país, vemos como día a días los lagos se van secando, reduciendo en tamaño y los pequeños afluentes son copados por los grandes industriales de los alimentos, hasta secarlos. Así, paso a paso vamos camino al desastre. Lo que estamos notando en esos patrones de conducta climática, es que el eje de la tierra empezó a trotar, antes caminaba despacio, se está moviendo hacía el norte, lo que podría explicar el movimiento del agua, la zona norte volverá a ser de clima tropical, los ecosistemas se moverán en su conjunto, los animales se irán moviendo con el clima a lugares más favorables para el desarrollo de su vida, las distancias y los tiempos se están acortando y en las noticias lo estamos reportando.

Puedo asegurar que a los científicos les pasa como a Pedro y el Lobo, nadie le hará caso, hasta que estén en sus fauces. Las piedras del hambre tienen una razón de existir, es solo una señal, no es advertencia, ni amenaza, pues no están dirigidos a nadie en especial, pero alguien vivió una crisis mortal como para poder dejar esa señal, que más valiera tomarla en cuenta, China y Europa están a unos pasos de México. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: