Despertar Poético 

Autor:​​​​​José Luis Valencia Castañeda

La siguiente prueba

Estamos en un impasse, que es una situación que no progresa o que no se le encuentra solución. Estamos en un lapso de tiempo suspendido, la pandemia del COVID ha quedado en el olvido de la cotidianeidad, los valores que dan los medios de comunicación son de cero muertos y pocos contagiados, el día 7 había solo 3 contagios, eso nos da la confianza de salir deliberadamente a realizar nuestras actividades con libertad y nos permita continuar con el show detenido por dos años. De pronto la sociedad atada al miedo, lo ha perdido, para volver a hacer lo que ha querido hacer: vivir de la explotación de las emociones, los bares, antros, y centros de diversión están trabajando a marchas forzadas para recuperar lo perdido.

Se nos olvidó que en el confinamiento nos enteramos de que nada de eso era de primera necesidad, pero a las personas no les importa que sea y que no de primera necesidad, sus necesidades deben ser atendidas: bailes masivos, conciertos, festivales, todo regresa a la “normalidad” que había hace dos años, y nos preguntamos, si este impasse es la antesala de algo más fuerte o de la continuación del mismo espectáculo de muerte. Lo cierto, es que esta tranquilidad no es confiable, tanto silencio traerá consigo una explosión muy fuerte, para la cual no estamos preparados, pero sí podemos hacerlo, al menos mentalmente. Debemos estar listos para combatir el miedo a lo desconocido que está por salir a la luz. 

Eso desconocido puede ser algo relacionado a las profecías del apocalipsis, que acorde a los discursos espirituales ya está en proceso y no nos damos cuenta porqué preferimos hablar de fiesta que de calamidades, y tendrán razón, si la razón misma fuese la vida en este plano únicamente, ¿Acaso empezó la mortandad señalada por el mensaje de la quinta trompeta en 2020? 

Puede ser, algo cuadra con ello, dice el mensaje del Apocalipsis: “El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra. Y se le dio la llave del pozo del abismo. Abrió el pozo del abismo, y del pozo subió humo como humo de un gran horno, y el sol y el aire se oscurecieron por el humo del pozo. Del humo salieron langostas sobre la tierra, y se les dio poder, como el poder que tienen los escorpiones de la tierra. Se les mandó que no dañaran la hierba de la tierra, ni cosa verde alguna ni ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuvieran el sello de Dios en sus frentes. Pero no se les permitió que los mataran, sino que los atormentaran cinco meses; y su tormento era como el tormento del escorpión cuando hiere al hombre. 
 

En aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro, sus caras eran como caras humanas, tenían cabello como cabello de mujer y sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro y el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones, y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. Sobre ellos tienen como rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. 

El primer ay pasó; pero vienen aún dos ayesdespués de esto”, y nos ponemos a pensar si aún falta ese tormento, si las langostas azotarán la tierra y posiblemente las vacunas sean esos alacranes que bajaron del cielo a atormentar al hombre, aunque en el pensamiento tengamos que eran para salvarlo.Algo de cierto debe haber en eso, bastante miedo a morir y muerte misma generó a los seres humanos la pandemia, no hemos identificado si el humo que sale del abismo donde reina Abalón ha salido ya a la tierra, ni hemos identificado si esos cinco meses son en tiempo de ángeles o en tiempos de hombre.

Los tiempos para los ángeles son distintos a los nuestros, por ello, los seres avanzados elegían mejor contar el tiempo por lunas, las veces que la luna da vuelta al sol, pues hay muchos calendarios funcionando actualmente: el chino, el hebreo, el hindú, el musulmán, el persa, el budista y el gregoriano, que es el usado por nosotros en México, pero alguien debe tener el dato preciso y más certero, la mayoría no tenemos el conocimiento aún para saber cómo medir los meses del libro del Apocalipsis, quizá la traducción tenga algo que ver, pero algo es cierto, estamos viviendo tiempos muy convulsos, el miedo nos atosigó durante dos años, es hora de lamer las heridas y prepararnos para la siguiente sorpresa, porqué la primera ni tiempo nos dio de reaccionar.

El escrito menciona que solo dañaría a los humanos, a las demás criaturas no, y así fue con el COVID, y si aún no es el evento importante de la quinta trompeta, significa que falta uno más, que no matará a las personas, solo las hará sufrir, y la muerte les huirá, ¿Qué será lo que nos espera? Morir no queremos, buscamos afanosamente mantenernos jóvenes y conservar la vida, pero sí llega una prueba que nos presione al extremo de solicitar morir, y no nos sea permitido morir, ¿Será probada nuestra valentía?, o ¿Sólo será una prueba para los que no crean en Dios? 

Algo hay de seguro, pero no podemos asegurar qué es, las langostas pueden representar no solo a demonios externos, como seres de oscuridad que quieren ver al hombre abatido, también pueden ser los demonios internos, aquellos que no nos dejan vivir en paz: la lujuria, la codicia, la envidia, la soberbia, la pereza, la gula y la avaricia, son los demonios que caen en el pozo profundo de nuestra propia inconsciencia, nosotros mismos cavamos esa cárcel, que nos encierra en las profundidades de la maldad, podemos ser nosotros mismos los culpables de nuestra propia decadencia y dolor, pero no todo lo pintan rojo, siempre te dejan un camino seguro para salir de esa espiral de dolor. 

Las religiones te dicen que te acerques al padre, él te salvará, pero no sabemos cómo lo hará, el mismo Apocalipsis te da una idea dice “no hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios”, ¿A qué se refiere con sellar la frente de los siervos de dios?, ¿Es alguna señal que tendrán los elegidos?, y ¿Quiénes serán loselegidos? Es un círculo bastante extraño, los que tengan el sello en la frente serán los elegidos y los elegidos serán los que tengan el sello, pero ¿Qué es el sello?  

Podríamos interpretarlo literal, si existiese algún personaje que te pusiese un sello, pero no creo que sea tan fácil, las iglesias no son capaces de contener a la oscuridad que las tiene atadas a sí mismas, mucho menos tendrán la autoridad para contar con un sello que puedan vender o regalar a sus adeptos, debe ser algo más grande, alejado de cualquier filia, ¿Se imaginan que alguna iglesia tuviese el sello que te permitieses salvarte del dolor? En este momento estaría abarrotada de pecadores buscando su salvación y las demás iglesias verían como sus clientes disminuyen drásticamente.

Entendemos pues que nada tiene que ver con las iglesias o dogmas de fe, tiene que ver más con el comportamiento humano, con su calidad humana, basada en el respeto, el amor, la justicia y la ayuda a los demás, tiene que ver con el corazón limpio, con el alma pura y sana, y la pureza se alcanza cuando dejas de juzgar todo lo que hay alrededor, incluyendo al hombre mismo, cuando la vida es solo eso y que viniste a vivirla, para aprender limpiar toda la oscuridad que hay en ti. En ese momento, en cuanto vayas eliminando toda oscuridad de ti, el sello aparecerá en tu frente. 

Suena más alcanzable eso, porqué es trabajo personal y no mediante alguna pleitesía administrativa. Si logras estar en paz contigo y con los demás, el sello te será desvelado, así te podrás salvar y verás al mundo retorcerse de dolor y les dirás que no es necesario vivir en el dolor y les mostrarás otro camino, que los llevará a retirarse del dolor. 

Quiero entender que si no mueres, pero deseas morir, puede tratarse de que te quitan todo aquello a lo que estás apegado, a los ricos el dinero, a los famosos la fama, a los saludables la salud, a los envidiosos le mandarán más seres exitosos frente a sí, a los exitosos les mandarán fracasos a sus ojos, así potenciarán el dolor, más aquel que tiene el sello, vivirá alejado de todas las pretensiones y apegos, que podrá transitar ante esa maraña intrincada de sujetos, sin caer en sus manos, podrá ver con claridad, quizá se trate del despertar del tercer ojo, pero algo que no es común es lo que explicará el sello. 

Mientras esas pruebas llegan, vamos a buscar la manera de hacernos sellar, sabemos por dóndeempezar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: