El efecto del cubre bocas en la piel

El efecto del cubre bocas en la piel

-Como evitar el acné por el uso de cubre bocas.

Por: Marina Vilchis Herrera.

Usar cubre bocas te ayudará a prevenir el coronavirus, así como a evitar el contagio a una población vulnerable, si se sufre la enfermedad de forma asintomática. Desafortunadamente, su uso a largo plazo puede provocar acné y otros problemas en la piel, como dermatitis e irritaciones. En teoría, todo tipo de piel tendrá una variación de irritación al utilizar cubre bocas. Muchos sentirán irritación por la fricción o presión del material y otros desafortunados notarán brotes de acné más frecuentes.

El cubre bocas se ha convertido en tu accesorio de cajón, no importa cuál sea tu plan o actividad, será tu fiel compañero en la adversidad. Su misión es protegerte de contagiar y ser contagiado, pero la presión y el roce constante que tiene con tu piel puede provocar irritación y la aparición de imperfecciones.

El dermatólogo David Herrera Ramírez, nos explica sobre los problemas que puede ocasionar portar el cubre bocas en las personas. Los principales inconvenientes son el acné y la dermatitis, por lo que es recomendable cambiarlo dos veces al día.

¿Por qué los cubre bocas provocan irritación? Las mascarillas atrapan la humedad, el sudor, el aceite y la tierra cerca de la piel. Las imperfecciones resultantes pueden incluir acné, folículos inflamados, irritación, dermatitis de contacto, rosácea, vasos sanguíneos rotos, etc. Lo peor de todo es que las cosas que hagas mientras usas cubre bocas podrían empeorar el problema.

Ya que las mascarillas tienden a moverse, continuamente estamos tocando nuestro rostro para ajustarlas, dejando polvo y otros irritantes en la piel. Además, movemos la mascarilla al comer o tomar café y cualquier fricción empeora la irritación. Incluso el simple acto de ‘respirar’ es una complicación. Al respirar o hablar, aumentamos la humedad, lo cual cambia el ph natural de la piel. Esto aumenta el crecimiento de bacterias y propicia el desarrollo del acné, entre otras condiciones de la piel.

Aunque tu relación con el cubre bocas no sea perfecta, no puedes, ni debes, romper con él. Lo que sí puedes y te recomendamos hacer es seguir los siguientes consejos para prevenir y mantener tu piel libre de infecciones dolorosas.

1. Disminuye la cantidad de maquillaje en la zona.

Con la humedad que se produce por el uso del cubre bocas las bacterias se acumulan en la piel y el uso del maquillaje puede incrementar su proliferación. Lo ideal es que evites totalmente utilizar productos cosméticos en el área de la mascarilla o al menos disminuir la cantidad que aplicas diariamente.

 2. Utiliza productos gentiles en tu rutina.

Por el momento descarta de tu rutina aquellos productos que tengan activos fuertes. Su aplicación, combinada con la fricción ocasionada por el cubre bocas, puede causar inflamación, irritación y resequedad. Puedes sustituirlos por agua micelar o geles de limpieza, ya que son más gentiles con tu piel.

Tratamientos como los peelings e incluso algunos menos agresivos, como la exfoliación, no son recomendables en esta nueva normalidad. El constante roce de la mascarilla con los poros de tu piel puede ocasionar que la irritación ocasionada por el proceso se agrave. Suspende este tipo de tratamientos o únicamente realízalos cuando estés completamente seguro de que no necesitarás usar la mascarilla en días posteriores.

3. Evita someter tu rostro a procedimientos agresivos.

 4. Crea una barrera protectora con hidratante.

La fricción hace que la capa protectora de tu piel desprenda el agua natural con la que cuenta, por lo que puedes comenzar a notar sequedad e inflamación. Se recomienda aplicar una crema hidratante para proveer una especie de barrera que reemplace la barrera natural que se ha visto afectada.

5. Date un respiro.

Cada dos horas libera la presión del cubre bocas en tu piel. Aléjate a un lugar donde estés solo y descubre tu rostro por unos minutos, recuerda siempre hacerlo utilizando los resortes de tu mascarilla y sin tocar la superficie que protege tu boca.

6. Mantente en contacto con tu dermatólogo.

Si notas que el malestar en tu rostro no mejora, lo recomendable es solicitar una opinión profesional. No te auto mediques, ni apliques productos que puedan complicar la situación. Un dermatólogo te guiará por el camino adecuado a la piel.

Busca un cubre bocas con capas de material transpirable, como el algodón, que será menos irritante que las telas más pesadas y herméticas que aumentan la sudoración facial. Y evita los que tengan adhesivos o pegamento que toquen tu piel directamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *