Despertar Poético

Historias excepcionales.

Autor:​​​​​José Luis Valencia Castañeda


Historias excepcionales.

1 – Cráneo reptiliano

Llegó a mis manos un cráneo de cuarzo azul, con inscripciones que asemejan al tipo de escritura o geoglifos Mayas, parecía un cráneo extraterrestre, por sus rasgos. Eso me hace reafirmar la idea de que las razas extraterrestres han habitado estas tierras y han ayudado algunas a que los hombres crezcan, pero otras no. Otras han hecho que el hombre se destruya. Al investigar un poco sobre el cráneo, señala que perteneció a un grupo de viajeros que venían huyendo de su planeta, por las intensas guerras que sostenían con otras razas igual de poderosas. El poder que tenían era tan grande que podían destruir planetas completos, así les sucedió a los portadores del cráneo azul.

Dice nuestro informante: “Nuestro Planeta fue destruido, pues contábamos con mucho oro, que los reptilianos deseaban, y eso nos generaba problemas, había muchas peleas por este motivo. Cuando fue destruido nuestro planeta, el oro cayó en la tierra, enseguida vinieron muchos de nuestros habitantes en búsqueda del oro caído. Al principio fue muy intensa nuestra búsqueda, después ya no lo hicimos y nos retiramos, entendimos que, si se llevaban todo el oro de regreso, volverían a tener problemas con la otra raza, así que decidimos dejarlo aquí en la tierra. 

Si alguien de ustedes invierte tiempo, pueden encontrar algunos de los lugares donde están depositados, por ejemplo, cerca de San Miguel de Allende, en esta tierra hay una puerta, que lleva a una ciudad perdida. Allí está el tesoro, que nunca ha sido visto por ojos humanos, 3 dioses los cuidan, o sea son tres portales ¿Cómo localizarlo? En San Miguel de Allende, por el puente del sur, se juntan los tres picos, en un barranco. Allí está la entrada.

Jaluchi Joli

Un ser extraño se ha presentado ante nosotros, camina dentro de una caverna o cueva, en la mano lleva una vara que, en la parte alta, la que apunta al cielo, tiene un aro, el aro tiene alrededor unas piedras que brillan muy bonito, llegó a una cámara, se paró frente a una tumba y la abrió, levantó la vara y se vieron muchas luces en lo alto.  El personaje que estaba en la tumba, se levantó, con él llegó mucho humo y oscuridad, salieron de la cámara, salieron de la cueva, afuera le salió al encuentro otro personaje, viste de blanco, el cabello también es blanco y largo.

El hombre de blanco bajó cerca de las pirámides de un pueblo Maya, dejaron un Jaluchi Joli en una taberna del lado oriente y dijo. 

– Balam escucha a tu pueblo, estos tuvieron guerra contra tu pueblo, sin embargo, las almas de ellos juntas están como antes, Iktlá y Tlalticunen sus luces para ver la dimensión del Orión, allá está una senda que conduce a la Kokalte.

El Jalauchi Joli es una vara de poder, la que unirá a los pueblos una vez idos y que podrá unir a los pueblos en transición. Los pueblos deben se hermanos, Balam busca desesperadamente hermanarlos, su tarea no es sencilla, porqué muchos han sido parasitados y quieren vivir en las emociones, en el dolor y la muerte, abandonar la felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: