Despertar Poético

Despertar Poético

Historias Fantásticas V. Balam Quitzé y los tesoros de las cuevas.
Aquellos que no están abiertos a lo desconocido, difícilmente entenderán el verdadero sentido de los mitos, solo los que tienen la mente despierta sabrán la veracidad que trae toda historia que es narrada de manera oral y que llega a nuestros días con un dejo de misticismo, los invito, a que hagan un ejercicio de introspección y se pregunten internamente ¿Quién soy? ¿A dónde voy? ¿Cuál es mi misión?, y que sus respuestas se las den en todas sus aristas, no solo respondan que son fulano o zutano, hijo de mengano, sino que se pregunten ¿Quién eres tú, en el plano del universo?, ese ser energético que vive una vida “común” o “normal”, como la quieras definir, pero que en ocasiones tienes eventos “anormales” “fuera de lo común”, escuchas voces, ves imágenes, sueñas premoniciones, ves fantasmas, duendes, muertos, dioses, animales fantásticos, y crees que es solo tu imaginación, que sí de alguna manera lo divulgas te tacharán de loco, de brujo, te satanizarán, y te preguntarás ¿Por qué a mí?, si no quiero ver, no quiero oír o no quiero sentir, yo te diría que todo lo que te pase a ti, considerado normal o no normal, es algo que tu tienes destinado a trabajar, es algo propio, es un don, lejos de un maleficio, muchas personas en su fuero interno quisieran por ejemplo tener el don de hablar con los muertos, principalmente con aquellos que tuvieron a bien conocer y que sienten un apego enorme, quisieran poder hablar con sus padres, sus abuelos, con sus hijos, con sus esposos una vez muertos, solo para perdonarse todo aquellos que en vida no tuvieron el valor de hacer, y cuando el universo o dios les concede el don, se espantan y lo velan, le ponen miles de obstáculos para no ver, o para no oír, por ello los filósofos le llamaron la oscuridad de la mente, que se da cuando no aceptas aquello que desconoces, y sufres cuando lo ves, y es solo porqué no has hecho el ejercicio de introspección que te llevará a la respuesta de quién verdaderamente eres, un ser que tiene la partícula de dios en sí misma, un ser que tienen todos los dones que dios tiene, pero que le cuesta trabajo entender con la mente lógica, y es comprensible, la mente lógica no está preparada para el siguiente nivel de entendimiento más allá de la ciencia, más sin embargo, hay maneras de manifestar la lógica desde otra perspectiva, no tan científica, pero que puede ser explicada desde la ciencia, y que te puede ayudar a que esos dones que tienes sean entendidos, abrazados y exponenciados, ¿Se imaginan ver y escuchar en todas las dimensiones conocidas? Sin temor, ¿Se imaginan poder ver las intenciones de las personas con solo ver la energía de su cuerpo, sin siquiera verlo a los ojos, sin ver sus manos, sin revisar si trae algún objeto contundente, sin siquiera hacer un psicoanálisis?, ¿Se imaginan que puedan compartir espacio tiempo con una energía poderosa que te guía y guarda y puedas caminar sin temor, y que la puedas ver y puedas platicar?, suena extraño, pero no para todos, a pesar de que todos podemos hacerlo, bastará que lo creas, lo decretes y trabajes en congruencia, paso a paso el universo o dios te permitirá usar los dones que niegas tener, que te dijeron alguna vez que no tenías, que solo las personas indeseadas podrían hacerlo, y los usaban para generar maldad. Cierto día, no recuerdo la fecha precisa, nos reunimos unos amigos y yo, para hablar de las personas que tienen despiertos los dones, e inquisidores como somos los humanos que no los tenemos los ponemos a prueba, con la intención de lograr encontrarles alguna falla, algo que los delatara y los hiciera ver como charlatanes o como simples mortales llenos de imaginación, esto último es lo que más me gustaba, para no pensar que estaba frente a personas mal intencionadas que usaban su inteligencia para dañar, así que enfoqué mi visión más en tener cerca de mí a personas con una imaginación increíble, al final, la imaginación ha hecho famosos a muchos intelectuales como a la escritora J. K. Rowling, con sus relatos fantástico de Harry Potter, que ciertamente tienen algo de veracidad dentro de ellos, dentro de la imaginería hay algo que es real, y puede ser comprobado; una vez reunidos incitamos a estás personas a que usen sus dones a propósito de acrecentar nuestro conocimiento y les ponemos pruebas que podemos comprobar dentro de la literatura común, por ejemplo que nos hable algún personaje de la historia y nos cuente su propia versión de la historia, el personaje debe ser alguien de trascendencia y reconocido en los libros, que haya un rastro escrito, así le decimos a Amalia que pregunte sobre algún acontecimiento en una región alejada de nosotros, que estando acá sea difícil reconocer en nuestro cultura común, pero que podamos entrelazar entre el mito y los paisajes o lugares en la actualidad, ella contenta dijo que platicaría con el rey Tariacuri, Sacerdote del Viento de los Purépechas, unificador del imperio, y le pedimos que nos comunicara un relato de algún ser más antiguo que él, que pudiéramos nosotros tener alguna referencia histórica, pero que no fuese de nuestra región, que no fuera del reino Purépecha, del que teníamos más información, así habló el Rey Tariacuri con Amalia, el primero un ser energético, el segundo también, pero con cuerpo físico:
“En la actualidad existen centenares de cuevas en todo el territorio que ocuparon los antiguos mayas, algunas tienen poca profundidad, mientras que otras son tan extensas, que son túneles o caminos subterráneos realizados por misteriosos motivos, ninguna de estas cuevas deja de contar con su propia leyenda. Siempre cuenta de los extraños personajes que las habitaron en tiempos antiguos, en varias de estas cuevas se ven luces por las noches, varias veces al año parecen descolgarse de sus techos, al mismo tiempo que se escuchan tenebrosos lamentos surgidos de las entrañas de ellas, se dice que son las almas de los cuidadores de los tesoros ocultos. En una de estas cuevas hace muchos años se refugió un viejito ermitaño, que fue el último de los mayas puros que se alejó del mundo al no poder aceptar la maldad humana, antes de morir, profirió una maldición contra todo aquel que se atreviera a profanar su tumba, solo uno podía entrar en aquella cueva, y sería quien fuese la reencarnación de Balam Quitzé, el de la actualidad, nadie más. Esta leyenda ha ido pasando de generación en generación, esperando al hombre que será digno de entrar; ese hombre es Balam Quitzé y nadie más puede entrar en esta cueva, que está ubicada en Guarunto, Honduras, ella, es famosa, junto con otra que permanece oculta en la maleza, y a la que tampoco nadie se atreve a entrar por temor a los guardianes, se dice que esa cueva guarda los instrumentos musicales sagrados y otras cosas de los antiguos mayas, aquellos que compartían el territorio del Anáhuac, que son ídolos o recipientes de barro llenos de oro y restos humanos, ha habido personas que intentan infructuosamente la búsqueda de las reliquias, las personas del pueblo los llevan hasta la entrada a las cuevas, pero no han podido encontrar el tesoro, hay aún gente indígena que en la actualidad cuida las cuevas, pero ya no quieren llevarlos, se les hace infructuoso el recorrido, saben que solo una persona lo puede sacar, así que tranquilamente se sientan a esperar al personaje que sea digno de entrar a ellas, saben que él existe y que vendrá en estos días, a aquellos presurosos y valientes que se atreven a acercarse, lo espantan diciéndole que allí habita Piuya Soura, que significa un Ser Malo, con solo nombrarlo, desisten de su tarea, regresando a casa con las manos vacías, pero con el ánimo elevado, por haberse atrevido a acercarse a las moradas del mal y salir ileso.
Lo cierto es que hasta hoy nadie ha podido entrar en esa cueva, debido a que los nativos guardan celosamente el secreto que a nadie se le ha revelado, hasta que se acerque el elegido: Balam Quitzé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *