Despertar Poético

Poder I’am

El hombre se hizo viejo del todo material, con días memoriales, sin gloria ni paz. El hombre se castiga, se muele, se lacera, para ser la victima que sea reconfortada por sus prójimos. El hombre se hizo pobre del todo espiritual, la oración y la mente no han llegado a aun acuerdo, lo que piensa, no es lo que dice, y lo que dice no es lo que hace, por eso la oración no funciona. La escuela tradicional no es capaz de generar hombres libres, pensadores, grandes actuantes; los maestros son los primeros que fallan en congruencia, es un intríngulis bastante complicado cuando se quiere explicar, pero… siempre hay caminos, siempre habrá rúas que los hombres podrán transitar con bastante rapidez y tranquilidad, para no fallar en la congruencia, y…

¿Por qué el hombre no ha encontrado ese camino?, es muy simple, la respuesta la hemos sabido desde siempre, es aquella alegoría que te señalaba, que el mejor escondite es aquel que está frente a tu nariz. Así que no solo suponemos, sino aseguramos que la congruencia está dentro de ti, el que tu oración funcione está en ti, el que el mundo te devuelva la tranquilidad y paz está en ti. Si aun tienes los programas de la sociedad te será difícil comprenderlo, pero si te estás desligando de esa programación te será más sencillo.

 La programación que tienes es holográfica, en psicología le llaman mensajes subliminales, que entran a tu mente de esa manera. En las lecturas espirituales encontrarás tu falla en lo que le llaman La Matrix, que alegóricamente no es otra cosa que la programación que se te ha ido imponiendo para mantenerte esclavo de ti mismo y así no tengas a quien culpar, y esa es la trampa, porqué efectivamente el único culpable del infierno que vivas hoy, eres tú, así como también el culpable de vivir en el paraíso en la tierra eres tú, el poder de modificar tu entorno eres tú mismo, eso te llenará de gloria o de frustración, porqué dependerá únicamente de tu esfuerzo y no es esfuerzo físico, ese te sacará de problemas a la hora de buscar sustento físico, o comida, pero cuando tienes que buscar el alimento espiritual que te permita saberte buena persona y que puedes dormir en paz, y no depender de nada médico para conciliar el sueño.

 Es donde te hacen creer que necesitas medicamentos o terapias, y como estás conectado a la red de baja frecuencia, o Matrix o a los mensajes subliminales, te dejas influenciar por lo que las mayorías dicen y siguen con esa rueda dependencias que no te hace feliz, seguirás culpando a todo y a todos por tus desgracias, sin reparar por un momento en lo que tú debes hacer por modificar tu línea de pensamiento. En la casa interna, el único habitante eres tú, si dejas que alguien más administre, debes afrontar las consecuencias de que ese alguien más haga cosas que van en contra de tú propia consciencia.  Ese alguien más puede ser el mercado, la ciencia, la conciencia colectiva, la radio, la televisión, las redes sociales. Esos son los vertederos de información más grandes del mundo, ante ellos es donde debes poner el tamiz de la congruencia.

Aristóteles (384-AC -322-AC), señalaba que las multitudes obedecen más a la necesidad que a la razón, y a los castigos más que al honor. Con esta máxima podemos entender que la multitud nunca tendrá la razón, no basa sus acciones en cubrir las necesidades universales, solo las personales, da otras proporciones a sus actos. Eso los hace rodear los problemas sin solucionarlos, eso hace que siga batallando consigo mismos.

Pero la vida siempre te da oportunidad de corregir y de salirte de la red holográfica en la que te metes por ignorancia o por necedad, el poder esta en ti y usarla es muy simple, porqué la tienes, solo es aprender a usarla, ese poder es el Poder I’am, que puedes aprender en la escuela de La Mente Universal y en varios grupos que ayudan a despertar tu poder interior.

El poder I’am, es tu poder interior, el poder de ti mismo, es el poder de dios en ti, es el poder del Yo Soy, o el poder de ser tu y nadie más. Es el poder que usan los conferencistas de superación persona y que puedes usar para liberarte de la necesidad de aprender más de todos, y aprender más de ti, hasta que seas tú el maestro mismo que dará la mano a aquellos que estén en situaciones adversas. Ese poder debes tenerlo tú, y no dárselo a nadie más, ese nadie más debemos entenderlo a las ideas de otros, como el mercado o la muchedumbre.

 El poder I’am lo puedes leer en la literatura de Saint Germain, es la muestra cumbre de lo que puedes ser o cambiar para ser en el trabajo interno. El poder Yo soy, no es la traducción del poder I’am, aunque tengan el mismo fin, se usan con una entonación distinta. El poder I’am, es mantralizado y no se debe traducir. El poder Yo soy, son decretos, es la contraposición al Yo no soy. Ambos tienen la misma intensión, el I’am con más poder, el Yo soy con menos poder, pero funcional. El Poder I’am, es el poder interior que tenemos todos, que debemos entender y usar, para poder solventar todos los problemas que nos aquejan.

Pongo en tus manos las llaves del saber, del poder y del amor para su felicidad y dicha. Es culpa propia no querer usarlas, las condiciones son siempre las mismas de hoy y de siempre: Saber querer, saber osar y sobre todo callar. No deben olvidar que Yo soy es la vida, la sustancia, la inteligencia y la actividad, el Poder I’am te permite unirte al padre, al dios íntimo, a tu dios personal. Las actividades para lograr esta unión son personales, y requiere de mucha constancia y fe.

La diferencia entre los decretos del yo soy con la oración, es que al unirte con tu dios interno mediante al ejercicio del Yo soy, es que percibes la respuesta de manera más franca con uno más que con el otro, la oración es más impersonal y menos exigente, el Yo soy es personal y te exige mucho, mucho de ti mismo, porqué no estás acostumbrado a oírte, oras y decreta en la fe de que tu mismo tienes la energía divina, mediante la cual podrás entrar al cielo en la tierra, el Yo soy es el trabajo de tu conciencia entre la luz y la vibración, la sustancia mediante la cual dios creo el cielo y la tierra, la naturaleza obedece a esta esencia sin presión, es su esencia, el hombre es el único que tiene que encontrarse dentro de sí mismo para poder ser, a pesar de que tiene la solución a sus endechas, puede volver a caer en la tentación de ser otro al que no es y usar la energía del Yo soy para no ser, pues la energía es sumisa a las modificaciones de la inteligencia.

En Saint Germain encontramos la esencia del Yo soy, en el libro de Oro podemos identificar la magnificencia del poder de Dios en acción, cuando decretas el yo soy, estás poniendo en cauce las energías del universo en ti, parafraseando a Saint Germain, el libro de Oro, Capitulo I. La vida, en todas sus actividades, dondequiera que ella se manifieste, es Dios es acción.

Es por la falta de conocimientos en la forma de aplicar el pensamiento-sentimiento, que los humanos están siempre interrumpiéndole el paso a la Esencia de Vida. De no ser por esa razón, la Vida expresaría su perfección con toda naturalidad y en todas partes. La tendencia natural de la Vida es Amor, Paz, Belleza, Armonía y Opulencia. A ella le es indiferente quien la use y continuamente está surgiendo para manifestar de más en más su perfección, y siempre con ese impulso vivificador que le es inherente. «Yo soy» «Yo soy» es la actividad de la Vida.

¡Qué extraño es que los estudiantes más sinceros no siempre lleguen a captar el significado verdadero de esas dos palabras! Cuando tú dices «Yo soy», sintiéndolo, abres la fuente de la Vida Eterna para que corra sin obstáculos a lo largo de su curso; en otras palabras, le abres la puerta ancha a su flujo natural. Cuando dices «Yo no Soy», tiras la puerta en plena cara de esta Magna Energía. «Yo soy» es la plena actividad de Dios. Te he colocado frente a frente infinidad de veces la Verdad de «Dios es acción».

 Quiero que comprendas que la primera expresión de todo ser individualizado en cualquier parte del Universo, bien sea en pensamiento, sentimiento o palabra, es «Yo soy», reconociendo así su Propia Victoriosa Divinidad. El estudiante, al tratar de comprender y aplicar estas potentes, aunque sencillas leyes, tiene que mantener una guardia estricta sobre su pensamiento y expresión, ya que cada vez que uno piensa o dice «no Soy», «no puedo» o «no tengo» está ahorcando la Magna Presencia Interior, consciente o inconscientemente y en forma tan tangible como si se colocaran las manos alrededor del cuello de alguien; sólo que con respecto a una forma exterior el pensamiento puede hacer que la mano lo suelte en cualquier momento, mientras que cuando uno hace una declaración de no ser, no poder o no tener se pone en movimiento la energía ilimitada que continúa actuando hasta que uno mismo la ataja y transmuta la acción.

 Esto te mostrará el enorme poder que tú tienes para calificar, determinar u ordenar la forma en que quieres que actúe la gran energía de Dios. Y te digo, amado estudiante, que la dinamita es menos peligrosa. Una carga de dinamita sólo desintegrará tu cuerpo, mientras que Los pensamientos ignorantes lanzados sin control ni gobierno atan a la rueda de la reencarnación indefinidamente, o sea que, mientras dure un decreto sin atajar, sin transmutar o disolver, continúa imperando per sécula seculorum, ¡y por disposición del propio individuo! Por esto verás cuán importante es que tú sepas lo que estás haciendo cuando usas expresiones incorrectas impensadamente, ya que estarás empleando el más potente y Divino Principio de Actividad en el Universo, o sea, el «Yo soy».

No comprendas mal. No se trata de una expresión o idea oriental, extranjera, vana, liviana, ni de ninguna exageración. Se trata ni más ni menos que del más alto Principio de Vida usado y expresado a través de todas las civilizaciones que hayan existido. Recuerda que lo primero que toda forma de vida consciente de sí misma expresa, es «Yo soy». Es mucho más que «yo existo». Es después, en su contacto con lo exterior, con actividades incorrectamente calificadas, que él comienza a aceptar cosas menores que «Yo soy».

En la forma en la que te veas o te juzgues, es la forma en que el universo te responde, no agregues palabras de pobreza a tu lenguaje, la pobreza fue vista de manera romántica para los amantes del negocio basado en la ignorancia, puedes despertar el poder I’am que tienes en ti, obtendrás la libertad tanto anhelada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *