Despertar Poético 

Autor:​​​​​José Luis Valencia Castañeda

Fecha:​​​​julio 20 del 2022

Cambio generacional

Es común escuchar cuando les haces una recomendación a los jóvenes sobre su comportamiento, decir que está fuera de tiempo lo que pides, no está en onda, es de viejitos, que está fuera de contexto, y me pongo a reflexiona si tienen razón y me pregunto: ¿Es correcta su apreciación?, y el probable es que sí. Es posible que lo digan porqué en verdad está uno viejito o al menos tienes más edad que ellos y eso te da esa connotación y ellos sienten que no debemos ofrecer otro panorama, que el necesario acorde a su edad, que les basta con su vida y que tienen todo el tiempo disponible para cometer todos los errores posibles, y están dispuestos a cometerlos y nada, ni nadie los va a detener.

Y nosotros, viejos como somos, como estamos (desde luego supongo que hablamos de esa dualidad y los que nos sentimos viejos estamos en las mismas condiciones), ya hemos vivido muchas experiencias y hemos cometido muchos errores y nos sentimos con autoridad de explicarles las consecuencias de esos errores, ya nos la sabemos, pero los jóvenes, solo ven a personas viejas tratando de limitar sus proyectos, por inocuos que parezcan ¡Total! Hay proyectos inútiles que venden, así que solo ven a viejos decrépitos tratando de detener el proceso de crecimiento de un joven en construcción.  

Sí, puede ser mucho de esto, pero también es una manera de decir “no molestes”, que estamos tratando asuntos de jóvenes, entre jóvenes, así que váyanse a un lugar donde puedan hablar con personas de su edad, de asuntos de viejos… y ¿Qué lo provoca? Si los seres todos somos iguales, algo hay que pareciera nos separa entre las personas muy jóvenes. Los jóvenes, los adultos y los ancianos, parecen brechas muy grandes, a las cuales siendo muy jóvenes ni idea tenemos de que podamos llegar, a pesar de que la expectativa de vida ha aumentado y que la ciencia nos ayuda a vivir más años, para mí, hoy, sería más conveniente que los jóvenes aprendieran de los viejos y no cometieran los errores que ellos ya cometieron, y cometieran otros que los ayudaran a crecer.

Pero no funciona así la mente humana, todos nos lanzamos al ruedo de la vida tratando de comérnosla a grandes mordiscos y la realidad nos golpe muy fuerte si no tienes la capacidad de entenderla, si no tienes lo que llaman madurez, y pareciera que las deficiencias y patrones de conducta se repiten, por los siglos de los siglos, pues las conductas que hoy vivimos, ya las vivieron antes.  

Platón lo menciona en sus escritos, cuando señalaba que la sociedad estaba descomponiéndose, los hijos ya no respetan a los ancianos, viven de fiesta y disfrutan del alcohol y la depravación, mientras que las mujeres han dejado de lado la atención del hogar y se comportan como los hombres, compitiendo, como si se tratara de una lucha de poder. El poder se ha corrompido, solo se manifiesta para obtener dinero.Algo similar a lo que sucede hoy. Sabemos que ese es un ciclo de crecimiento de las personas en la sociedad y debemos entenderlo así, para que el crecimiento previo sirva de zócalo para el crecimiento propio.

Hoy, el crecimiento personal no se entendería sin laparticipación de la inteligencia artificial y el uso de computadoras en todos los artefactos de uso cotidiano. Esa es la fortaleza que los jóvenes usan para mofarse de los viejos y soslayando la demás experiencia, la experiencia que da el entendimiento de la vida, nosotros los viejos, y pueden intervenir en su uso, como si fuesen ellos los verdaderos inventores.Eso les da poder moral para tratar de intervenir en todo aquello en lo que los viejos no pueden, incluyendo en las conversaciones, algo impensado antaño. 

Pues en nuestra juventud no participábamos de lasconversaciones de los viejos, era una falta de respeto y se tenía que respetar, mientras ellos conversaban de sus asuntos, a los jóvenes nos dejaban hacer nuestras cosas. Así considerábamos que no era importantepara nosotros, ni útil participar con ellos en ese momento, ya nos llamarían cuando fuese necesario.También era que ellos no estaban interesados en nuestras conversaciones, se les hacían insulsas y ahora entiendo que ninguno tiene razón, ni los viejos, ni los jóvenes.  

La participación de ambos en la vida se debe dar en armonía y que lo que ven es solo una forma de ver la vida acorde a la experiencia que estamos viviendo y que apreciar la vida favorable o no dependerá de la acumulación y uso adecuado de la información que tenemos. Entendemos que los jóvenes tienen menos porque su vida ha corrido menos, puede ser entendible y acercarse a los viejos sería una buena opción para aprender sus formas de vida, entender cómo resuelve sus problemas de manutención, sus problemas de comunicación en familia y sociedad, su forma de abordar los problemas comunes y los personales.

En los viejos puedes encontrar el eslabón que te falta para dar el salto con paz hacía el adulto, así que entiendo que los jóvenes hoy tienen muchas ventajas, pero no han sabido canalizarlas adecuadamente, por ejemplo, la información está al alcance de todos, libre y extensa, ya no tienes que invertir miles de horas en bibliotecas, tomando cientos de libros para tener una información a la mano y siguen teniendo la misma ignorancia cultural que nosotros en nuestra época, y lo mismo que antes, la diversión está disponible para quien quiera desperdiciar el tiempo holgadamente.

 

La misma facilidad tiene al usar la tecnología, y allí si invierten miles de horas viendo pequeños videos entretenidos, antes usábamos las canchas, las fiestas, los lupanares para desperdiciar el tiempo, era más complicado, pero se podía, las bibliotecas eran escasas. Así antes como ahora, el que quiere información invierte tiempo buscándola, antes yendo hasta donde estaban los libros, hoy, buscándola ante miles de distractores y de información falsa. Algunos ya entendimos el plan de los mercados, que inventaron la diversión y los distractores para vender, mientras que la información útil y verás no vende, y pareciera que es lo contrario, que solo son para personas solitarias, elitistas y sectarias, no saben que la información, es solo eso: “información”, que nos servirá para ser sabios, no inteligentes, la inteligencia es el siguiente paso de aquel que acumula mucha información. 

El sabio es aquel que la digiere y la usa de manera humana, a favor de la humanidad, ayudándola, sirviéndola, si quieres para obtener el poder y ejercerlo con justicia o con manipulación, como sucede hoy.Muchos de los que están en el poder tienen mucha información y la usan para manipular, y las generaciones de hoy se quejan, pero no investigan, juzgan, pero no reaccionan, se siguen lamentando, al igual que lo hacíamos antes. Al final, la única diferencia es que tenemos más o menos edad.  

A pesar de que los patrones de conducta se van alineando en pares, que son personas que comparten la misma edad, entendemos que en todos los cambios generacionales hay líneas que se entrecruzan, nunca el cambio se da de tajo, todo es gradual, se va diluyendo para que la sensación de vacío no se sienta y las personas sufran por ello. Los grandes cambios hoy se conforman por las modificaciones de la tecnología, pero también se da en todos los aspectos:técnicos, sociales, espirituales, emocionales, que se manifiestan en toda la creación, o en todo el entorno donde se desarrolla, ya que una acción del hombre o de la naturaleza modifica todos los patrones de conducta, tanto en humanos, como animales y plantas.

Así que cualquier cambio se replicará en todos los demás de manera gradual, por ejemplo, si hay una guerra, sufren todos los seres vivos, participen activamente o no, habrá muerte de humanos, animales y plantas. Si hay una erupción volcánica, donde haya humanos viviendo en sus cercanías, pasará lo mismo, morirán personas, animales y plantas. Generalmente entendemos que los cambios generacionales los entendemos como la forma en cómo se comportan entre grupos de edades y del cómo piensan los hijos respecto de los padres y de los abuelos y viceversa, y eso solo es parte de la apreciación, pues todo se replica, acorde a las leyes herméticas, en todos los planos y en todas las dimensiones, en los equipos técnicos se puede observar mucho, porqué son obligados a cambiar por cuestiones de negocio, por intereses. 

¿Más, qué obliga a las personas a cambiar? Pareciera que solo es la necedad y el deseo de llevar la contraria, el de repelar por ser jóvenes, creyendo que sus idea en formación es la vía correcta, porqué están más adaptados a los cambios tecnológicos que sus padres que están más adaptados a los suyos y la percepción de la modernidad que define el cambio generacional del común, es solo el manejo de información y de la técnica actual y que se le han dado nombres basados en los patrones de conducta o de acontecimientos que comparten y desde que se inició la identificación de las generaciones, se han enlistado seis:

La primera se le denominó, la generación silenciosa, para las personas nacidas entre los años 1928 y 1945, le siguió la segunda, llamada la generación baby boomers; la conforman las personas nacidas entre 1945 y 1964, la tercera se llamó la generación X, para los nacidos entre los años 1965 y 1981, le sigue la generación Y, o millenials, para los nacidos entre 1982 y 1994, la siguiente generación se le denominó Z, para las personas nacidas entre 1982 y 1994, a la generación actual se le llama Alfa, a los nacidos posterior a 2010, todas estas generaciones modificaron sus patrones de conduta acorde a las condiciones sociodemográficas, y seguirán cambiando, pues el mundo cambia día a día. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: