La explotación y el abuso sexual infantil en línea

Por: Marina Vilchis Herrera.

El abuso y la explotación sexual infantil en línea, involucran el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, como medio para abusar o explotar sexualmente de niños y niñas. La psicoterapeuta Marlen Hernández Gracián nos explica de que se trata y los factores que intervienen en dichas conductas sociales. 

El abuso sexual infantil se define como contactos o interacciones entre un niño y otro, de más edad o con más experiencia, o un adulto (un extraño, un hermano, una hermana o una persona en posición de autoridad, como el padre, la madre o un cuidador), en los que se utiliza al niño o niña como objeto para satisfacer las necesidades sexuales del niño mayor o del adulto.

Estos contactos o interacciones se cometen contra el niño o niña mediante el uso de la fuerza, engaños, sobornos, amenazas o presión. Laexplotación sexual infantil implica el abuso sexual u otros actos sexualizados que involucran niños o niñas y que suponen algún tipo de intercambio (por ejemplo, afecto, comida, drogas y refugio). Las personas que desarrollen  este delito cometen abusos o intentan abusar de, una posición de vulnerabilidad, una relación de poder desigual o una relación de confianza con fines sexuales, para obtener beneficios económicos o de otro tipo.

·         Tipos de explotación y abuso sexual infantil en línea

Captación de niños por Internet con fines sexuales

También conocida como seducción de niños o grooming. Puede describirse como la práctica mediante la cual un adulto ‘se hace amigo’ de un niño o niña (a menudo por Internet, aunque también fuera de línea y no debe descuidarse) con la intención de abusar sexualmente de él o ella.  Las investigaciones y los datos disponibles muestran que la mayoría de agresores que incurren en la captación de niños son varones; las mujeres, en menor medida, captan niños o niñas con fines sexuales o para seducirlos.

En los casos típicos, el proceso de captación de niños se da por etapas, comenzando con la selección de la víctima. Cuando están en línea, los niños y niñas participan en una variedad de plataformas de medios sociales y de aplicaciones de comunicación que los agresores pueden aprovechar para obtener acceso a sus cuentas.

Los agresores eligen a la víctima en función de su atractivo (determinado por los deseos del agresor), la facilidad para acceder a ellos (por ejemplo, si la configuración de privacidad de los sitios web, las plataformas y las aplicaciones que las víctimas utilizan están desactivadas o configuradas de manera inadecuada) o sus “vulnerabilidades” (por ejemplo, si publican mensajes sobre aislamiento o sobre sentimientos de incomprensión).

Antes de explotar o abusar sexualmente de la víctima, el agresor evalúa el riesgo de ser detectado (por ejemplo, preguntando a la víctima si sus padres u otras personas revisan sus cuentas o sus dispositivos electrónicos), le comunica sobre la exclusividad de su relación y la necesidad de mantener el secreto. Sin embargo, puede haber excepciones en la manera de realizar estos acercamientos.

El objetivo final de la captación de niños por Internet es explotar o abusar sexualmente de la víctima, ya sea en línea (por ejemplo, manipulando o coaccionando a la víctima para que se tome una imagen o grabe un video sexualmente explícito y se lo envíe al agresor), o fuera de línea (por ejemplo, reuniéndose en persona con la víctima para abusar sexualmente de él o ella).

Material con contenido de abuso y explotación sexual infantil

Se denomina pornografía infantil a toda representación, por cualquier medio, de un niño o niña involucrado en actividades sexuales explícitas, reales o simuladas, o toda representación de las partes genitales de un niño con fines primordialmente sexuales, así como la utilización de un niño o niña para crear tal representación. Dado que lo que se muestre en el material es el abuso sexual de un niño o niña y no actividades sexuales, se prefieren los términos materiales con contenido de abuso sexual infantil o material con contenido de explotación sexual infantil con el fin de eliminar cualquier connotación que pueda rodear el uso del término pornografía. Las leyes regionales relacionadas con la explotación sexual infantil han diferenciado el material con contenido de abuso sexual infantil de aquel en que se muestra explotación sexual infantil.

El material de abuso y explotación sexual infantil se distribuye por medio de correos electrónicos, mensajería instantánea, salas de chat, redes de intercambio de archivos entre pares). El material de explotación y abuso sexual infantil también se intercambia en sitios web protegidos con contraseña, anuncios y foros.

Emisión en directo de abuso sexual infantil

Es la transmisión en tiempo real de abuso sexual infantil a espectadores en lugares distantes.  La emisión en directo de abuso sexual infantil se realiza en salas de chat en línea, plataformas de medios sociales y aplicaciones de comunicación (con características de videochat).

Los espectadores de las emisiones en directo de abuso sexual infantil pueden ser pasivos (es decir, pueden pagar para ver) o activos, es decir, se comunican con el niño o niña, el abusador sexual o el facilitador del abuso sexual infantil, y solicita que se realicen actos físicos (por ejemplo, estrangulamiento) o actos sexuales específicos al niño o niña o que este lo realice.

La participación activa del espectador se conoce como abuso sexual infantil a pedido y puede ocurrir antes o durante la emisión en directo del abuso sexual. Aquellos que participen en la emisión en directo de abuso sexual infantil también podrían ser acusados de producir o poseer material con contenido de abuso sexual infantil. Se pueden utilizar programas informáticos para grabar la emisión en directo de abuso sexual infantil o se pueden capturar imágenes del abuso sexual infantil durante su transmisión.

Los agresores podrían conservar esta grabación o estas imágenes para su colección propia o para compartirlas con otras personas.

Se han utilizado, transferencias de dinero, servicios de pago en línea, depósitos en cuentas bancarias y tarjetas de débito o crédito para pagar por emisiones en directo de abuso sexual infantil

Cómo contrarrestar la explotación y el abuso sexual infantil en línea

Todos y todas podemos ser víctimas de la explotación sexual en línea, sin embargo, esto no significa que no podamos navegar en Internet tranquilamente y sacarle el mejor provecho a esta herramienta que nos brinda grandes cantidades de beneficios, entre ellos, conocer personas nuevas. Como cibernautas debemos informarnos sobre la explotación sexual en línea, para así prevenir que nos ocurra este tipo de situaciones.

 Desconfiemos de esas personas que conocemos en foros o chats poco seguros y que nos piden fotografías o videos. También pensemos bien cuando nos pidan información personal, asegurémonos siempre que estamos hablando con personas reales y que si son quienes dicen ser, esto lo podemos comprobar viendo los perfiles, preguntándoles sus datos personales hasta que encontremos algo sospechoso. 

Pero, si en estos momentos estamos pasando por esta situación, lo mejor que podemos hacer es denunciar con las autoridades para que manejen el caso. Recuerda que para hacer este tipo de denuncias es importante que guardes todas las pruebas que tienes, como capturas de pantalla a conversaciones, videollamadas, fotos y videos que demuestren que están siendo chantajeado o amenazado por esa otra persona. Recuerda que denunciar permitirá proteger a otros niños, niñas y adolescentes, que pueden ser víctimas de estas personas malintencionadas. 

Marlen Hernández Gracián

Previa cita (715)131-87-37.

marlen.hdezg@hotmail.com

Moctezuma Ote. #29

Col. Cuauhtémoc C.P61506

Zitácuaro Mich.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *